De Ateos, Hadas y Unicornios

De Ateos, Hadas y Unicornios

Por Pablo Santomauro

Este escrito es una respuesta a un caballero ateo que escribió al blog del pastor Daniel con el propósito de refutar un artículo nuestro relacionado con el ateísmo. Nuestras respuestas están en azul.

Hola, espero que no eliminen mi mensaje, está escrito en forma respetuosa y con argumentos. Espero que no usen la censura

Es cierto, usted tiene argumentos, pero veamos que tan válidos son.

Para comenzar, ateísmo, es la falta de creencia en dioses, y tanto yo como usted somos ateos. Usted no cree en Brahma, Ganesha, Zeus o Viracocha y una larga lista de dioses, la única diferencia es que yo agrego un dios mas a esa lista: el dios judeo-cristiano.

Su definición de ateísmo es una moderna invención creada por los ateos para esquivar la verdad de que es imposible probar un negativo universal. En las últimas décadas han surgido muchas definiciones de ateísmo con la intención de marear la perdiz, pero básicamente el diccionario de filosofía de Edwards define el ateísmo como la negación de la existencia de Dios. En la práctica, este Dios al que se alude no es Krishna, Brahma ni Alá, sino un referencia al Dios bíblico. Es por demás significativo que cuando los ateos salen de debajo de las piedras lo hacen para escribir en blogs cristianos como éste y no en páginas hindúes, budistas, paganas, etc.

En la primera básicamente usted dice que “como un ateo no posee el conocimiento de todo lo existente, no puede hacer una afirmación categórica como la negación de dios”. Este es un “argumento dirigido a la ignorancia” (como la gente no sabe, no es falso, entonces debe ser cierto). Este criterio también se aplica a variados conceptos abstractos como hadas y unicornios, y no significa que sea un argumento sólido. Ningún hecho científico ha sido aceptado solo porque sus críticos no lo saben todo. El decir que no “poseemos todo el conocimiento”, también te incluye a ti. Reconocer que no posees todo el conocimiento, pero afirmas la existencia de Dios, te convierte en alguien que afirma una contradicción lógica.

Creo que usted se equivoca. El argumento no tiene nada que ver con la ignorancia. Repito que es imposible probar un negativo universal, por lo tanto afirmar que Dios no existe es irracional. ¿Puede la ciencia probar la NO existencia de unicornios? Para nada. Todo lo que la ciencia puede hacer es afirmar que se han buscado unicornios por largo tiempo y hasta ahora no se ha encontrado ninguno. En vista de lo anterior, se animan a deducir que nadie puede afirmar que los unicornios existen, pero la ciencia no puede probar que los unicornios no existen.

La ciencia, por su naturaleza misma, no es capaz de probar la NO EXISTENCIA de ninguna cosa, por lo tanto nadie puede decir que la ciencia ha probado que Dios no existe. La ciencia opera bajo el principio del método inductivo, o sea investigando las cosas en el universo y llegando a conclusiones generalizadas acerca de las cosas observadas. Esas conclusiones están fundadas en lo que los científicos encuentran, no en lo que NO encuentran. La única forma de poder decir que algo no existe, es usando el método deductivo, o sea mostrando que hay algo acerca del concepto mismo que es contradictorio. Me temo que no hay nada contradictorio acerca de la creencia en Dios, pero sí lo hay en su postura, ya que afirmar que Dios no existe requiere el atributo de omnisciencia, cosa que no es necesaria para afirmar que Dios existe.

Usted dice que la “única manera de poseer todo el conocimiento es ser omnisciente y omnipresente, en otras palabras, ser Dios”. El error aquí, es que se esta proponiendo la “definición de algo, para probar ese algo (Dios)”. Ejemplificándolo de otra forma es como que yo le diga a usted “¿Alguna vez has visto a un animal grande que exhala fuego? Si es así, entonces viste a un dragón.” ¿Acaso eso probaría que los dragones existen? Siguiendo esa lógica, muchas cosas inexistentes pueden existir.

Una vez más cae usted en el mismo error. Al decir “muchas cosas inexistentes” afirma algo que ni usted ni la ciencia pueden probar, i.e., la no existencia de algo. Sólo en el caso de conceptos contradictorios podemos decir que algo no es real. Por ejemplo, sabemos que no existen los círculos cuadrados porque la noción contradice la lógica, y no necesitamos recorrer el universo o ser omnipresentes para afirmar eso. Una vez más, decir que Dios no existe es ilógico. Ya ve que el que está peleado con la lógica es usted.

Los creyentes al verse ante “una ausencia de evidencias, que son evidencia de ausencia (de un Dios)”, recurren a las “emociones interiores”, que no prueban nada, porque creyentes de diferentes credos, muchas veces incompatibles, las han sentido. Las mismas sensación de “conexión espiritual” que usted ha sentido, seguramente las tienen también los musulmanes o hinduistas. El otro error, es citar frases de su respectivo libro sagrado, cayendo en un argumento circular (X libro lo dice – X libro es infalible – X libro es la palabra de Dios). Agrego también que “el creer en algo”, no es evidencia a su favor, y tampoco el número de los que creen.

Eso de “ausencia de evidencia” es, en su caso, una afirmación prejuiciada. Deja de lado la consideración de las evidencias por la existencia de Dios, las cuales han sido planteadas a través de los siglos y nunca refutadas fehacientemente por los escépticos. Todo su párrafo es un red herring (falacia de distracción) ya que no hemos recurrido a las “emociones interiores” en el artículo, ni hemos usado ningún argumento circular ni hemos afirmado que “creer en algo” es evidencia a nuestro favor. Dicho sea de paso, se me hace gracioso que usted acuse a los cristianos de tomar ventaja de las emociones interiores cuando el ateo lo hace hasta el cansancio: ¿Si Dios existe porque hay tanta maldad en el mundo? ¿Si Dios es bueno porque no impide el hambre y las guerras? Etc., etc.

Los creyentes honestos intelectualmente, reconocen que la idea de Dios no puede ser probado científica ni racionalmente, eso permite decir que Dios no existe, así como usted y yo lo hacemos con otros conceptos abstractos como las hadas y el Ratón Perez, e incluso como lo dije al principio, usted niega la existencia de otros dioses en los que la humanidad ha creído honesta y devotamente. La única diferencia entre usted y ellos, es el “contexto geografico y cultural” en que nació. Si usted hubiese nacido en la India, seguro seria hinduista, o en Iran, seria Musulmán; si hubiese nacido en la Grecia antigua, seria adorador de Zeus, o si hubiese nacido en el Imperio Inca, adoraría a Viracocha.

En esta última ensalada, estamos de acuerdo en que la existencia de Dios no puede ser probada científicamente. Sin embargo es posible presentar evidencia a través de datos científicos (teoría del diseño) y discutir racionalmente la existencia de Dios. Curiosamente, su argumento es un bumerán porque ya hemos demostrado que la ciencia (su dios) no puede probar la NO existencia de un pepino (ni de hadas ni el Ratón Perez). Más que absurda es, por otra parte, la deducción: “eso permite decir que Dios no existe”. La última parte de su párrafo está totalmente fuera de tema.

Reitero, que todo el conocimiento inductivo (que es el proporcionado por la ciencia) es contingente (que puede ser o suceder). Nada de lo que se deduce inductivamente puede ser conocido con absoluta certeza. La ciencia solamente nos proporciona conocimiento que es probablementeverdad, por lo tanto, la ciencia no puede afirmar nada en un sentido absoluto. Si queremos saber algo con absoluta certeza, lo que en filosofía se llama “certeza apodíctica”, debemos utilizar el método deductivo. En este aspecto, tanto la ciencia como el ateo, están lisiados intelectualmente. ¡Y usted se anima a dudar de la honestidad intelectual del creyente!

Agrego aquí para información del lector unos comentarios tomados de un artículo nuestro:

Sabía usted que el ateísmo tampoco puede explicar la existencia del universo? Las opciones que tiene son:

1. El universo es eterno.

2. El universo es una ilusión.

3. El universo se originó de la nada.

Ninguna de las anteriores es sostenible en el mundo de la ideas y la razón:

1. El universo es eterno — Este punto es negado por la propia ciencia.

2. El universo es una ilusión — Esta opción ha sido invalidada en párrafos anteriores.

3. El universo surgió de la nada — El primer principio de la física es: De la nada, nada deriva.

Un niño entiende esto. La falla del razonamiento es demasiado evidente.

La única opción viable es que el universo fue creado, pero esta opción no está disponible para el ateo, porque aceptarla abre la puerta para discutir la existencia de un ser trascendente, infinito, ultra dimensional y todopoderoso. Pero es la opción más lógica.

El ateo no puede vivir en el universo de su propia imaginación. El ateísmo es ilógico e irracional, se refuta a sí mismo. <>

*Este escrito ha sido publicado en este blog con el permiso del apologista Pablo Santomauro.

Este articulo a sido tomado del blog amigo El blog del Pastor Daniel

Publicado por Pastor Damián Ayala.


Pregunta recibida acerca del ateísmo

Preguntas recibidas Acerca del ateísmo

Hola Damián!! Saludos desde Buenos Aires, Argentina, me llamo Juan Carlos. Primero quiero felicitarte por tu blog Activistas de Cristo. Me encantan los temas que tratas y lo bien que los explicas. Como ves en asuntos, quería hacerte una pregunta sobre ateísmo.

Bien, en este último año estuve bastante influenciado por todo el movimiento ateísta que se puede ver en toda la sociedad.

Desde escuelas, televisión hasta en colectivos como se ve en España. Bueno, frente a esto mi fe en Dios se tambaleó bastante, así que quería saber cuáles son sus argumentos para creer en Dios, es decir, por qué usted cree en Dios y rechaza el ateísmo.

Otra cosa quería aclararle. En este último tiempo en el cual me alejaba de la fe en Dios, me sentía bien porque me sentía de algún modo “librado” de lo que me imponían, pero estoy tratando de volver por una especie de “miedo” a equivocarme. Es decir, no quiero alejarme de Dios porque surge en mí el miedo a que, si existe Dios, me castigue como a todos los que no creen. En otras palabras, le quiero remarcar que me desconcierta que mi vuelta a la fe sea estimulada por ese “miedo” y no por el amor hacia Dios.

Saludos, espero su respuesta

Respuesta

Mi estimado Juan Carlos, primero que nada te mando una disculpa por la tardanza a mi respuesta, en estos días he estado con mucho trabajo y he terminado muy tarde.

Te agradezco tu confianza para escribirme, es un gozo el poder comentarte el punto de vista Bíblico.

Mi estimado, lo que te está pasando no es algo raro en el círculo evangélico, esto pasa mucho con las personas que nacen en familias cristianas o desde muy jóvenes sus padres se acercaron al Señor, ¿no sé si este es tu caso?

Todo lo que te está pasando tiene una explicación bíblica y si me permites te lo puedo platicar.

La Palabra de Dios nos enseña que hay 4 tipos de personas que se encuentran en las iglesias y fuera de ella.

Mira lo que la Palabra nos enseña en esta parábola (si puedes leerla desde Mateo 13.1).

Mateo 13.18-23

A) 18 Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador: 19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.

B) 20 Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; 21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.

C)22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

D)23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.

Por lo que veo, tú estás en la opción C) pues toda la palabra que has recibido ha caído entre espinos. La influencia de los afanes de tu entorno la han ahogado al punto de considerar el ateísmo. Te voy a explicar por qué te paso esto, espero poder explicarlo bien.

Las 3 primeras personas de la parábola no son salvas pues han rechazado la palabra de Dios y por consecuencia a Jesús mismo que es el verbo encarnado. Sólo los ubicados en la opción D) han alcanzado la salvación y la transformación renovadora y sobrenatural que El Espíritu Santo hace. Lo bueno es que esto tiene solución.

Mira, te explico, tú comentas que cuando te alejaste de la Fe de Dios te sentiste liberado… eso es por que tú amas el pecado, te deleitas en él y aunque suene algo duro odias la Santidad de Dios, odias lo que Dios ama (la Santidad) y amas lo que Dios odia (el pecado). Tu problema no es intelectual Juan Carlos, tu problema es espiritual, ¡aún eres inconverso!

Mi amigo, espero que esto no te ofenda pues no es mi intención, esto te lo digo con todo el respeto que tú te mereces y con el que te has conducido al escribirme, pero considero que me escribiste para escuchar la verdad.

Dios nos dice en su palabra que cuando una persona se arrepiente sinceramente de amar el pecado, de vivir haciendo nuestra voluntad en contra de Dios, y clamamos a Dios para que nos salve, el Padre nos lleva al Hijo, a creer verdaderamente que Él murió y resucitó para darnos vida eterna, entonces el Espíritu Santo hace su obra regeneradora, (Ezequiel 37.9  Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.).

Esta es una obra sobrenatural que hace Dios y es donde uno nace de nuevo en Cristo.

Entonces Dios nos da:

Ezequiel 36.25-27

A) Esparciré sobre vosotros agua limpia, y

B) seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.

C) 26 Os daré corazón nuevo,

D) y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros;

E) y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

F) 27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y

G) haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

La palabra dice que Dios es el que nos dará estas bendiciones. En este punto el converso tiene una nueva relación con Dios y con el pecado, ahora el converso odia el pecado y ama la Santidad. Una vez nacido de nuevo ya no existirá nada que te pueda arrancar de las manos de Cristo y sabrás con una seguridad absoluta, que Dios es más real que tú mismo.

Mi buen Juan Carlos, es eso lo que te pasa. Así que clama al Dios de la misericordia que te salve y que realice en ti este acto sobrenatural para que seas salvo a través de la obra de Jesucristo.

Es por esta razón que creo en Dios, porque comprendí el gran amor que nos tiene al haber enviado a su Hijo, el único ser humano que venció al pecado y fue sustituto de la paga que toda la humanidad merecemos: recibir la ira de Dios. Solamente Dios podía soportar tal cosa. Creo porque Él me hizo ver la magnitud del pecado en mi vida y la necesidad de creer en su salvación. Creo porque veo la gloria de Dios en todas las cosas, en el cielo, las montañas, la vida, en mi hijo, en mi esposa; nadie podrá crear y hacer las cosas que Dios hizo, simplemente es majestuoso.

Acerca de tener miedo al castigo y por eso creer en Él, la Biblia nos enseña a tener temor a Dios, pero un temor reverente, sabiendo la grandeza de su poder y su potestad (los cuales incluyen el castigo eterno). Lucas 12.5 dice: Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed. En la relación Padre-Hijo, los verdaderos Cristianos tenemos temor de Dios, un temor reverente porque conocemos acerca de su Santidad, sabemos que en su mano está el verdadero poder para la eternidad de todo el mundo. Además, tememos de no velar adecuadamente y por ahí cometer alguna barbaridad y caer en pecado. Dios como el mejor de los Padres, disciplina a los hijos por medio de pruebas para perfeccionar nuestra fe y moldearnos conforme a la imagen de Jesús.

Mi buen Juan Carlos, como si Dios rogase por medio de mí, te ruego en nombre de Cristo: Reconcíliate con Dios y goza de la verdadera libertad…

Dios te bendiga.

Pastor Damián Ayala