EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD

EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD

por Carlos Leandro Ramírez

David K. Bernard en su libro La Unicidad de Dios explica en una sección llamada contradicciones (de la doctrina de la trinidad), que la doctrina de la Trinidad es antibíblica: “…una lista de otras contradicciones y de los problemas asociados con el el trinitarismo. Esta no es una lista completa pero sí da una idea de cuánto aquella doctrina se ha apartado de la Biblia.” [1]

A continuación enumeramos una por una, tal cual como aparecen en su libro. Las cuales resaltaremos en verde, dándole nuestra respectiva explicación:

1. ¿Tuvo Jesucristo dos padres? El Padre es el Padre del Hijo (I Juan 1:3), pero el niño que nació de María fue engendrado por el Espíritu Santo (Mateo 1:18, 20; Lucas 1:35). ¿Cuál de ellos es el verdadero padre? Algunos trinitarios dicen que el Espíritu Santo era meramente el agente del Padre en el proceso de la concepción—un proceso que ellos comparan a la siembra artificial.[1]

Bernard piensa que la Trinidad ve a las dos naturalezas de Jesús (divina y humana) como hijas de Dios, el Trinitarismo tiene claro que el espíritu eterno (que se sacrificó, por lo tanto el hijo, Hebreos 9:14) y santo de Jesús es hijo de Dios (Romanos 1:4;) y su humanidad o carne es hija de David o del hombre (Romanos 1:3; Hechos 2:31)

Primero cita 1 Juan 1:3 “lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo”. Antes que nada, el versículo dice TEXTUALMENTE que Jesucristo (Jesús el ungido, recuerde que el N.T. fue escrito en griego) es el hijo de Dios y dice TEXTUALMENTE la Biblia que Jesucristo (Jesús el ungido) vino en carne (1 Juan 4:2) o sea como quien dice, el hijo vino en carne, no el hijo es la carne. El versículo que usa Bernard aquí contradice su posición que Jesucristo es el Padre que vino en carne, claramente dice la Biblia que Jesucristo vino en carne. Este no es el tema aquí, pero quiero que lo tengan en cuenta.

Bernard dice que la trinidad tiene un problema aquí porque compara de manera engañosa la relación Padre – Jesucristo en 1 Juan 1:3, con la relación Espíritu Santo – niño en Mateo 1:18; 20 y Lucas 1:35. Encontrando él entonces que el padre del hijo sería, o el Espíritu Santo o el Padre (Dios), siendo que en la Trinidad El Padre no es el Espíritu Santo.

El niño (el humano, la carne) que nació de María, dicen los evangelios fue engendrado del espíritu santo. Recuerde que Jesucristo era hijo de David con respecto a la carne (Romanos 1:3; Hechos 2:30). Pero como para Bernard, el hijo en  1 Juan 1:3 se refiere a la humanidad/carne de Dios, ve un problema en la trinidad. Aquí nos podemos dar cuenta como la idea preconcebida (en este caso, que el hijo se refiere a la carne y que inició con maría) que tienen los unicitarios, de manera inconsciente afecta la percepción de todo pasaje que lean. El no debería exponer esa presunción aquí, se supone que se está trabajando en base de lo que cree la Trinidad, no? Ven? es una idea preconcebida (el hijo con un inicio) de la que no se pueden desprender ni siquiera para suponer que son trinitarios, donde deben encontrar una contradicción de lo que creen “como trinitarios”.

Es por esta razón que siempre va a encontrar su Unicidad preconcebida en todo texto que vaya a estudiar en la Biblia.

Antes que nada hay que repasar algo que debemos tener bien claro. Cristo, el ungido (de Dios), eso significa la palabra en griego; siendo en forma de Dios se humilló y tomo forma de hombre (filipenses 2:5-8), por lo tanto tenía que ser en todo semejante a los hombres para poder cumplir la misión que tenía (Hebreos 2:14-17).

Por lo tanto hay que ver como es que nacen los hombres y esto se describe en este pasaje de Job 33:4. Quiero que lo comparemos también con los Salmos 104:29,30. Porque habla de cómo Dios engendra a los seres vivientes.

“El espíritu de Dios me hizo, Y el soplo del Omnipotente me dio vida”. (Job 33:4). Job dice que el Espíritu de Dios lo creó, en hebreo crear es asá (strong H6213) formar, hacer; es diferente a crear bara (H1254) que es hacer algo de la nada y ocurrió bíblicamente una sola vez. Pero para no salirme del tema, Job está diciendo en la primera parte del versículo, que su parte humana (carne) la creó (formar o moldear algo que ya existe, cosa que ya saben los científicos; pasa al inicio de toda vida humana) Dios a través de su Espíritu (santo).

Ahora el salmo 104:30 dice que igual manera pasa con los animales. Son creados, formados o moldeados de algo que ya existe: recuerde “la materia no se crea (sólo pasó una vez) ni se destruye”; por Dios como en Job 33:4.

Luego el Salmo 104:28 dice: “Les quitas el Hálito, dejan de ser (mueren)” aquí se tradujo como hálito la palabra hebrea rúakj (H7307) que significa aliento literalmente, pero significa en sentido figurado vida, con sus expresiones y funciones.

De igual manera en Job 33:4 dice: “el soplo del Omnipotente me dio vida”. Ven la semejanza? Soplo aquí eh hebreo esneshamá (H5397) viento, furia o aliento vital. Las palabras tienen significados iguales en el contexto a las que se aplican.

En resumen lo que quiero expresar es que cuando un ser viene a esta existencia, ocurren dos cosas: El espíritu Santo crea (forma de lo existente) un cuerpo y Dios da la vida, el existir como consciente (en los humanos).

Para hacer una pausa aquí: los científicos han descubierto el ADN y muchas otras cosas más, han estudiado el proceso de la gestación. Pero es un misterio como ocurre realmente la fecundación del huevo: la fusión de ADN de las dos células gaméticas. Este crédito y gloria, yo por fe se la doy al Espíritu Santo.

Miren lo que hace el Espíritu Santo en la concepción de Jesucristo:

Mateo 1:18 dice literalmente en griego: “…(María y José) venir a juntarse ellos, fue hallada en cinta, con origen (por causa) de Espíritu Santo.”

La Biblia dice que el Espíritu Santo fue él origen, el que ocasionó el embarazo de María. Porque el espíritu es el medio mediante el cual Dios crea (carne, cuerpo) en el vientre (Job 33:4; Salmo 104:30).

No quiero profundizar en esto, pero en la Biblia siempre que Dios obra de manera sobrenatural sobre el cuerpo humano, lo hace a través del espíritu Santo. Ejemplo: Sansón con su fuerza sobrehumana y hay muchos ejemplos mas, pero no voy a explicar eso aquí. Cuando digo que el  Espíritu Santo es el medio, no estoy consintiendo con la enseñanza del Espíritu Santo como una fuerza impersonal; ya que nosotros aunque somos personas, la Biblia también nos describe como instrumentos de Dios.

En el nacimiento de Jesús, el Espíritu Santo creó un cuerpo: la humanidad de Jesús, pero el hijo de Dios Jesucristo vino en carne, enviado por el Padre. Esa es la posición Trinitaria, no como la que distorsiona Bernard en su preconcepción como mostré anteriormente.

Por lo tanto este pasaje no representa dificultad para la Trinidad si no que antes  representa un problema para la unicidad, porque si el hijo de Dios es solo una carne que Dios formó para venir a manifestarse, entonces la Biblia nunca diría que El padre engendró al Hijo (el de la doctrina unicitaria) si no que diría que el Padre creó al hijo (unicitario).

¿Porque la Biblia habla entonces del Padre engendrando al hijo? Buena, muy buena pregunta.

Quiero que nos vayamos a colosenses 1:15 uno de los versículos favoritos de los testigos de Jehová. Este versículo es mal interpretado por los Testigos para dar a entender que el hijo de Dios es un ser creado. Desafortunadamente ellos ignoran o pretenden ignorar que en la cultura judía del tiempo bíblico, la primogenitura si bien literalmente significa el primero engendrado o en nacer, en sentido figurado significa el heredero, el que tiene entre los hijos la posición primordial y el derecho a la herencia. No voy a profundizar en eso ahora, pero quiero que entiendan que una palabra puede tener un significado más allá del horizonte intelectual que tiene el lector de un texto que desconoce las implicaciones dentro del contexto.

Otro ejemplo que quiero dar, el de la Internet. Si escribo una carta a mi novia diciéndole que voy a comprar un computador para navegar en la Internet y esa carta es encontrada en una expedición arqueológica dentro de cinco mil años, es muy probable que algunos arqueólogos entiendan que quise decir que iba a usar el computador para acceder a Internet, una red de sistemas de datos interconectados entre sí. No obstante habrá otro grupo de arqueólogos que sacarán la conclusión, por su falta de conocimiento sobre la época (la mía) o terquedad, que el computador servía para flotar en un río o lago llamado Internet.

La Biblia dice que el hijo fue engendrado por el Padre en  dos ocasiones, sin contar la profecía en los salmos: cuando fue levantado de entre los muertos (Hechos 13:33) y cuando subió a los cielos luego de resucitar (Hebreos 1:3,5) y tomar posición como sacerdote (Hebreos 4:14; 5:5).

Algo para observar, es que los humanos también somos engendrados por Dios y esto no es el vientre de nuestras queridas mamitas (como entendía nicodemo, Juan 3:3-6), donde inicia nuestra existencia:

Juan 1:13  “los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”.

1Juan 5:1   “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido (nosotros) de Dios; y todo aquel que ama al que engendró (a nosotros), ama también al que ha sido engendrado (nuestros hermanos en cristo) por él”. Leer el versículo anterior para entender mejor (1 Juan 4:21). Dice que yo, que soy engendrado por Dios debo amar a mi hermano que también es engendrado por Dios.

Por lo tanto el hecho de ser engendrado por Dios no marca el inicio de la existencia, marca el inicio de una nueva existencia como enseña la Biblia. Nosotros de pecadores a justos (justificados) y Cristo de humillado a glorificado. No me cree? Mire lo que dice el diccionario strong de la palabra engendrar que en griego es gennáo (G1080) procrear (prop. del padre. pero por extens. de la madre); fig. regenerar: —engendrar, dar a luz, nacer, nacimiento, concebir.

En un sentido literal, engendrar es procrear o por injerencia engendrar, dar a luz, etc. Pero en un sentido figurado es regenerar. Es cierto que los trinitarios (sobre todo los católicos) han argumentado un “hijo eternamente engendrado”, pero ese argumento es sólo una falta de estudio y análisis para evitar tocar el tema, considerando que no es necesario estudiarlo por ser un dogma, cuando (como me pasó a mí) es una enseñanza bíblica (la trinidad) de la cual me convenzo cada vez más  a medida que estudio. Cuando la Biblia dice que Dios ha engendrado a su hijo, se refiere a una regeneración espiritual en el sentido figurado que se aplica a esa palabra (gennáo), no necesariamente indica que tuvo un inicio.

Toda esta confusión la ve Bernard porque como dije, sus ideas unicitarias son tan preconcebidas que él no puede ni siquiera suponiendo que es trinitario despojarse de ellas y en un ejemplo como trinitario encuentra un error para explicar el pasaje, basado en su idea unicitaria acerca del hijo. Porque ve al hijo como la carne que usó Dios (Jesús, el Padre, en su teología), él no puede dejar de mirar eso (ni siquiera para una suposición).

Para concluir esta primera parte vemos como la unicidad de Dios, más que una enseñanza bíblica es una posición basada en la creencia prejuiciada y no el estudio crítico de las escrituras. El que lee este libro va a encontrar una palmadita en la espalda para que siga creyendo lo que quiere creer, el que de verdad quiere buscar la verdad la hallará estudiando a fondo. El libro se ve tan convincente y lleno de conocimiento, pero les estoy mostrando como sutilmente va insertada la levadura. Al principio casi me convence el libro, les soy sincero. Pero la gloria sea para el Señor Jesucristo que con su Santo Espíritu nos guía a toda verdad.

Hermano en Cristo Carlos Leandro Ramírez.

Notas: Todas las definiciones de Palabras en hebreo y griego son tomadas de la concordancia exhaustiva James Strong. Los textos que se toman del griego pertenecen al Interlineal Griego-Español del Texto Maestro WESTCOTT Y HORT. Todas las citas son tomadas de la Biblia Reina Valera 1960. A menos que se indique lo contrario.

1. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 279.

Este articulo fue tomado del Blog amigo El blog del Pastor Daniel


One Comment on “EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD”

  1. SEBASTIAN SOTO dice:

    si Dios lo dise es verdad ,así como que yo soy su hijo y el es mi padre Amen


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s