¿Es el movimiento gay uno de derechos civiles?

¿Es el movimiento gay uno de derechos civiles?

Column-Dont-compare-gay-rights-civil-rights-AR8UO8L-x-large

Una de las estrategias preferidas por los defensores de la homosexualidad para adelantar su agenda es disfrazar sus esfuerzos como una lucha de “derechos civiles,” comparable a la que tuvieron los negros en Estados Unidos en los años 1950 y 1960.

Pero, ¿esta comparación es justificada? ¿Es ser homosexual hoy día igual que ser negro para los años 60?

______

Desconexiones entre leyes anti-mestizaje y parejas del mismo sexo

Otro problema con esta técnica de esconder la agenda gay detrás de una lucha de derechos civiles es la absoluta desconexión entre “matrimonio” del mismo sexo y las leyes de anti-mestizaje.

Primero, hay una desconexión categórica.

“Mestizaje” literalmente significa “cruzamiento de razas diferentes.” Irónicamente, el hecho de de los homosexuales no se pueden “cruzar” le brinda luz a la carente lógica de su propuesta. Sencillamente, no es relevante que el mismo convenido ha sido utilizado para negar el matrimonio mestizo y el matrimonio del mismo sexo. Sólo es relevante si las circunstancias son las mismas… y no las son. No hay diferencia entre la tez blanca o tez negra porque el color de la piel de una persona es moralmente trivial. Sin embargo, hay una enorme diferencia entre un hombre y una mujer. La raza no tiene nada que ver con el matrimonio. Por otro lado, el sexo es fundamental en el matrimonio. La comparación entre dos personas de diferentes razas y dos personas del mismo sexo, no sólo es errónea, sino engañosa.

Segundo, hay una desconexión de definición.

La propia definición de matrimonio elimina la posibilidad de incluir a parejas del mismo sexo. La palabra “matrimonio” tiene una larga y bien registrada historia; significa: “la unión entre un hombre y una mujer.” Aún en culturas que practican la poligamia, la definición es entre un hombre y varias mujeres. Por lo tanto, mientras que las leyes anti-mestizaje le negaban un derecho legítimo a hombres y mujeres, lo mismo no puede ser dicho de negarle el matrimonio a parejas del mismo sexo. No se puede negar el derecho a algo que no existe.

[Cabe mencionar que el derecho a casarse es uno de los derechos más negados que existen. Las personas que ya están casadas, niños de 12 años, y personas que son familiares cercanos son ejemplos de algunas categorías de personas que se les niega el derecho al matrimonio rutinariamente. Por lo cual, decir que el matrimonio debe ser para cualquiera es un reclamo insensato. Siempre ha habido y, por necesidad, siempre habrá discriminación en las leyes matrimoniales.]

Tercero, hay una desconexión histórica.

Tan temprano como para los tiempos de Moisés, la historia registrada está repleta de matrimonios mestizos. Además, el hecho de que las leyes anti-mestizaje se limitaban a ciertas combinaciones de razas (blancos y negros, por ejemplo), demuestra la inconsistencia lógica y legal de tales leyes. Por lo tanto, a diferencia de los que abogan por los derechos homosexuales, aquellos que lucharon por el derecho de matrimonio mestizo tenían a la historia como su aliado.

_____

Problemas Legales

Algo que se les escapa a muchos que apoyan la homosexualidad en este debate es que a los gays nunca se les ha negado el derecho a casarse. Lo que se les ha negado es el derecho a cambiarle la definición al matrimonio. La corte suprema de Iowa, en su decisión a favor del “matrimonio” del mismo sexo, dijo:

“Es cierto que los estatutos del matrimonio no le prohiben el casamiento a las personas gays y lesbianas. Lo que requiere es que, si se casan, debe ser alguien de su sexo opuesto.”

Ahí está. No sólo está tan claro como el agua, sino que tiene la fuerza de ser una decisión legal: los homosexuales no han sido negados ningún derecho.

Entonces, ¿por qué, pues, los que abogan a favor de la homosexualidad insisten en decir que esto es un asunto de derechos civiles? Porque la persona homosexual no puede cumplir su deseo de tener una relación del mismo sexo y, al mismo tiempo, cumplir la definición del matrimonio.

Pero pensar que esto es posible es absurdo. No hay lógica suficiente como para justificarlo.

Es como si una persona quisiese ejercer su derecho a ser parte de la milicia de su país y, a la misma vez, cumplir su deseo de ser un pacifista. Entonces, esta persona va al tribunal supremo a reclamar y exigir que el gobierno abra una división pacifista de la milicia – con el único propósito de que esa persona pueda ejercer su derecho de ser parte de la milicia y su deseo de no ir a pelear.

_____

Implicaciones reales

Tal vez el aspecto más dañino a esta estrategia de esconder la agenda gay detrás de un movimiento de derechos civiles son las implicaciones que puedan haber. Si la orientación/identidad sexual es la base para (1) la clasificación de un grupo minoritario y (2) base legal para redefinir el matrimonio, entonces se puede abogar para cualquier relación – sin importar la gama de implicaciones que pueda tener. Son los mismo argumentos a favor de la homosexualidad que se utilizan a favor de la pedofilia y la poliamoría. ¿Dónde nos detenemos y a base de qué?

Los que abogan a favor de la homosexualidad detestan contestar esta pregunta. De hecho, so excelentes evadiéndola y burlándose de quienes la hacen, pero nunca contestan algo razonable. Sin embargo, las continuas implicaciones de las decisiones que hagan las cortes son inevitables.

______

La táctica más evidente que es utilizada en contra de los opositores de la homosexualidad es el “bullying” intelectual para silenciarlos. Desde utilizar la burla hasta hacer acusaciones de racismo, los que apoyan la homosexualidad han logrado silenciar a muchas personas con tácticas vacías y lógica absurda.

Tristemente, hemos estado tan ocupados tratando de convencer al mundo que no somos asesinos llenos de odio que se nos olvida que el Emperador no tiene ropa. No hay ninguna razón legal, lógica, moral, histórica ni bíblica para apoyar el “matrimonio” del mismo sexo

Este post fue tomado del blog amigo Verdad y Fe

 Dios los bendiga.


¿Es el matrimonio entre personas del mismo sexo un derecho?

Nota del administrador: Este articulo fue tomado del blog amigo El blog del Pastor Daniel

¿Es el matrimonio entre personas del mismo sexo un derecho?

por Daniel Brito

Introducción

Por cuanto el Presidente Obama se ha declarado en favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, vuelvo a publicar este corto estudio sobre el propósito del matrimonio según las Sagradas Escrituras.

En Agosto del 2008, el Los Angeles Times[1] publicó un artículo titulado “Reneging on a right” (Rompiendo la promesa a un derecho), refiriéndose a la campaña para aprobar la Proposición 8, una enmienda a la Constitución del estado de California que define el matrimonio entre un hombre y una mujer, y fue aprobada en Noviembre de ese mismo año. Según el Los Angeles Times, toda persona tiene derecho a contraer nupcias, pero ellos se referían a que toda persona tiene el derecho de contraer nupcias con otra persona del mismo sexo. Según el artículo, es un derecho.

Nosotros estamos de acuerdo que toda persona tiene el derecho de contraer nupcias con quien quiera, siempre y cuando sea con una persona del sexo opuesto, y tenemos que agregarle otras condiciones que los gobiernos incluyen, como: que no sea un hermano o hermana carnal, que no sea su madre o padre, que no sea con alguien menor de edad, que no sea su tío o tía, etc., etc….

Lección

  1. La Institución del Matrimonio. – La falta de creencia en el único y Verdadero Dios, deja un vacío sobre qué es lo que es malo, y qué es lo que es bueno.
    • Nuestro primer punto es sobre la INSTITUCIÓN más importante que existe en una sociedad y es el MATRIMONIO. Ya hemos estudiado el origen del hombre y de la mujer en ésta clase, hemos podido ver que en la Creación, Dios creó a Adán un ser racional e inteligente, y de el mismo Adán, creó a Eva. O sea, como ya hemos aclarado: Una sola RAZA.
      • En seguida que Dios creó a Adán y Eva, Dios los bendijo y les dijo que se multiplicaran. Es obvio que Adán y Eva tendrían hijos e hijas, y después sus hijos e hijas se casarían entre ellos mismos, y tendrían hijos e hijas. Génesis 1:27-28 dice:
        1. Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó, 28 y los bendijo con estas palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo.“ (NVI)
      • Pero noten también las palabras de Adán, después que Dios creó a Eva, en Génesis 2:22-24:
        1. De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre,23 el cual exclamó: «Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Se llamará “mujer” porque del hombre fue sacada.» 24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.” (NVI)
      • Esas Palabras fueron repetidas por nuestro SEÑOR JESUCRISTO cuando le preguntaron sobre el divorcio. Nuestro SEÑOR respondió que en el principio DIOS los había creado HOMBRE Y MUJER y por eso el hombre se separaría de su padre y madre, y se uniría a su mujer y los DOS serán una sola carne, o se funden en un solo ser. Veamos Mateo 19:4-6:
        1. ¿No han leído —replicó Jesús— que en el principio el Creador “los hizo hombre y mujer” , 5 y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo” ? 6 Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.” (NVI)
    • Analicemos lo que nuestro Texto dice sobre UN SOLO CUERPO. Debemos notar que la Biblia NUNCA dice que el padre o la madre serán un SOLO CUERPO con sus hijos e hijas. Eso es algo que se LIMITA al ESPOSO y ESPOSA. “ y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo” Veamos algunas cosas:
      • Desde la Creación, hemos notado que fue DIOS quien INSTITUYÓ la Familia.
      • Llegar a ser UNA SOLA CARNE lo pueden ser SOLAMENTE entre UN HOMBRE Y UNA MUJER.
        1. Dios no le dijo a Adán que le iba a hacer otra mujer o aun varias. Tampoco le dijo a Eva que le daría otro marido.
        2. Al contrario, HOMBRE Y MUJER significa: ADÁN Y EVA (Hombre y Mujer).
      • Dios no creó a Adán y a Esteban, porque entonces ambos se hubieran quedado solos, porque DOS hombres o DOS mujeres, NO se pueden PROCREAR.
  1. El Propósito del Matrimonio. – En el Texto de Génesis sobre la Creación, al igual que el que hemos leído sobre la pregunta que le hicieron a JESUCRISTO sobre el divorcio, debemos notar que la FAMILIA tiene un propósito, y es:
    1. PROCREACIÓN: de ahí que DIOS los bendijo y les dijo que se multiplicaran.
    2. FIDELIDAD: O sea, que el dejar a sus padres/madres, el hombre y la mujer se unen en una SOLA CARNE. Lo cual es una unión que es INSEPARABLE.
    3. La Familia es la fibra de la sociedad, compuesta por padre y madre, luego los hijos/as y los hijos/as de ellos, también tienen hijos e hijas, etc., etc…
    4. En la Familia hay un orden que comienza con el padre y la madre, y luego los hijos/as. En ese orden hay respeto al padre y a la madre, y hay INSTRUCCIÓN y DISCIPLINA por parte del padre y la madre sobre cómo comportarse.
    5. El Matrimonio promueve SEGURIDAD en el hijo o hija, que solamente un padre y una madre pueden hacer. Los hijos/as se crían confiados en su madre y en su padre.
    6. El Matrimonio promueve SEGURIDAD para la sociedad, porque los hijos/as necesitan ser criados en un hogar donde existe la disciplina, y donde existe el temor por parte de los hijos/as hacia los padres. Eso promueve el respeto no solamente hacia los padres/madres, sino hacia las autoridades, y hacia el resto de la sociedad.
    7. Aunque sabemos que han sido muchos los que han sido criados por una madre solamente, o en muchos casos por un padre, la estructura ideal para la formación del carácter del hijo o la hija, es en un hogar con un padre y una madre. Ese es el Plan de DIOS en la CREACIÓN, y lo sigue siendo ahora, porque DIOS NO CAMBIA.
  1. La lucha por redefinir el matrimonio. – Ya hemos establecido que la Biblia de una forma clara, ESTABLECE el matrimonio entre UN HOMBRE Y UNA MUJER.
    • En estos momentos la Proposición 8 en California, que fue aprobada en el 2008 con 61% de los votantes, ha sido declarada inconstitucional por una corte federal de apelación y va rumbo a la corte suprema para recibir la decisión final. Si la corte suprema decide en contra de la Proposición 8, entonces el matrimonio entre personas del mismo sexo será legal una vez más.
    • La lucha por redefinir el matrimonio tendrá diferentes consecuencias:
      1. En primer lugar, abre la puerta a la poligamia, porque si dos hombres o dos mujeres, pueden contraer matrimonio, entonces ¿qué puede impedir que un hombre y dos o tres mujeres se casen?
      2. También puede ser que una mujer prefiera tener dos esposos. O una mujer tener una esposa y un esposo.
      3. Un hombre puede tener un esposo y una esposa.
      4. Un hombre quiera contraer matrimonio con su hermana carnal, o una mujer contraer matrimonio con su hermano carnal.
      5. Hay organizaciones de hombres que buscan legalizar las relaciones sexuales, y por ende, el matrimonio con adolescentes, y aun niños.
      6. Como podemos ver, la lista no tiene fin si se redefine el matrimonio para que sea lo que la gente quiera que sea, en vez de ser la INSTITUCIÓN que fue Creada por Dios para sostener la sociedad.
  1. ¿Quién define la moralidad? – Los que están a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, nos acusan de querer imponer nuestra propia moral a ellos. Pero debemos recordar que los gobiernos imponen y deciden qué es moralmente malo. Como ejemplo, el gobierno prohíbe el robo, el uso de drogas, el conducir el automóvil en un estado de ebriedad, el tener relaciones sexuales con menores de edad, y no debemos olvidar que el contraer nupcias con parientes cercanos está prohibido. Es por esa razón que los gobiernos han definido siempre el matrimonio entre un hombre y una mujer, y aun donde la poligamia ha sido legal, siempre es entre un hombre y mujer o mujeres, pero nunca entre personas del mismo sexo. Ahora, todo lo que constituye una sociedad Cristiana debe regirse por la verdad de la Palabra de Dios. La homosexualidad es incompatible con el Cristianismo por las siguientes razones:
    • No solamente es una práctica ilícita sexual, sino que también es “innatural” por ser una atracción a una persona del mismo sexo. Como ejemplo, si dos hombres o dos mujeres se miran en un espejo desnudos, podrán notar que los órganos sexuales están diseñados por Dios para hacer una función sexual qué es bien obvia, entre un hombre y una mujer.
    • Viola el orden natural del MATRIMONIO que comienza con el hombre y la mujer siendo unidos en una sola carne, y seguido por la PROCREACIÓN.
    • La Biblia condena la práctica de una forma constante desde el tiempo de los Patriarcas, hasta el Nuevo Pacto.
      • El mejor ejemplo en el Antiguo Pacto es la historia de Sodoma y Gomorra. El pecado de Sodoma y Gomorra no fue la falta de hospitalidad como algunos enseñan, sino que los hombres eran homosexuales y querían tener relaciones sexuales con los DOS ÁNGELES que habían llegado para sacar a Lot y a su familia (Génesis 19).
      • Otras citas son: Lev.18:22:
        1. No te acostarás con varón como los que se acuestan con mujer; es una abominación.” (LBLA)
      • Lev. 20:13:
        1. Si alguno se acuesta con varón como los que se acuestan con mujer, los dos han cometido abominación; ciertamente han de morir. Su culpa de sangre sea sobre ellos.” (LBLA)
      • Deut. 23:17:
        1. Ninguna de las hijas de Israel será ramera de culto pagano; tampoco ninguno de los hijos de Israel será sodomita de culto pagano.” (LBLA)
      • La historia del Levita y su concubina se asemeja a lo ocurrido en Sodoma y Gomorra (Jueces 19).
    • En el Nuevo Pacto.
      • 1 Corintios 6:9:
        1. ¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales” (LBLA)
      • 1 Timoteo 1:9-10:
        1. Reconociendo esto: que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los transgresores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, 10para los inmorales, homosexuales, secuestradores, mentirosos, perjuros, y para cualquier otra cosa que es contraria a la sana doctrina” (LBLA)
      • Rom. 1:26-27:
        1. Por esta razón Dios los entregó a pasiones degradantes; porque sus mujeres cambiaron la función natural por la que es contra la naturaleza; 27 y de la misma manera también los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lujuria unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos el castigo correspondiente a su extravío.” (LBLA)
  1. ¿Nacen homosexuales algunos? – Muchos opinan que los homosexuales nacen sintiendo atracción por personas del mismo sexo. Aunque sabemos muy bien que desde la caída de Adán y Eva, el pecado ha trastornado el orden sexual Creado por Dios, pero no hay evidencia que la homosexualidad sea heredada, o sea genética. Veamos algunos puntos.
    • Aunque es difícil encontrar respuestas a todos los casos de homosexualidad, podemos decir que en muchos es algo que se aprende.
      • También son muchos los casos donde ha habido abuso sexual por parte de un adulto a un niño/a, o de un adolescente a un niño/a.
    • Suponiendo, y lo repito en mayúsculas, SUPONIENDO que la ciencia llegara a probar que es “genético”, o sea, encontrar al “gene” homosexual, sería lo mismo que el “gene” para otros pecados como hemos escuchado en el pasado, como el alcoholismo, el adulterio, el robar, etc.
      • Recuerdo que en el decenio de los 70 y 80 se hablaba mucho de que el alcoholismo es una enfermedad. Lo mismo se ha dicho de aquellos que no pueden contenerse y tienen que cometer adulterio.
      • Algunos de ustedes recordarán a Tiger Woods que después de confesar su adulterio, o sus muchos adulterios, se inscribió en un centro de rehabilitación para dejar de hacerlo. Esa es la mentalidad que dice que lo que Tiger Woods estaba haciendo es una enfermedad o una “adicción” que se puede tratar con cierto tipo de rehabilitación.
      • Lo mismo se ha dicho de aquellos que roban porque tienen que robar. O sea, tienen una compulsión que no los deja parar de robar.
    • Nuestra respuesta es que al igual que si la persona ha nacido con cualquier gene de “pecar”, sea homosexualidad, adulterio, robar, etc., etc., la Biblia condena esos tipos de conducta y por eso, el creyente tiene que separarse de ese estilo de vida aunque halla nacido así.
      • Eso se conoce como la lucha que existe entre la naturaleza pecaminosa (la carne) o sea, aquello en nosotros que se opone a la ley de Dios. Veamos Gálatas 5:16-25:
        1. Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la *naturaleza pecaminosa.17 Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren.18 Pero si los guía el Espíritu, no están bajo la ley. 19 Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje;20 idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos21 y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad,23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.24 Los que son de Cristo Jesús han crucificado la naturaleza pecaminosa, con sus pasiones y deseos.25 Si el Espíritu nos da vida, andemos guiados por el Espíritu.” (LBLA)
      • El apóstol Pablo les recuerda a los Gálatas, que DIOS NO PUEDE SER ENGAÑADO. Eso es porque uno piense que Dios no se va a dar cuenta de nuestras acciones, o porque alguien halla contado que eso no es malo, o tal vez no es tan malo, o ¿quién se va a enterar?
      • El Texto Sagrado es bien claro, y nos dice que NADIE puede BURLARSE DE DIOS. Tarde o temprano lo que uno siembra, eso es lo que uno cosecha. Veamos Gálatas 6:7-8:
        1. No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.8 El que siembra para agradar a su *naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.” (LBLA)
    • Debemos recordar que DIOS NO CAMBIA. Por mucho que el mundo diga que no es malo, si la Biblia dice que es malo, es malo. Y si la Biblia dice que algo es bueno, es bueno. En nuestros tiempos el bien y el mal son interpretados por la sociedad en oposición a lo que la Biblia dice. Isaías 5:20 dice:
      • ¡Ay de los que llaman a lo malo bueno y a lo bueno malo, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!” (LBLA)
  1. El decaimiento del matrimonio. – Cada vez más personas eligen no casarse y vivir en concubinato.
    • Nuestra respuesta es que NO importa la norma de la sociedad, una vida en concubinato es fornicación.
    • Según las épocas y tiempos, el definir como una persona estaba casada dependía del uso de costumbres.
      1. En los tiempos antiguos se distinguía entre “esposa” y “concubina”. Quiere decir que se podía saber cuando una pareja estaba casada o no.
      2. Pero noten que las citas que hemos estudiado sobre el pecado de la homosexualidad en el NT, también mencionan el pecado de la fornicación lo cual “practicado” lleva la misma condena y el mismo castigo que la homosexualidad.

Conclusión

La Biblia aclara muy bien que es SOLAMENTE en el Santo estado de Matrimonio que las personas pueden disfrutar de una relación sexual que sea lícita delante de Dios. 1 Corintios 7:2-3 dice:

No obstante, por razón de las inmoralidades, que cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.

3Que el marido cumpla su deber para con su mujer, e igualmente la mujer lo cumpla con el marido.” (LBLA)

El que no pueda, o no quiera contraer matrimonio por cualquier razón, debe vivir una vida de ABSTINENCIA sexual.

Que Dios les bendiga.

 *Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional y la Biblia de las Américas.

Notas:

1) http://articles.latimes.com/2008/aug/08/opinion/ed-marriage8

RECOMENDADO:

Un Estudio sobre la Homosexualidad, por Emmanuel Arancibia, http://pastordanielbrito.wordpress.com/2010/02/15/un-estudio-sobre-la-homosexualidad/


¿Qué bonita pareja?

¿Qué bonita pareja?

Artículo escrito por: Beth Platt de Sandoval

Es lo que hemos pensado y dicho al observar a unos novios o esposos que “hacen juego” (se ven bien juntos). Posiblemente sea porque son de la misma estatura o de la misma tez o tal vez porque se marcó en ellos un contraste entre la viril masculinidad y la suave femineidad. De cualquier forma, se ven guapos juntos. Básicamente es una observación visual. Hacen una bonita pareja.

El otro día estaba pensando que mi esposo y yo no “hacemos juego” de esa forma. El es mexicano, moreno, guapo (digo yo), y yo, norteamericana, de ojos verdes y bastante blanca. Posiblemente nos veamos un poco desparejos. Pero en realidad, hacemos bonita pareja en formas mucho más importantes. Gonzalo y yo somos amigos. Estar enamorados y ser amigos nos ha permitido caminar por nuestro mundo y ministerio brindándonos aceptación, apoyo y colaboración mutua. Somos más que una bonita pareja –somos un equipo.

Pensando en este artículo pero sin darle más explicaciones, le pregunté a Chalo cuáles eran aquellas características que él apreciaba más en su equipo de trabajo de Ediciones La Américas. Cuatro de sus calificativos me llamaron la atención, porque también describen la forma en que él y yo trabajamos en equipo dentro de la obra de Dios. Estas cualidades son: lealtad, afinidad, igualdad de trabajo y que nos complementemos.

Pensando en este artículo, queremos hablar de cómo puede una esposa de pastor, anciano o líder, trabajar efectivamente en la obra de Dios al lado de su esposo. Podríamos dar un sinfín de ideas creativas, pero esto no establecería la base firme necesaria para el éxito. Antes de entrar en los detalles del QUE hacer, necesitamos hablar del COMO. ¿Cómo debo trabajar con mi esposo? ¿Cómo formar una bonita pareja en la obra de Dios? La respuesta es: trabajando en equipo. En este equipo que es la pareja, debe existir la lealtad, la afinidad, la igualdad de trabajo y que se complementen. Por supuesto, estamos presuponiendo que ambos están caminando íntimamente con Dios. Sin eso, jamás lograrán ser un buen equipo.

LA LEALTAD: No hay nada que me duela o me irrite más que oír una crítica acerca de mi esposo (o mis hijos). Se yergue mi instinto de “Mamá Oso” y salgo en su defensa. Mi lealtad a mi esposo me obliga a defenderlo. Ese sentimiento es bueno e importante, pero también agresivo y peligroso. A veces me hace perder la perspectiva. Desdichadamente, así tendemos a llevar a cabo la lealtad. Pero esta característica es mucho más profunda y positiva que eso. Implica que yo debo dedicar el tiempo necesario para observar y conocer a mi esposo lo mejor que pueda. Conociéndolo, sabré cuáles son sus cualidades fuertes y sobresalientes y cuáles son sus debilidades y luchas. Esto me permite ejercer la labor positiva de la lealtad. Me permite estimular en forma activa aquellas actitudes y actividades buenas y positivas de él. Al hacerlo, mi esposo puede ver mi amor y la aceptación de su persona.

Pero, ¿qué hago con sus actitudes y costumbres negativas y equivocadas? Estas las cubro en oración. Si Dios abre la puerta, a veces puedo mencionarlas cuidadosa y amorosamente. Mi lealtad implica que yo reconozco que el hombre que está a mi lado no es perfecto (¡como tampoco lo soy yo!). Me permite reconocer que no lo puedo cambiar y el cambiarlo no es una atribución que Dios haya dado a las mujeres. Sólo él puede enderezar aquellas actitudes y costumbres para que lleguen a agradarle. Si yo aprendo a dejar esta tarea a Dios, elimina la necesidad de mi crítica hacia él  y aumenta mi responsabilidad y fe ante un Dios que sí puede hacerlo. Entonces, cuando lleguen las críticas extrañas, yo estaré en la posición adecuada para amortiguar las palabras ásperas o posiblemente injustas y poder ministrar al dolor de mi esposo. Yo sabré si esas críticas son justificadas o no, porque conozco a este hombre. Mi lealtad entonces es positiva, no defensiva. Ser leal a mi esposo quiere decir que siempre estoy a su lado, que él siempre puede contar conmigo aunque tal vez no esté totalmente de acuerdo con é. Y si yo le ofrezco este tipo de comprensión, muchas veces recibo la misma lealtad de su parte. Somos un equipo porque mostramos lealtad mutua, y eso da total confianza y seguridad a la pareja sin importar que tan frío esté el ambiente con los demás.

LA AFINIDAD: El ser una pareja, automáticamente implica que somos diferentes simplemente por ser hombre y mujer. Si a esto le agregamos las diferencias de nacionalidad, idioma, personalidad, familia, cultura, educación, hábitos — bueno, la afinidad parece ser imposible. Pero ser afines no quiere decir ser idénticos. Simplemente quiere decir que tenemos las mismas metas. Aprendemos a sobrellevar o aún a aprovechar las diferencias sobre la marcha, pero caminamos en la misma dirección hacia la misma meta. En relación con la obra de Dios, mi esposo y yo hemos formado un equipo y trabajamos juntos porque tenemos metas afines. Si nuestra meta es levantar una nueva iglesia y discipular a la gente para que sean fuertes en las cosas de Dios y los dos estamos entregados a esa meta, somos afines y podemos trabajar en equipo. Los detalles de quién hace qué depende de los principios bíblicos, de las habilidades o talentos, de la personalidad y de común acuerdo. La base de tener una afinidad de meta, produce que podamos marchar a la par hacia un fin común. Esto implica compartir tanto el éxito como las luchas, las oraciones y los planes, fortaleciendo otro eslabón efectivo en la cadena de “ser un equipo”.

LA IGUALDAD DE TRABAJO: ¡Ya me imagino las preguntas y dudas al leer este punto! ¿Cómo puede haber igualdad de trabajo si mi ESPOSO es el pastor, anciano o líder? Nosotras podemos colaborar, pero ¿Cómo trabajar con igualdad? Esto no tiene que ver con las horas invertidas (10 para él y 10 para mí), ni con el sudor y esfuerza por igual. Más bien es la idea de llevar juntos la carga diaria y detallada. Cuando dos personas comparten la carga emocional y las responsabilidades, la tarea se aligera y se logra mucho. A veces, esto implica horas invertidas por parejo. Mis padres trabajaron en programación en la Radio Emisora TGN en Guatemala. Cuando grababan, ambos invertían las mismas horas para preparar la música y el programa que saldría al aire. Para ellos era de mucha satisfacción trabajar en equipo de esa forma.

Cuando yo me desboco con algún drama en la iglesia, Gonzalo no invierte las mismas horas que yo, pero allí está al pie del cañón conmigo. Yo sé que él carga el drama conmigo aunque no siempre esté en cada ensayo. Al igual, cuando él está ocupadísimo en ciertos asuntos de ELA en los cuales yo no tengo mucho que ver, él sabe que yo comparto su carga porque el trabajo es nuestro. A veces la igualdad de trabajo se refleja en horas invertidas en alguna tarea, pero también en horas invertidas en oración y horas invertidas en paciencia.  Cuando Gonzalo viaja por cuenta de ELA (¡y sí que viaja!), hay igualdad de trabajo porque yo estoy cuidando la milpa, orando por él, anticipando el éxito de su viaje y anhelando su regreso. De cualquier forma, trabajamos por igual, porque la carga del trabajo en todo sentido es de ambos.

UNA LABOR COMPLEMENTARIA: La idea que está detrás de esta característica es la de complementar. Se bromea mucho sobre la “ayuda idónea”, pero realmente es un concepto precioso. Estas ideas de ayuda idónea y complementar son afines. Sería como ponernos cierto vestido que nos gusta pero que le hace falta algo para que se vea perfecto. Ese algo, un prendedor, un cinturón, un saquito, completa la apariencia total para que el efecto sea perfecto. Esa es la idea que hay detrás de la ayuda idónea también.

El concepto de complementar o completar tiene dos ideas. Uno es acabar de dar un efecto total para que el producto o apariencia final sea perfecto. La otra idea es hacer elegante el vestido sencillo para que luzca aun más bonito de lo que podría sin el complemento. Cuando nosotras, la esposa de un pastor o líder, complementamos o completamos la labor de nuestro esposo, hacemos ambas cosas. Por un lado, ayudamos a perfeccionar su labor. Si mi esposo ve el cuadro total pero no los detalles, yo le puedo ayudar con ellos para que pueda realizar su proyecto en forma eficiente. Posiblemente el hombre en tu vida es muy detallista, pero no ve el bosque completo por ver cada arbolito. Entonces el complemento sería la inversa, ayudándolo a ver el cuadro más amplio. Esto es aprovechar las diferencias que podríamos tener para apoyarnos mutuamente. Yo, que conozco a mi esposo mejor que cualquier otra persona, puedo colaborar con él con aquellas cosas, actitudes o actividades que hacen que él se vea mucho mejor. Mi complemento, que a veces pasa desapercibido, hace que luzca la persona de mi esposo ante los ojos de los demás como el mejor de los mejores. Esa es mi labor porque amo a este hombre y quiero trabajar con él.

Cada uno de estos puntos puede y debe funcionar también de parte del hombre hacia su esposa. Pero el énfasis de este artículo está en hablar de la labor de la esposa para que pueda trabajar en equipo al lado de su esposo en la obra de Dios. Esta idea de trabajar en equipo, caracterizada por estas cualidades, no tiene que ver con hacer el trabajo en equipo. Tiene que ver con ser un equipo de trabajo. El gozo y la satisfacción de ser colaboradores en la obra de Dios se multiplican mil veces cuando lo comparto con mi esposo, la otra mitad de mi “bonita pareja”.

Si tuvieras que calificar tu trabajo en la obra al lado de tu esposo en una escala del 1-10 ¿qué calificación te darías? Si sacaste una buena calificación, te felicito. ¡Siga adelante! Si te pusiste un número bajo, tal vez sea hora de evaluar la dinámica entre tú y tu esposo con relación a las cuatro áreas que sugerimos en este artículo. Recuerda que Satanás, el enemigo, no quiere que tengamos éxito ni que trabajemos como equipo. Él busca nuestra derrota y a veces se aprovecha de nuestro egoísmo. ¡No te desanimes! Dice 1 Juan que mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo.

Publicado por Pastora Marcia Reséndiz.


25 Años de Matrimonio

25 Años de Matrimonio

Por Pastor Daniel Brito

El año pasado escribí éste artículo, cuando mi esposa y un servidor cumplimos 25 años de matrimonio. En este día, estamos cumpliendo 26 años de matrimonio, y he decidido publicarlo otra vez, porque creo que tal vez sirva de bendición a alguna persona. Agradezco a Dios por la institución del matrimonio, que es el método Bíblico y saludable para uno gozar de su cónyuge, y de su familia.

Para mí es especial por la sencilla razón que he pasado un poco más de la mitad de mi vida con mi esposa. Eso me hace pensar en las estadísticas sobre el divorcio que se mantiene tal vez al mismo ritmo que en el tiempo que contrajimos matrimonio, y es casi en el cincuenta por ciento.
En 26 años, ¿hemos estado de acuerdo todo el tiempo? La respuesta es un NO. Sería imposible que dos personas estuvieran de acuerdo todo el tiempo. No importa si son esposos, o si entre hermanos carnales, o entre padres e hijos(as), o entre hermanos de la iglesia, siempre hay diferencia de pensar, porque somos individuales. De ahí que el lugar que uno le dé a la Palabra de Dios en la vida de uno, sea lo que decida el rumbo que uno va a seguir.
Notemos que el problema del ser humano es el egoísmo. El egoísmo es parte de la naturaleza caída, y consecuencia del pecado original. De ahí que la Palabra de Dios hable tanto en contra del egoísmo. El egoísmo no hace acepción de personas, las visita a todas. No importa si es espiritual o no. No importa si es convertido o no. Es parte del ego, o el “yo” de la persona, el cual busca el agrado personal más que el agradar a la otra persona. La Palabra de Dios nos dice claramente el Plan de Dios para la familia, y es porque Dios conoce muy bien el problema y las debilidades del ser humano. Por eso leamos el Texto Sagrado en Efesios 5:21-33:
«Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo. 22 Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. 23 Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo. 24 Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo. 25 Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella 26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, 27 para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable. 28 Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo, 29 pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia, 30 porque somos miembros de su cuerpo. 31 «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.» Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia. 33 En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.» – NVI.
Noten que el Texto Sagrado nos dice dos cosas importantes: la primera es a las esposas sobre el someterse a sus esposos. La segunda es a los esposos sobre el amar a sus esposas como Cristo amó a la Iglesia. Es bien claro que al mandato de Dios, hay un rechazo casi inmediato, sea en actitud, o sea en el pensamiento. Sea por la esposa, o por el esposo. La esposa se queja sobre el por qué tiene que someterse. El esposo cree que para él la orden es solamente amar a su esposa en la forma común que el hombre sabe amar, y se rebela al mandato de Dios.
Pero noten que Dios sabía muy bien lo que quería decir, y es porque si la mujer decide someterse a su esposo, va a pensar en agradarlo a él, en vez de estarse quejando de sus defectos. Y si el esposo decide amar a su esposa como CRISTO amó a la Iglesia, entonces no va a pensar en agradarse a sí mismo, ni estar pensando en los defectos de su esposa, sino en agradar a su esposa, y entregarse a ella del todo.
La clave para el matrimonio está en el obedecer a la Palabra de Dios, en vez de querer hacer lo que el ser humano en su egoísmo quiere hacer. No en vano dijo JESÚS en Mateo 16:24-25:
«Luego dijo Jesús a sus discípulos: -Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme. 25 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la encontrará.» – NVI.
Nadie puede seguir al Salvador, si no crucifica el YO, que tanto uno valora. Para muchos, ese es el estorbo más grande que tienen para seguir a JESÚS. Así es igual en el matrimonio. JESUCRISTO dijo en Marcos 10:6-8:
«Pero al principio de la creación Dios “los hizo hombre y mujer”. 7 “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, 8 y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.” Así que ya no son dos, sino uno solo. 9 Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.» – NVI.
Es claro, que si son una sola carne, deben pensar igual. Ese pensar igual no es fácil, solamente lo es a través de la obediencia de la Palabra de Dios, que lo guía a uno por medio del Espíritu Santo, a toda Verdad.
Seguiremos el tema……..
Que Dios les bendiga.
*Este escrito fue publicado por primera vez el 25 de Marzo, 2008.

*Este Artículo ha sido tomado del blog amigo: El Blog del Pastor Daniel *


¿Como debemos tratar a nuestra esposa según la Biblia?

Hermana, si tu estas casada date la oportunidad de ver este video con tu esposo, aprovecha esta palabra es para ellos. no dejes de publicar tus comentarios. 🙂

Publicado por Pastora: Marcia Resendiz.