¿Se puede Pactar con Dios según Esdras 10:3?

¿Se puede Pactar con Dios según Esdras 10:3?

 Por Pastor Damián Ayala.

Una vez mas me complace contestar a esta pregunta. ¡NO!!

Hermanos, la Palabra de Dios no se puede entender solo leyendo dos lineas de un versículo si leemos Esdras 10:3 Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios…  y nos detenemos en esta parte, como lo hacen los defensores de la codicia es fácil confundirse y ser engañado.

Comparemos el contexto en cuestión Esdras 9 al 10 vs el contexto de la doctrina de pactar con Dios.

Pasos que dan los Pastores prósperos. 

Dan una predica en la que enseñan que Dios quiere que todo su pueblo sea rico, usan a Abraham, David, a Salomon, como ejemplos etc…

Les contarán algunos testimonios como que un hermano pacto 100 dólares y al llegar a su casa un vecino le regalo un millón de dólares, o que al día siguiente le dieron el mejor trabajo del mundo.

Después de eso le dicen a la iglesia que Dios quiere cumplir los anhelos de su corazón, pero, para eso ellos tienen que pactar una cantidad de dinero determinada, en algunos casos hacen grupos, los que pueden pactar mil dólares, los que pueden quinientos, los que pueden cien dólares y por ultimo los que quieran pactar lo que traigan. En algunos caso los dejan ir a su casa o traerlo el próximo domingo.

Este pacto les garantizará  que Dios les de su casa, trabajo, salud, fuerza, restaurará matrimonios y por supuesto también podrás tener un nuevo nivel de unción, tu nada mas pide y paga. Entre mas grande sea tu pacto mas fuerte y poderoso obra Dios. En esta enseñanza no importa la santidad, tu lo único que debes hacer es pactar tu anhelo a un buen precio.

Terminan con una frase como, hermanos tenemos un Dios de pactos él es Fiel y cumple sus promesas.

La verdad este tipo de practicas solo dan asco, ¡el favor de Dios no esta en venta!!.

Lo mas tremendo es que para todo esto usan versículos como Esdras 10:3, que solo con ver todo el contexto te das cuenta que se esta hablando de cosas muy distintas.

Veamos que es un pacto en estricto sentido: El pacto siempre es un acuerdo mutuo entre dos o más socios que los vincula y obliga a una reciprocidad de beneficios y obligaciones. No sólo lo vemos en pactos bilaterales, sino también concertados entre grupos.

Lo que estos tipos enseñan es:

1.- El creyente llega con Dios.

2.- El creyente llama a Dios para hacer un pacto.

3.- El pacto es cumplir el anhelo del corazón del creyente.

4.- El creyente le pone precio al pacto. (al cabo lo importante es la fe)

5.- El Dios soberano queda obligado a cumplir su parte del pacto. (cumplir el anhelo del corazón del creyente.)

Todo esto por no enseñarle a la gente que hay un pacto vigente el cual Dios ya realizo, lo único que tenemos que hacer es cumplir lo que el demanda comenzando por rendir nuestra vida a Cristo y hacerlo nuestro Señor.

Ahora veamos si concuerda el contexto de Esdras con esta practica.

Estudiamos desde el capitulo 9 de Esdras.

1.- Esdras se entera del problema de los matrimonios mixtos. 9:1-2

2.- Esdras lamenta (se duele) por el pecado del pueblo, 9:3, 4.

3.- Esdras confiesa a Dios el pecado del pueblo, 9:5–15.

4.- Disolución de los matrimonios mixtos 10:1-44

El pueblo manifiesta su apoyo a Esdras, 10:1–4. La oración o confesión pública de Esdras (9:6–15), aunque dramática y un tanto frenética (9:3–5), estaba plasmada de consternación y sincera preocupación por el bienestar del pueblo. Siendo que era un acto público ante la casa de Dios, en las afueras del templo, y durante la hora de la oración vespertina (9:5), Esdras llamó la atención de un buen número de los concurrentes al templo. Es seguro que lo que escucharon decir a Esdras en su confesión hizo reaccionar a muchos; ya que el pueblo lloraba amargamente, como expresión de un dolor profundo. Reconocían la veracidad de lo que Esdras decía y temían las consecuencias de esta situación. Esdras recibió el apoyo moral, emocional y espiritual del pueblo.

Este apoyo se patentiza con la intervención de Secanías hijo de Yejiel. Una referencia subsecuente (10:26) hace pensar que este hombre había sufrido directamente los efectos de esta acción de infidelidad a Dios. Sus palabras a Esdras probablemente no sean una confesión de envolvimiento o culpa personales, sino una expresión de reconocimiento de que lo que Esdras decía era verdad.

Nosotros hemos actuado con infidelidad conlleva el sentido de “responsabilidad comunal”, un concepto veterotestamentario donde aun los justos sufren por la culpa de los pecadores. Era obvio que el pueblo había pecado contra Dios al haber tomado mujeres extranjeras. El término “tomado” literalmente significa “hemos establecido a”, o sea que se les había permitido residir en el país. De los pueblos de la tierraincluye a toda raza representada en gente no judía que ocupaba o residía en Judea, Jerusalén y los lugares circunvecinos.

Secanías habló en representación de todo el pueblo que estaba llorando. Reconoció la infidelidad de la nación, pero sentía que aun había esperanza para Israel.

Secanías conocían esta promesa del pacto:  “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” (2º Crónicas 7.14, RVR60)

Como un respaldo a esta expresión de confianza, Secanías propone un plan: hagamos un pacto con nuestro Dios.

Si vemos esto no es un pacto nuevo, lo que ellos están haciendo es regresar a un pacto ya existente dado por Dios.

El pacto original es Deuteronomio 7:1-4 mismo que quebranto toda la nación.

Curiosamente el pacto que pretende hacer Secanías es DESPEDIR A LAS MUJERES EXTRANJERAS Y A LOS NIÑOS NACIDOS DE ELLAS, SEGÚN EL CONSEJO DE ESDRAS Y CONFORME A LA LEY. 

—El caso es simple: lo que se hizo mal debe deshacerse de nuevo en la mayor medida posible; nada menos que esto es el arrepentimiento verdadero. El pecado debe quitarse resueltos a no tener nunca nada más que hacer con eso. Lo que se ha obtenido injustamente, debe restaurarse.

Podemos ver que el pueblo no está haciendo algo para obtener una casa, dinero, un trabajo etc.. están regresando al pacto original a trabes del arrepentimiento, esto también era previsto por el pacto hecho por Jehová.

Como vemos el pacto es mas una promesa de regresar al pacto original, podemos ver que el pueblo de Dios no esta comprando el favor del Señor, se puede ver que los Israelitas no están haciendo nada nuevo.

En otras palabras, la nación de Israel esta buscando el perdón de su Dios.

Conclusión: 

Hermanos, no se dejen engañar, Dios en su pacto ya considero este tema, esto es con los Diezmos y las ofrendas. Malaquías 3:10-12  cuando nos apegamos a SU pacto El los recibe en el cielo. Hebreos 7:8

Dejemos que Dios en su soberanía nos bendiga conforme a su voluntad.

Pastores, por favor entiendan, dejen estas practicas, no sean necios. Arrepientanse por ir tras sus deseos y concupiscencias.

Dios los bendiga.

1 Cevallos, J. C. (2005). Comentario Biblico Mundo Hispano tomo 7 : Juan Carlos Cevallos y Rubén O Zorzoli.; editores generales, Juan Carlos Cevallos y Rubén O Zorzoli. (74–75). El Paso, Texas: Editorial Mundo Hispano.

2 Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo. (333). Miami: Editorial Unilit.

Walvoord, J. F., & Zuck, R. B. (1996). El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 3: 1 Reyes-Ester. Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C.


¿Se puede pactar con Dios?

Últimamente se ha visto mucho en las iglesias que los pastores invitan al pueblo a pactar con Dios y el principal invitado a ese pacto es San Billete $$$.

Es de sorprenderse cuando vemos a un “Cristiano” realizar las mismas prácticas católicas, idolatrando el dinero, ofreciendo a Dios todo tipo de ofrendas e incluso he escuchado decir: SI ME DAS MI CASA TE PROMETO QUE PREDICARÉ EL EVANGELIO.

Yo en lo personal y por testimonio Biblico estoy completamente en contra de estas prácticas herejes, ya que sólo se ven en las religiones paganas y no en la del Dios Viviente de la Biblia.

Es triste ver que esta práctica se está extendiendo y no ha perdonado denominación ni territorio, y todo por no leer la palabra de Dios.

Hermanos, tenemos que entender que todo debe estar 100% respaldado por la palabra, esas prácticas son inventos de los hombres basados en sus propias concupiscencias de dinero y de poder.

Veamos qué es un pacto en la Biblia, qué pactos ha hecho Dios con los hombres y descubramos a la luz de la palabra la realidad.

Te invito a leer para que no seas engañado, el final te asombrará.

Pacto

Convenio que expresa la relación especial de Jehová con su pueblo y resume la forma y estructura de la religión bíblica en ambos testamentos. La palabra hebrea (berit) aparece 285 veces en el Antiguo Testamento y la palabra griega (diatheke) 33 veces en el Nuevo Testamento; ambas se traducen «pacto».

Nota: tengan presente la palabra “BERIT” = PACTO, al final te asombrarás.

Pactos humanos

El pacto siempre es un acuerdo mutuo entre dos o más socios que los vincula y obliga a una reciprocidad de beneficios y obligaciones. No sólo lo vemos en pactos bilaterales, sino también concertados entre grupos (Jos 9.15; Abd 7). El Antiguo Testamento da varios ejemplos de pactos humanos:

Nota: Si el pacto es un acuerdo mutuo entre dos o más socios que los obliga entre sí tanto con derechos y obligaciones, la pregunta es ¿puede el hombre obligar a Dios a cumplir un pacto? ¿puede el hombre hacer un pacto con Dios? o ¿es Dios el que pacta con el hombre?

Veamos diferentes pactos en la Palabra.

Compromiso matrimonial

El matrimonio es un pacto (Mal 2.14; Ez 16.8).

Relaciones familiares

A través de un pacto, Jacob y Labán entran en relaciones familiares (Gn 31.44-54).

Relaciones de amistad y compromiso de unión para la vida.

En un pacto, Jonatán sella con un regalo la dádiva de su propia vida a su amigo David (1 S 18.1-4; 20.4-17).

Promesa de buenas relaciones y obligaciones sociales mutuas

Abimelec e Isaac hicieron un pacto de no agresión (Gn 26.23-33).

Reconocimiento de una propiedad

Abimelec y Abraham hacen un pacto en el que se asegura que Abraham es dueño de un pozo (Gn 21.22-34).

Compromiso de apoyo político

Abner se compromete con David para luchar por hacerlo rey de todo Israel (2 S 3.12-21).

Compromiso de liberación de esclavos

Sedequías se compromete con los ricos de Judá a liberar a sus esclavos (Jer 34.8-22).

Tratado de un rey vasallo con un rey soberano

El rey de Judá se sometió al rey de Babilonia (Ez 17.11-21).

Veamos los distintos pactos que Dios a hecho con los hombres, sin perder de vista que Dios es el que los propone.

CONCEPTO TEOLÓGICO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Adán

Aunque la palabra no se usa en Gn 1:3 ni aparecen todos los elementos tradicionales, el Antiguo Testamento se refiere una vez a la relación establecida entre Dios y Adán como a un pacto (Os 6.7). Se estableció con Adán no solo como individuo, sino como representante de todos los hombres (Ro 5.12).

Muchos teólogos suelen hablar del pacto adámico como «un pacto de obras». Sin embargo, sería más exacto calificar el pacto adámico como pacto de «obediencia», puesto que Dios, como el «Dios de toda gracia» (1 P 5.10), manifiesta su gracia en todas sus obras (Sal 145.13b, 17, BJ), pero exige obediencia de Adán. La obediencia que Dios espera del hombre debe ser consecuencia de la confianza (fe) en Él y su Palabra (Heb 11.6), y debe expresarse en la obediencia. El pacto con Adán incluyó también su ubicación en un lugar escogido (Edén, Gn 1.27; 2.8) y poder creador para producir una descendencia santa (Gn 1.26-28).

Noé

El primer uso de la palabra pacto (berit) aparece en relación con • Noé en Gn 6.18 e implica beneficios para toda su familia. Este pacto se desarrolla en Gn 9.1-17 donde se aplica a toda la descendencia de Noé y a todo ser viviente. En este caso la gracia prometida no depende de una buena comprensión o respuesta positiva por parte de todos los beneficiados. Es un pacto eterno cuya señal es el arco iris (Gn 9.12, 13). Está arraigado en la gracia divina (Gn 6.8; 9.1-3); requiere una fe que se exprese en obediencia (Gn 9.4-6; Heb 11.7) y la responsabilidad de producir una descendencia santa (Gn 9.1, 7); es eterno (Gn 9.12, 16) e implica una bendición universal (Gn 9.1, 11, 16s). Se puede considerar como una renovación del pacto con Adán y un avance del pacto salvífico con Abraham (Is 54.9, 10; 1 P 3.20, 21).

Como vemos en este pacto Dios es el que propone y dispone, a Noe solo le queda aceptarlo y obedecerlo.

Abraham

En el pacto con Abraham, renovado con Isaac y Jacob, tenemos la expresión clásica del pacto divino y se transmitió por dos tradiciones (Gn 15; 17). Las bendiciones prometidas incluyen: (1) Una descendencia santa y numerosa; (2) la posesión de la tierra de Canaán; y (3) la reconciliación con Dios.

La tercera promesa se expresa en Gn 17.7: «Yo seré tu Dios y el de tu descendencia después de ti», y muestra que, como en los casos de Adán y Noé, el pacto divino no se limita a la relación entre Dios y el individuo que originalmente recibe las promesas. Sin embargo, la exclusión de Ismael (Gn 17.18-21) y Esaú (Ro 9.6-13) muestra que aun en el Antiguo Testamento la descendencia física no garantiza el cumplimiento automático de todas las bendiciones prometidas en el pacto. Las promesas se cumplen para «los hijos de los hijos», pero con la condición de que posean una actitud de fe hacia Dios y estén calificados como «los que guardan su pacto, y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra» (Gn 17.9; Sal 103.17, 18; Ro 4.13).

Génesis 17 acentúa el hecho de que el pacto con Abraham es eterno (vv. 7-9, 13, 19; cf. Gl 3.16-18; Heb 13.20), y establece la circuncisión como señal del mismo. Aunque en el pacto con Abraham resalta el requisito de la fe, permanece vigente la necesidad de la obediencia como expresión ineludible de una fe sincera. Aunque el pacto con Abraham es particular y limitado, el contexto muestra que (cf. Adán y Noé) Dios tenía propuesta una bendición universal (Gn 12.3; Hch 3.25).

Israel

El mediador del pacto que Dios hizo con el pueblo de Israel en Sinaí fue Moisés. Este pacto constituía una renovación y desarrollo del pacto con Abraham (Gn 15.13-21; Éx 2.23, 24; 3.15-17; 6.4-8; 32.13; Lv 26.40-45; Dt 4.29-31; Sal 105.8-11, 41-45; 106.45). La continuidad esencial de este pacto con el anterior se destaca en los siguientes elementos:

1. Es un pacto arraigado en la gracia divina (Dt 9.4-6).

a. Insiste en una actitud de fe por parte del hombre.

b. Requiere que la fe se exprese en una obediencia radical y de todo corazón          (Éx 19.5).

2. Siempre incluye la reconciliación espiritual con Dios como promesa fundamental del pacto (Éx 6.7).

a. Espera como cosa normal una descendencia santa (Dt 6.7; 29.29; 30.6).

b. Mantiene como meta final la bendición universal (Éx 19.5, 6).

Los principales elementos nuevos (de «caducidad» o «desarrollo») en el pacto con Israel se encuentran en que: (1) por primera vez Dios establece su pacto con una nación (descendiente de Abraham, Éx 1.1-7); (2) se multiplican y desarrollan las estipulaciones del pacto en la Ley (Éx 20; Dt 32) hasta convertirse en la constitución de la nueva nación.

Como vemos, Dios es el que propone el pacto y marca sus condiciones a seguir; nadie le pone o le quita, sólo Dios.

David

El pacto que hizo con David desarrolla la antigua promesa de una descendencia santa (Gn 3.15; 17.7, etc.). Se anuncia en 2 S 7.12-17; 1 Cr 17.10-15 y se recuerda con júbilo en Sal 89.3, 4, 26-37; 132.11-18; cf. 2 S 23.5. En última instancia es mesiánico (Is 42.1, 6; 49.8; 55.3, 4; Mal 3.1; Lc 1.32s; Hch 2.30-36). El Siervo de Jehová se llama «pacto» en Is 42.6, puesto que incorpora todas las bendiciones y cumple todas las estipulaciones. El pacto davídico marca un desarrollo particular dentro del contexto general del pacto mosaico y no se debe considerar totalmente paralelo con aquel.

El «nuevo pacto»

El nuevo pacto prometido en Jer 31.31-34 es otra renovación del pacto con Abraham e Israel. Su continuidad con los pactos anteriores se muestra en los siguientes hechos:

1. Es un mismo Dios que establece el pacto (vv. 31-33).

2. Se hace con un mismo pueblo (vv. 31-33).

3. Las estipulaciones abarcan esencialmente la misma Ley antigua (v. 33).

4. La promesa fundamental es una misma: «Yo seré tu Dios y tú serás mi pueblo».

Los nuevos elementos en la renovación del pacto recalcan:

1. Una interiorización más profunda de la Ley (cf. Dt 6.6, 7; Sal 37.31).

2. Una nueva fuerza moral e interior que resulta del nuevo pacto (cf. Ez 36.27;     Ro 8.38s).

a. Un nuevo concepto sobre la universalidad del conocimiento de Dios                   entre su pueblo (Jer 31.34,).

Una vez más, vemos que Dios es el que hace el pacto, pone sus condiciones y los alcances, el hombre en nada interviene.

CONCEPTO TEOLÓGICO EN EL NUEVO TESTAMENTO

La promesa de un nuevo pacto (o sea, una renovación decisiva y final del pacto eterno) se cumplió en  Jesucristo (2 Co 1.19, 20). Como el segundo Adán (1 Co 15.45ss) e imagen de Dios (Col 1.15), Cristo cumple con los requisitos del pacto por parte de todos los hombres y así renueva la imagen divina en el hombre (Ro 5.12-21; 2 Co 3.18). Cristo forma su Iglesia en la que la muerte no puede prevalecer (Mt 16.18).

En Cristo se cumplen las promesas del pacto hecho con Abraham (Lc 1.54, 55, 72-75) y con David (Lc 1.68-71) y las estipulaciones del pacto mosaico con Israel (Mt 5.17, 18). El nuevo pacto se funda en la sangre de Cristo, su Mediador (Heb 12.24), quien identificó este pacto (Lc 22.20; 1 Co 11.25) con el pacto eterno (Mt 26.28; Mc 14.24, BJ).

Puesto que el nuevo pacto representa una confirmación del pacto eterno, las promesas y provisiones fundamentales de los pactos anteriores permanecen vigentes (Ef 2.12; 2 Ti 3.15-17). El Pueblo de Dios todavía se llama «Israel» (Gl 6.16), y se desarrolla a partir del núcleo de judíos creyentes (Ro 11.1-6). Sin embargo, del Olivo se desgajan a los judíos incrédulos y se injertan (Ro 11.7-24) y hacen miembros de la familia de Dios (Ef 2.11-22) a los gentiles creyentes. Sigue en efecto el deber de levantar una descendencia santa (Tit 2.14; 1 P 2.9), y ahora este deber incluye la labor evangelizadora (Mt 28.19, 20; 1 Co 4.15; etc.; cf. Dt 6.7-9).

El nuevo pacto se destaca sobre todo por el gran desarrollo del ministerio del Espíritu Santo (Hch 2; 2 Co 3.4-18; etc.). Hebreos explica la superioridad del nuevo pacto (9.16, 17), y tanto allí como en Gl 3.15-17 la garantía del pacto es la muerte de Cristo, «porque el testamento con la muerte se confirma». Su finalidad también se acentúa por el uso del concepto de un  «Testamento», que es otro significado del griego diatheke.

Bibliografía:

1. Alonso-Schokel, «Motivos sapienciales y de alianza en Génesis 2-3»,                 Bíblica, 43, 1962, pp. 305-309.

2. J. Schildenberger, «Alianza», Diccionario de teología bíblica, Herder,                 Barcelona, 1967. Edmund Jacob, Teología del Antiguo Testamento,                     Ediciones Marova, Madrid, 1969, pp. 198-204.

A través de este estudio hemos visto los pactos que Dios ha hecho con su pueblo, igualmente la naturaleza de los mismos.

Existen 2 versículos, los cuales usan las personas que enseñan tal doctrina de hacer pactos con Dios, veamos cuales son:

Salmos 50:5 Juntadme mis santos, los que hicieron conmigo pacto con sacrificio.

Los vv. 5 y 6 pide que reunan a su pueblo, fieleslos que están en un pacto con Dios, para que él los escudriñe antes de renovar el pacto. La clave para entender el Salmo está en el v. 5; lo que se traduce han hecho… pacto es un participio que se usaba para “estar para hacer un pacto”. Dios está Ilamando a “los que están para hacer (renovar) un pacto conmigo mediante sacrificios”. Por eso, en el próximo párrafo enseña la actitud necesaria de corazón para el verdadero sacrificio a Dios.

se requiere la presencia de los «santos» de Dios, «los que hicieron pacto con sacrificios» (v. 5), en una clara referencia a su pueblo (Ex 24:5–8), que serán las personas juzgadas.

Ver: https://activistasdecristo.wordpress.com/2011/11/21/salmo-505-fundamenta-que-se-puede-pactar-con-dios/

Esdras 10:3 Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios, que despediremos a todas las mujeres y los nacidos de ellas, según el consejo de mi señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios; y hágase conforme a la ley.

Ver https://activistasdecristo.wordpress.com/2011/12/27/se-puede-pactar-con-dios-segun-esdras-103/

Por último, recuerdas que al inicio de este estudio te pedí que tuvieras presente la palabra BERIT que es igual a PACTO.

Mira lo que nos cuenta la Palabra sobre esto: veamos cual es el verdadero dios de pactos.

Jueces 8:32-33 Y murió Gedeón hijo de Joás en buena vejez, y fue sepultado en el sepulcro de su padre Joás, en Ofra de los abiezeritas.Pero aconteció que cuando murió Gedeón, los hijos de Israel volvieron a prostituirse yendo tras los baales, y escogieron por dios a Baal-berit.

BAAL = SEÑOR, MARIDO

BERIT = PACTO

ESCOGIERON AL dios señor, marido de pactos….

Baal-berit. Es un dios pagano….

Así que cuando escuches decir que pactes con Dios, con el que estás pactando es con, Baal-berit y no con el Dios Viviente.

No te dejes engañar, o mejor dicho robar por gente ignorante o mal intencionada.

Conclusión:

¿Podemos como creyentes agregar algo más al pacto ya hecho por Dios?

Tenemos que recordar que el pacto “obliga” a las dos partes, ¿podemos obligar a Dios a cumplir con un pacto hecho por nosotros?

Dios ya ha hecho su pacto en la cruz y sellado con la sangre de Jesús el cual es perfecto, donde ha incluido más de lo que uno como hombre puede comprender, ¡toda bendición en los lugares celestiales!

Cuando uno dice haré un pacto con Dios, por ejemplo, daré “X” dinero para que Dios me dé mi casa, Dios podría decirnos: “no es necesario pactar nada más, lee la Palabra y encontrarás que si tu cumples lo que yo ya he establecido en Mi Pacto, como la obediencia radical, yo te daré mas que una casa”.

Dios ha hecho un pacto perfecto, donde no están incluidas las concupiscencias de los hombres.

Hechos 8:20

Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.

No trates de comprar el favor de Dios.

Hermanos, lo más importante es la salvación. No te desenfoques y en vez de tratar de pactar con Dios, comprométete a cumplir el pacto ya establecido y verás las bendiciones que vendrán a tu vida.

 Damián Ayala. Esclavo voluntario de Jesucristo.


¿La Partícula de Dios?

¿La Partícula de Dios?

 Por: Pastor Damián Ayala

Esta semana ha sido de grandes avances en el mundo de la ciencia, científicos afirman haber encontrado el bosón de Higgs, apodado La Partícula de Dios.

¿Que es el bosón de Higgs?

El bosón de Higgs es una partícula subatómica, un bosón, que constituye el cuanto del campo de Higgs. Tanto él como su campo asociado están relacionados con el origen de la masade las partículas elementales. Al bosón de Higgs se le denomina habitualmente la partícula de Dios o la partícula divina, debido al libro La partícula divina: si el universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta? del premio Nobel de Física Leon Lederman. [1]

¿Que se descubrió?

El 4 de julio del 2012. el CERN confirmó con más de un 99% de probabilidad la existencia del bosón de Higgs9 fruto de los esfuerzos de los grandes laboratorios de investigación como el CERN o el Fermilab. Los datos obtenidos permiten estimar un valor mínimo experimental de masa 114.4 GeV para el bosón de Higgs del modelo estándar, con un nivel de confianza del 95%.10 Experimentalmente se ha registrado un pequeño número de eventos no concluyentes en el colisionador LEP en el CERN. Estos han podido ser interpretados como resultados de los bosones de Higgs, pero la evidencia no es concluyente. Se espera que el Gran Colisionador de Hadrones, ya construido en el CERN, pueda confirmar o desmentir la existencia de este bosón.[2]

Este apodo (La Partícula de Dios) a causado una gran controversia en el mundo de la fe, no solo por el sobre nombre sino por la declaración “el bosón de higgs es el origen de la masa” , no hay nada que temer, nosotros conocemos que dicha partícula fue creada por Dios.

Este descubrimiento no es algo nuevo para la fe, recordemos lo que dice la palabra  “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios (Gen 1:1-3), de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.” (Hebreos 11.3, RVR60)

Sabemos que todo lo visible (masa) fue hecho de lo que no se ve (bosón de Higgs), no hay nada nuevo en esto.

Lejos de afectar este descubrimiento la fe en un Dios creador, si es un golpe para algunas teorías de la ciencia como la del Sr. Stephen Hawking, quien afirma que sin alguna causa la nada causo todo el universo, increíble postura de un científico de su altura, bien dice la palabra “Profesando ser sabios, se hicieron necios,” (Romanos 1.22, RVR60)

Ahora la ciencia sabe que si hay una causa, la partícula de Dios, y nosotros entendemos  por la fe que todo fue constituido por la palabra de Dios.

Este descubrimiento solo nos deja maravillados del Dios creador y su perfecto diseño, quedando asombrados como el Sr. Francis S. Collins al descifrar la secuencia del ADN donde afirma no hay duda de la presciencia de un creador.  

¿La ciencia con este descubrimiento pretende demostrar que Dios no existe?

La verdad no, no hay científico participante en este proyecto comenzando con Peter Higgs que tenga tales declaraciones. El apodo lo demuestra,  La partícula “de” Dios,  ¿de quien es la partícula?  respuesta de Dios. No dice La partícula Dios.

Mas bien, este descubrimiento esta siendo usado por los enemigos de Cristo, para desacreditar a un Dios creador, y solo eso, solo son víctimas de su necedad e ignorancia.

Como dice Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias, el organismo vaticano dedicado a la promoción del estudio de la Matemática, la Física y las Ciencias Naturales:

“Se trataría de un disparate pensar que el hecho de haber probado la teoría del físico británico Peter Higgs, quien además es creyente, vaya de alguna forma contra la existencia de Dios”, [3]

Los que si tienen que preocuparce son todas las religiones panteístas (NUEVA ERA, BUDISTAS, INDUISTAS, TAOISTAS,  ECÓLOGOS PROFUNDOS, PAGANOS, ANIMISTAS, SEGUIDORES DE MUCHAS RELIGIONES INDÍGENAS, Y UNIVERSALISTAS UNITARIOS)   para estos su dios es la creación (el universo). Esto si que está, en aprietos.

Dios los bendiga.

1 y 2.- http://es.wikipedia.org/wiki/Bosón_de_Higgs

3.- http://www.noticiacristiana.com/ciencia_tecnologia/descubrimientos/2012/07/descubren-la-particula-de-dios-que-explica-el-origen-del-universo-video.html


Levantar al Caído.

Levantar al Caído.

Por Pastor Damián Ayala.

Gálatas 6.1–2 (RVR60)

1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.

El juez mas severo de los cristianos que han caído en pecado son los mismos cristianos, en vez de extender la mando para levantar al que a tropezado le ponen el pie en el cuello para que ya no se levante.

¿Qué se debe hacer para ayudar al hermano que ha caído en pecado?

Tenemos la responsabilidad de ayudarle. Si no somos los indicados para lograr su restauración, entonces debemos compartir el problema solamente con un líder de la iglesia u otro cristiano con madurez, para que pueda prestarle la ayuda que necesite (Gálatas 6:1, Mateo 18:15–17). Es muy importante seguir las instrucciones de la Biblia para levantar al caído. Estos procedimientos contribuyen a conservar la unidad en la iglesia y el testimonio del pueblo de Dios.

Pero ¿Que pasa cuando un líder sea Pastor, evangelista, maestro, anciano, diácono etc.. Cae en pecado? ¿Que se debe hacer?

Es muy triste ver como líderes de la iglesia, que se veían llenos del Espíritu Santo, que predicaban con autoridad y poder el evangelio de Cristo, hombres y mujeres que reclamaban los grandes milagros en sus ministerios y siempre buscando una iglesia de multitudes, caigan delante de tus narices en las primeras expectativas de crecimiento. Es triste ver por ejemplo aquellos pastores que cambien su autoridad, poder, unción y comunión con Dios por el pecado del adulterio. Si hermanos es muy triste ver personas verdaderamente santas en el Señor convirtiese en sepulcros blanqueados.

Pero mas triste es ver como los demás líderes ponen el pie en la cabeza de aquel que se encuentra en esta situación, ver como corren como yenas salvajes a devorar lo que quedo,  como en muchos de los casos los amantes de la información lo hacen saber a toda la congregación para aumentar la pena y la deshonra del caído. Al final toda la congregación se da cuenta de algo que solo un pequeño grupo debió resolver.

Tenemos la obligación de ayudar a su restauración y no destruirlo, en este tipo de situaciones tenemos la obligación de hacerlo saber SOLO a la cobertura del líder, ellos deberán comenzar en amor el proceso de restauración, Será la cobertura del líder que tomara la decisión de quien se quedara en el lugar del caído. Recordemos hermano que el amor cubre multitud de pecados y que si alguno a pecado abogado tenemos para Cristo.

La solución no debe ser la critica, el aislamiento, el rechazo sino el amor.

Dios los bendiga.


La Tradición no escrita ¿Tiene la misma autoridad que la Biblia?

La Tradición no escrita ¿Tiene la misma autoridad que la Biblia?

Por Pastor Damián Ayala.

La respuesta es ¡NO!, la ICAR mantiene la siguiente postura sobre las tradiciones:

La Escritura es independiente de la iglesia en lo que respecta a su inspiración. Esta viene sólo de Dios, así que cuando la Escritura es vista en forma aislada, ella posee su propia autoridad canónica. En la práctica, sin embargo, al entrar la Escritura en contacto con vidas humanas, la misma requiere la voz de la iglesia, tanto para autenticarla como para interpretarla. Otro rasgo es el reconocimiento de la validez de la tradición no escrita junto a aquella de la Escritura. El Concilio de Trento, en su cuarta sesión, la del 8 de abril de 1546, comprometió la iglesia a honrar, a la par de las Escrituras, “las tradiciones no escritas que, “recibidas por los apóstoles de la boca de Cristo mismo”, o de los “apóstoles mismos siendo dictadas por el Espíritu Santo”, han llegado aun hasta nosotros, pasadas como si fuera de mano en mano”. [1]

Ellos afirman que hubo enseñanzas que no quedaron registradas en la escritura las cuales fueron transmitidas de la boca de Jesus a los apóstoles y de los apóstoles a la iglesia o del Espíritu Santo a los Apóstoles. Ellos usan este argumento para fundamentar sus enseñanzas aún las anti-bíblicas.

Los apologistas Católicos para demostrar esta postura usan  2 Tesalonicenses 2.15

 15Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.

La palabra que es traducida como doctrina en (RVR60), es la palabra griega παράδοσις parádosis, en las traducción católica esta palabra es traducida “Tradición” por ejemplo: La Biblia de Jerusalén dice, Así pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta.  2 Tesalonicenses 2.15

Ellos dan por confirmado que al decir “por palabra” y usar la palabra “tradición” están fundamentando su postura.

Lo que ellos tienen que demostrar es que las tradiciones o enseñanzas trasmitidas a “por palabra” no quedaron registradas en la Palabra de Dios.

Así que hasta que no se compruebe lo contrario todas las tradiciones o enseñanzas de la ICAR no bíblicas y anti-bíblicas son inventadas por los hombres y no por Dios.

Veamos el significado de παράδοσις. parádosis; precepto; especifico. la ley judía tradicional:—enseñanza, instrucción, doctrina, tradición.[2]

Esta palabra para decir «tradición» significa «lo que es transmitido» en vez de «transmisión» en el NT. Tiene un sentido peyorativo cuando se usa respecto a la tradición que se añade a la ley, p. ej. la de los ancianos en Marcos 7:3, 5, o la de los hombres en Marcos 7:8. Jesús rechaza la validez de las adiciones a la ley divina. El uso es más global en Gálatas 1:14, pues abarca las tradiciones tanto escritas como no escritas.[3]

La tradición es “transmisión de noticias, composiciones literarias, doctrinas, ritos, costumbres, etc., hecha de generación en generación”.[4]

2 de Tesa 2:15 habla de dos formas de transmitir las enseñanzas de Cristo oral o por carta. Enseñar los misterios del reino y el predicar el evangelio de la paz se convirtió en una tradición para la nueva iglesia Cristiana transmitida por el mismo Jesucristo.

En la tradición Judía:  Pablo dice, en el judaísmo aventajaba a muchos de mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres” (Gá. 1:14).[5] La tradición es aquí el conjunto de las explicaciones de la Ley y de las prescripciones relativas a los casos no previstos por la Ley, transmitidas de maestro en maestro y a las que los fariseos reconocían el mismo valor coercitivo que a la propia Ley … Jesús se opone en principio a la actitud de los fariseos y no reconoce validez más que a la Ley de Dios, ni concede valor alguno a la tradición que no es de Dios, sino “de los hombres”. Es decir, que a los ojos de Jesús, los hombres no son capaces de completar la Ley divina. Cuando, sin embargo, quieren hacerlo, no consiguen más que destruirla …[6]

En el Nuevo Testamento la palabra παράδοσις “tradición” se usa también en relación con la doctrina del Evangelio impartida por el apóstol Pablo. De hecho, está traducida “doctrina” en 2 Tesalonicenses 2:15 y “enseñanza” en 2 Tesalonicenses 3:6. Como ya lo vimos. A los corintios el Apóstol les dice: “Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí” (l Co. 15:3). Luego enumera los grandes hechos salvíficos del Cristo: su muerte y su resurrección. De estos hechos trascendentales hay un gran número de testigos. Por supuesto, Saulo de Tarso recibió revelación especial del Señor Jesús en el camino de Damasco. Como resultado, cuando recibió la revelación del Hijo de Dios, abandonó “las tradiciones de los ancianos” (tradiciones judaicas) y se dedicó a transmitir la buena nueva del Evangelio de Cristo. Primero por medio de la tradición oral y después mediante la revelación escrita.[5]

Sin entrar en la difícil y controversial cuestión de la formación del canon de la Escritura, es evidente que porciones considerables de la información que se encuentra en ella deben haberse transmitido oralmente a través de un período corto o largo de tiempo (cf. 2 Ti. 1:13; 2:2; 1 Co. 15:13; 11:23, etc.). [6] Esto no pudo pasar mas allá de la muerte del ultimo de los apóstoles, quedando para este momento todas las doctrinas y tradiciones practicadas hasta ese momento registradas en la Santa Palabra de Dios.

Pocos cuestionarían la afirmación de K. Barth: «Es evidente que existe una tradición anterior a la Sagrada Escritura y en la que se basa la Sagrada Escritura: éste es el camino que va desde la revelación como tal hasta su certificación escritural» (Church Dogmatics, T & T Clark, Edinburgh, 1956, I, 2, p. 552). Esto no da a la tradición oral una coexistencia autoritativa con la Escritura. Tan pronto como la Sagrada Escritura comienza a existir por inspiración divina, toda la tradición oral queda al margen, incluso aunque pudiera probarse su veracidad debe ceder a la autoridad de la Escritura y ser interpretada por ella.[6] 

Aún si buscamos en la historia de la iglesia para verificar si son veraces la tradiciones que alega la ICAR ser enseñadas por Cristo nos damos cuenta que no existen.

Por ejemplo:

Cuando vamos la época nicena en busca de más luz para los pasajes difíciles del NT, encontramos los puntos de vista más divergentes. Esto enseña claramente que no había una tradición teológica autoritativa que vinculara a los apóstoles con el segundo siglo. Esto se confirma por los escritos de los padres postapóstolicos, todos los cuales se desviaron de las normas del NT en algunos sentidos.[8]

Amigos, tenemos que ser sinceros y aceptar que muchas iglesias incluyendo la ICAR se han apartado de la verdad de Cristo y se han caminado tras las tradiciones de los hombres.

Bendiciones.

1.- John E. Steinmueller, A Companion to Scripture Studies, I, 48. (Harrison, E. F. (1980). Introducción al Nuevo Testamento. Grand Rapids, MI: Libros Desafío.)

2.- Strong, J. (2002). Nueva concordancia Strong exhaustiva: Diccionario. Nashville, TN: Caribe.

3.- Kittel, G., Friedrich, G., & Bromiley, G. W. (2002). Compendio del diccionario teológico del Nuevo Testamento. Grand Rapids, MI: Libros Desafío.

4.- Real Academia Española, Diccionario de la lengua española,

5.- Williams, G. (2006). Kairós 38: Enero-Junio 2006. Guatemala: Revista del Seminario Teológico Centroamericano.

6.- Jean-Jacques Von Allmen, ed., Vocabulario bíblico (Madrid: Ediciones Marova, 1973): 337.

7.- Harrison, E. F., Bromiley, G. W., & Henry, C. F. H. (2006). Diccionario de Teología. Grand Rapids, MI: Libros Desafío.

8.-HERE; E. Nielsen, Oral Tradition; C. Salmon, The Infallibility of the Church, chap. V; Karl Barth, Church Dogmatics, E.T. I, 2, pp. 547–572, II, 2, pp. 458ss.


¡Lo hago porque funciona!

¡Lo hago porque funciona!

Por Damián Ayala

¿Que por qué lo hago hermano? ¡Porque funciona! Fue la respuesta de un hombre de Dios comenzando a caer en el error.

Todos los hombres y mujeres de Dios debemos estar siempre velando para no caer en el error y pasar de pertenecer a la iglesia de Cristo a pertenecer a una secta aislada de la comunidad evangélica.

Tenemos que entender algo, el hombre es por naturaleza torcedor de la verdad. Dios, sabiendo esto, nos dejó La Biblia (Lámpara a mis pies) y a su Espíritu Santo (nos guía a toda verdad). Los seres humanos siempre hemos querido agregarle y quitarle cosas a la palabra de Dios.

La palabra según Salmos 119:105: Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.

Sabemos que la palabra es inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16). Si creemos eso entonces sabemos que la palabra es completa, no hay que agregarle ni quitarle nada, es suficiente, es perfecta y toda revelación va a concordar como anillo al dedo con la Escritura.

1 Timoteo 6:3,4a. Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras…

Toda expresión, todo comportamiento y toda doctrina debe pasar por la radiografía bíblica para colar la cosecha humana y la del enemigo.

Esto es 100% Bíblico:

Hechos 17:11. Y éstos eran más nobles (los hermanos de Berea) que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.  

Hermanos, ¡no hacemos las cosas porque Funcionan! ¡Las hacemos porque son Bíblicas! Las sectas hacen cosas por que funcionan, los Testigos de Jehová, los Mormones, los Católicos, hacen cosas que funcionan y muchas de sus iglesias están llenas pero no son Bíblicas.

Me comentaba un hermano —hay que dejar al Espíritu Santo moverse con libertad—. Le contesté —hermano, eso mismo digo yo, dejemos que el Santo Espíritu de Dios se mueva libre conforme a su Palabra y ya no le estorbemos inventando cosas que Él no ha inspirado—.

Muchos hermanitos no quieren saber nada de doctrina ni de teología, pero esto es una  locura. Doctrina = a enseñanza. Decir que no te gusta la doctrina es decir que no te importan las enseñanzas de Cristo. “Quiero las bendiciones de Dios pero no quiero sus enseñanzas”. Teología = a un discurso de Dios. “Quiero ser salvo pero no quiero escuchar ni un discurso de Dios”. Esto es patético.

No te digo que te aprendas la Palabra de tapa a tapa (que deberíamos), lo que digo es que la escudriñes para que veas si lo que has recibido es verdad.

Quiero dejar algo bien claro: Este articulo es para verdaderos hombres de Dios, no para falsos hermanos, no quiero que en los comentarios me pongas —bueno hermano tú sabes que la gente con pura doctrina se hace un religioso legalista…— Porque no estamos hablando de eso, a estas alturas es obvio que primero es el Espíritu Santo, que debemos estar llenos de Él para ser guiados a toda verdad, que sin Él estamos destinados a ser unos falsos, que el conocimiento de la palabra sin Él de nada sirve, que el mismo Satanás se sabe de memoria la Biblia…

El Espíritu Santo, escucha bien, jamás te va a guiar fuera de su Palabra. Él es el autor, Él la hizo perfecta, Él nos va ayudar a entenderla, a caminar en ella y a hablar de ella.

Tenemos que entender que la gente está hambrienta de la Palabra de Dios, no de nuestras opiniones.

Hablando de la iglesia de Cristo.

El problema no es la doctrina, la teología, la religión, el problema ¡son los hombres! Estas tres son hermosas cuando uno es lleno del Espíritu Santo.

Se ha dado una publicidad a: “hermano no sea religioso”, “no sea legalista…” que nos hemos ido al otro extremo, el liberalismo.

Me decía un hermano —la letra mata— Respondí —hermano, somos salvos sólo por la fe verdadera en Cristo y no por cumplir algún precepto o todos de la ley—. Eso debe quedar bien claro, la cosa es que no estamos hablando de la salvación, hablamos de no inventar revelaciones y cosas que no vengan en la Palabra porque funcionan, hablamos de meternos a la Palabra de lleno para no caer en el error o ser engañados, solo de eso.

El agregarle o quitarle a la palabra sí que mata (Apo 22:18-19).

Todos hemos tenido alguna ocasión que hayamos dicho, es que Dios me lo dijo o me lo puso en el corazón y después de un tiempo nos damos cuenta que no. Hermanos, el corazón es engañoso y perverso más que todas las cosas.

Tenemos que saber que la intimidad y la oración con el Señor es 100% importante. Sin ella no tenemos vida, pero después tenemos que ir a la Palabra para confirmar que lo que recibimos es verdaderamente de Dios y no nos hemos alucinado. Si está en la palabra es 100% de Dios y si no, es alucine el 100% y punto.

Bendiciones…


¡Hágase tu voluntad!

HÁGASE TU VOLUNTAD.

Por Damián Ayala.

Hacer la voluntad de Dios es la cosa más importante que un hombre y mujer de Dios deben hacer.

Todo cristiano:

1.- Que conoce la voluntad de Dios.

2.- Que hace la voluntad de Dios

3.- Que se deleita haciendo la voluntad de Dios.

Vive una vida en plenitud de gozo.

¿Te identificas?

Muchas veces he escuchado a hombres y mujeres gritar en sus oraciones,

-Dios, has tu voluntad en mí-

-Dios, hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. Mat 6:10.

Me imagino al Señor diciendo ¡¡ PUES HAZLA !!

La pregunta es: ¿Cómo se hace la voluntad de Dios en los Cielos?

Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, Obedeciendo a la voz de su precepto. Salmos 103:20

Se obedece a la voz de sus preceptos, inmediatamente…

¿Dónde puedo conocer la voluntad de Dios?

En su palabra primeramente.

En la Oración. Todo lo que un hombre de Dios reciba en la oración debe tener un fundamento 100% bíblico.

1.- Porque es importante conocer la voluntad de Dios.

Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Efesios 5:17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

Definitivamente es de vida o muerte el hacer la voluntad de Dios.

Enfoquemos el tema en el servicio.

La pregunta es ¿En verdad estoy haciendo lo que Dios quiere para mi vida?

O sólo es parte de mi repertorio de oración decir SEÑOR Hágase tu voluntad, para luego traer una lista de excusas del por qué no la hicimos.

En este momento te pido que reflexiones, ¿cuántas veces a sabiendas y con más de 100 confirmaciones has dejado de hacer Su voluntad? ¿Cuántas veces el Rey te ha dado una orden y te has hecho el sordo?

Se nos ha enseñado a usar la fe para tener dinero, cosas materiales, sanidad, un buen matrimonio, liberar demonios… !!Mi hermano, es hora de usar la Fe para hacer la voluntad de Dios¡¡

Cuando le hablas a la gente de servir en la obra del Señor escuchas cosas como: Estoy esperando el tiempo de Dios. Yo les digo:  COMENZÓ HACE 2000 AÑOS MI HERMANO, ya no te hagas el loco y ponte a trabajar en su obra. Algo bien común que digan, -yo sirvo al Señor, le hablo de él a todo el que me encuentro- Yo les digo: ¿cuántas veces has barrido la iglesia donde te congregas?¿cuántas veces has lavado los baños? ¿alguna vez has pintado una pared? ¿En los convivios cuántas veces te has quedado al final para recoger? ¿Cuántas veces has ido a orar a un hospital por algún enfermo? ¿A cuántas personas VISITAS por semana para hablarles de Cristo? ¿Cuéntame, cuánto tiempo tienes con tu célula de estudio?

Algo por lo que le doy gracias a Dios es que me ha demostrado que SI SE PUEDE SER UN PADRE DE FAMILIA NORMAL CON 8 HORAS DE TRABAJO DE LUNES A VIERNES, CON HIJO, ESPOSA, LEVANTAR UNA OBRA DESDE CERO, LEER Y ESTUDIAR LA PALABRA, ORAR, PREPARAR UNA PRÉDICA POR SEMANA ETC…  ¡¡ SÍ SE PUEDE !! SÓLO HAY QUE USAR LA FE. LA ÚNICA FORMA DE SERVIR A DIOS ES SIRVIÉNDOLE.

2.- Dios es el único que nos puede ayudar a hacer su voluntad.

Salmos 143:10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.

Mi hermano, la única forma de que Dios te enseñe hacer su voluntad es sobre la marcha. Deja de soñar y ponte a caminar.

3.- Salmos 40:8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.

Mi hermano, ¿podrías hacer esta oración? “El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado”

Una vez me comentó un muy buen hermano que amo en Cristo, que Dios le puso en su corazón, -si tú no vas mando a otro pero voy hacer mi voluntad- En ese momento me recorrió  un escalofrío de cabeza a pies. Pensé, que bueno que no puse pretextos cuando Dios me ordenó que abriera la obra en Monterrey, de no ser así estuviera con mi excusa y otra persona sirviendo en la obra, ¿me hubiera perdido esa bendición?

¿Cómo debe ser el hacer la voluntad de Dios para un Cristiano?

Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. Juan 4:34

Debe ser como la comida para el cuerpo ¿Cómo es la comida para tu vida?

Es una necesidad, te imaginas unas 3 semanas sin comer, ¿Si no comes que pasa?  ¿Cuántas veces comes a la semana?

Podemos decir:

No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. Juan 5:30

Mi hermano/a reflexiona por favor, arrepiéntete, ríndete al Señor y usa tu fe para hacer su voluntad.

Bendiciones.

Publicado por Pastor Damián Ayala.