¡Fieles Hasta La Muerte! John Piper

¡Fieles Hasta La Muerte! John Piper

Publicado por Pastor Damián Ayala

 


Amad a Vuestros Enemigos

Amad a Vuestros Enemigos.

Hermanos y amigo, les dejo esta liga, es una excelente predicación del Pastor Miguel Nuñez.

No hay duda que como hijos de Dios y siervos de Cristo estamos obligados a perdonar a nuestros enemigos.

http://www.laibi.org/audio/SM/016-20110213.mp3

Publicado por Pastor Damián Ayala.


EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD VIII

EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD VIII

por Carlos Leandro Ramírez

Seguimos analizando una por una, tal cual como aparecen en el libro “La unicidad de Dios”. Las supuestas contradicciones que encuentra David K. Bernard a la doctrina de la trinidad. Las cuales resaltamos en verde:

12. Si al responder a las preguntas 3 a 11 decimos que solo el hijo humano de Dios era limitado en conocimiento y en poder, y que El murió, entonces ¿cómo podemos hablar de “Dios Hijo”? ¿Hay dos Hijos? [1]

Bernard tiene algo de razón en este punto, pero no con respecto a la pluralidad de hijos, si no con el hecho que hijo de Dios es un título que adquiere Jesús en el momento de nacer. En sólo esto acierta Bernard. Si bien la expresión Dios hijo no existe en la Biblia, representa solo un termino convencional escogidos por los trinitarios para identificar a “aquel” (así dice en el griego 1 Timoteo 3:16) que se hizo carne.

Los trinitarios no pensamos que la expresión Dios hijo se refiera a la carne (humanidad de Cristo) con atributos divinos. Si quisiéramos hacer una definición más explícita de la Trinidad lo podríamos poner así: Dios el Padre, el ungido y el Espíritu Santo. Todos tres Dios, cada uno Dios pero un solo Dios.

El ungido murió dice la palabra, e identifica al ungido como el hijo: Romanos 5:8 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” dice que el ungido murió, ahora identifica al que murió como el hijo: Romanos 5:10 “Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida” Por lo tanto hijo (de Dios) es un título que se puede intercambiar (como muestra textualmente la Biblia) con el término ungido (cristo) aplicado a Jesús.

Y la Biblia dice que Jesús ungido (cristo) vino en carne (1 Juan 4:2), por lo tanto sería correcto decir que el hijo (de Dios) vino en carne. Y esto no es sólo una deducción lógica mía (cosa que hacen si hacen los modalistas para identificar a Jesús con el Padre), la Biblia cita textualmente lo que acabo de exponer, que Dios envió su hijo para que se hiciera carne:

Uno de los favoritos de los unicitarios: Galatas 4:4, en griego dice: “Pero cuando vino la plenitud del tiempo, el Dios envió hacia afuera al hijo de él, habiendo llegado a ser en la mujer, habiendo llegado a ser bajo ley” y las dos expresiones que subrayo aquí, se describen: habiendo llegado a ser: gínomai (g 1096) hacer que sea («gen» –erar), i.e. (refl.) llegar (llegar a ser). La palabra griega no implica creación, formación o inicio de existencia, implica un cambio, una transformación (filipenses 2:7); en, en griego ex (1537) denotandoorigen (el punto de donde procedo el movimiento o acción.

El versículo habla que hay una transformación (gínomai) que ocurre en (ex) la mujer. Pero anterior a eso ya existía una relación filial entre el Padre y el hijo: envió al hijo de él; envió en griego es exapostélo (g 1821) enviar, i.e. (en una misión) despachar, o (perentoriamente) despedir. No se puede enviar, despachar o despedir a alguien que no existe, que es un plan mental. Ya que esto fue antes de la encarnación o manifestación en carne del ungido. de él; antes de esa transformación en la mujer ya existía esa relación filial o interpersonal entre Padre e hijo.

Ven? las enseñanzas unicitarias o modalistas no están si no basadas en el error. El texto griego derriba inmediatamente los argumentos modalistas. Es triste que los cristianos no se preparen como es debido en defensa de la verdad y tal vez puedan convencer a un hermano del error en el que se encuentra sumergido (2 Timoteo 2:25,26).

No definimos Dios hijo como el hijo de Dios, la humanidad de cristo. Definimos Dios hijo para atribuir total y absoluta deidad al ungido que vino en carne (1 Juan 4:2) que nunca cambia (Hebreos 13:8), existía junto con su padre antes de la fundación del mundo (Juan 1:1; 17:5), es enviado al mundo (Juan 3:16) desde el cielo (Juan 6:38) no enviado en el mismo sentido de Juan el bautista como alegan los modalistas. Todos estos textos implican la relación de Jesús (ungido de Dios) como el escogido por su Padre antes de venir en carne. Lo que pasa es que para el sectario la gramática cambia a conveniencia de su doctrina, y cuando los textos ponen en peligro sus enseñanzas entonces el significado de los textos debe cambiar para no descubrir su error.

Ejemplo de esto es que para ellos cuando la Biblia dice Jesucristo (Jesús el ungido [de Dios] en griego) es el mismo de ayer de hoy y por los siglos (Hebreos 13:8, entonces ya esa palabra toma otro significado: Dios el Padre eterno, el único Dios. [2]

La palabra le esta diciendo al modalista que el ungido de Dios, el que murió (romanos 5:8,10), su hijo, nunca cambia (Hebreos 13:8, usa la palabra ungido) afirmando textualmente (ojo, textualmente, no interpretándose) que el ungido es eterno e inmutable (por lo tanto Dios, a pesar de ser ungido por Dios, relación interpersonal) y el modalista no ve esto. Está ciego espiritualmente.

13. ¿A quién adoramos y a quién oramos? Jesús dijo que debemos adorar al Padre (Juan 4:21-24), pero Esteban oró a Jesús (Hechos 7:59-60). [1]

Típico de los sectarios. Jesús no enseñó que debemos orar al Padre, no le corte al texto señor Bernard, Jesús enseñó que debemos orar (esto está incluido en la adoración) al Padre en espíritu y en verdad, porque el Padre es espíritu (espiritual). Si lo leemos como lo expresa Bernard arriba “debemos adorar al Padre”, entenderíamos que Jesús enseñó que sólo al Padre debemos adorar (¿ven la trampa?) y como Esteban oró a Jesús entonces sólo Jesús recibe oración, por lo tanto, Jesús y sólo Jesús es el Padre. Esta es la propuesta unicitaria.

Pero Jesús enseñó que el Padre recibe adoración en espíritu y en verdad, porque tales adoradores busca (Juan 4:23), esto no excluye que “otro” pueda recibir adoración (u oración para el caso), esta hablando del modus de la adoración al Padre.

Es más el mismo Padre dice: “Adórenle todos los ángeles de Dios” (Hebreos 1:6) refiriéndose al hijo, no a la “deidad en el hijo” como explica Bernard, este texto no está en la Biblia, esta es una interpretación unicitaria.

Por lo tanto hay dos que pueden recibir adoración: el Padre y El hijo. Porque Bernard discrimina que sólo el Padre? No es tan obvio en el texto bíblico que el hijo puede recibir adoración también, que los Testigos de Jehová lo tienen que modificar “ríndale homenaje”para que alguien con sentido común y sincero no entienda que el hijo (de Dios) también recibe adoración?

Gracias señor Bernard, porque me da en este pasaje un argumento para denunciar sus trampas, como falto de sinceridad en cuanto a sus enseñanzas.

¿Porque me expreso así? Porque las personas que leen el libro (la Unicidad de Dios) y están “encantadas” con la doctrina y sus enseñanzas, no se dan cuenta que Bernard con esta pregunta se está contradiciendo. Como he mostrado antes, cambia las explicaciones y conceptos a medida que tiene que sortear deshonestamente su doctrina a través de la Biblia.

Se los voy a demostrar. ¿Recuerdan su pregunta No. 11?:

¿Si el Hijo es eterno e inmutable (invariable), ¿cómo puede el reino del Hijo tener un fin? (I Corintios 15:24-28). [1]

En esta pregunta Bernard establece que el hijo tiene el control, dominio, reino temporal de todo y que luego se sujetará (dejara de existir) al Padre y le entregará todo. Dios en su papel de hijo tiene el dominio sobre todo y terminará ese papel y lo dominará en su Papel de Dios Padre. (esta explicación unicitaria “es la salvadora” a la contradicción que encuentra Bernard en la trinidad) [3]

Bueno, Bernard se da la respuesta a su pregunta engañosa. Jesús es Dios (no en su Papel como hijo) si no como el hijo de Dios (hijo, implica relación interpersonal, doctrina de la Trinidad) y ahora ocurre que el hijo de Dios tiene el control sobre todo, cumpliendo así la profecía en el salmo 2:8; salmo 110:3. por esto Esteban ora a Jesús, porque en el versículo 56 del capítulo 7 de Hechos dice: y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios”.

Es mas Esteban habla del hijo de hombre (para destruir el jueguito unicitario de las naturalezas de Jesús), y a este hijo de hombre, lo identifica como a Jesús y sabiendo ya Esteban que a este hijo de hombre se le había dado todo el poder y la autoridad (salmo 110), le pidió, tal cual cristo le pidió al Padre en la hora de su muerte (historia que debió conocer Esteban), guardara su espíritu.

Identificando así a Jesús con el hijo del hombre y igualando al hijo del hombre con Dios Padre (ojo, igualando, no identificando, Dios Padre no es carne, es espíritu) (Juan 4:24). Que hermosa la Palabra de Dios, que unidad tan perfecta!

Cristo siempre mandó que pidieran al Padre, que él (Cristo) lo haría (Juan 14:13; 14) o el Padre se los daría (no haría, si no daría, es diferente) (Juan 15:16; 16:24). El Padre da (ordena, permite) cristo da (ejecuta, hace), no se contradice cristo en ninguna forma, ni mucho menos se identifica con el Padre. Miren la humillación de cristo tan sublime, que estando en tierra, sin haber consumado (19:30) su obra de gloria, siempre estuvo sujeto en autoridad al Padre. Hermoso señor Jesús, debemos aprender de él.

Sólo cuando es exaltado (Hebreos 1), luego de resucitar (Hechos 2:31-36) Dios le hizo Señor y Cristo. Por lo tanto Esteban pudo orar así a Jesús, porque ahora Jesús ya no estaba en humillación, si no que era el Señor y su nombre es sobre todo nombre (Filipenses 2:9), esto lo hizo Dios [Padre] (Isaías 9:7; Filipenses 2:9). Recuerde Jesús es el sujeto pasivo, la gramática es clara. Si hay un sujeto pasivo, hay un sujeto activo. Uno exalta a otro que se había humillado. Al menos dos personas.

El unicitario habla sobre la doctrina la Trinidad refiriendo que no está textualmente en la Biblia, pero su doctrina de Jesús en un papel y como otro papel, tampoco está en la Biblia. Es mas los textos la refutan al mostrar voluntades, amor, sujeción, obediencia, y preposiciones que expresan relación interpersonal.

Es textualmente hablando, tan evidente que Jesús no es el Padre, que los cristianos tuvieron que esforzarse a través de los tiempos en demostrar la deidad del Cristo, para defenderse de las doctrinas que atacaban la Deidad del señor. Al afirmar la iglesia que Cristo es Dios, confirma la Trinidad porque esta clarito que Jesús no es el Padre, es el enviado, gramaticalmente la Biblia los muestra como seres individuales.

Como motivo de esto tenemos los mal traducido textos de la reina Valera Isaías 9:6 y 1 Timoteo 3:16. Estos versos tenían como fin apoyar la deidad del Mesías, lo que confirmaría la Trinidad. Desafortunadamente, ahora se ha regresado como un boomerang golpeando a la misma doctrina desde las trincheras oscuras de la doctrina de la unicidad.

Carlos Leandro Ramírez.

Notas: Todas las definiciones de Palabras en hebreo y griego son tomadas de la concordancia exhaustiva James Strong. Los textos que se toman del griego pertenecen al Interlineal Griego-Español del Texto Maestro WESTCOTT Y HORT. Todas las citas son tomadas de la Biblia Reina Valera 1960. A menos que se indique lo contrario.

1. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 280. Impreso por WORD AFLAME PRESS Edición del 2000.

2. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 88

3. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 106

Publicado Por Pastor Damián Ayala.

Este articulo fue tomado del blog amigo El blog del Pastor Daniel


EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD VII

EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD VII

por Carlos Leandro Ramírez

Seguimos analizando una por una, tal cual como aparecen en el libro “La unicidad de Dios”. Las supuestas contradicciones que encuentra David K. Bernard a la doctrina de la trinidad. Las cuales resaltamos en verde:

11. ¿Si el Hijo es eterno e inmutable (invariable), ¿cómo puede el reino del Hijo tener un fin? (1 Corintios 15:24-28). [1]

Dice 1 Corintios 15:24-28:

Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia.

Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.

Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte.

Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas.

Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos”.

No entiendo su punto aquí. ¿Que tiene que ver mi naturaleza (humana) con mi cargo de gerente en el banco?, ¿y si me despiden o me asignan a otro cargo, que tiene que ver esto con mi naturaleza humana? ¿Dejaré de existir o cambiaré mi existencia porque me cambiaron de cargo? ¿Suponiendo que el reino del hijo tuviera un fin, en que afectaría eso su condición ontológica?

Primero que todo, lo que va a finalizar en dicho pasaje es la función del hijo como rey de ese reino, pero el reino no va a terminar (Daniel 7:14), la Biblia no dice eso en ninguna parte. Como cuando un presidente termina su periodo de mandato, esto no significa que el Presidente termina su existencia, ni que la presidencia o la nación deja de existir, sólo hay un cambio en el administrador.

Cual es el propósito en la administración de este reino por parte del hijo? Bueno, Cristo dijo que a el se le había dado todo juicio por cuanto era hijo de hombre (Juan 5:27), esto es, participó de la misma naturaleza ontológica que los humanos, tiene autoridad moral para juzgar a los hombres (justo juicio de Dios) con verdad. Cristo esta como administrador de Justicia (Salmo 110:6), entonces porque esta demora en juzgar y condenar? Porque el propósito de Dios es que el pecador venga al arrepentimiento (1 Timoteo 1:4; 2 Pedro 3:9); mientras que llega el momento en que no haya mas por juzgar (salmo 110:1) porque ya estará completo el número de los que Dios conoce serán salvos (Apocalipsis 6:11; Romanos 8:29; 1Corinitios 2:7).

Este pasaje, mas que hablar de “papeles o “funciones” de Dios, claramente expresa (dice literalmente) que hay un cambio de administración, por lo tanto son dos personas diferentes, ya que una persona si cambia de papeles, no hace ningún cambio de administración, si no solo de nombre o título.

Como por ejemplo: “Yo me cambio de secretario a gerente, entonces ya no me llamaré el secretario, si no el gerente”, cambié de papel, pero si “yo le entrego el puesto de secretario al gerente” (texto análogo con el bíblico en discusión) entonces ya no es un cambio de título de mi persona, si no un cambio de cargos entre personas.

La Biblia fue escrita en nuestra lengua (humana), y por lo tanto se usa nuestra lógica (gramatical) para interpretarla. El texto (1 Corintios 15:27) debería expresarse analógicamente al primero de los que cité como ejemplos, si quisiera proponer la explicación que dan los unicitarios.”

Bernard ve una confusión acá porque piensa (como lo he mostrado en varias ocasiones) que nosotros los Trinitarios llamamos Dios el hijo a la carne de Jesús, el no debería incluir esa premisa en los análisis trinitarios. Argumentando así que es imposible igualar (co-igual) la carne (Dios hijo) con Dios (Padre), expresar esto como parte de la trinidad es intelectualmente deshonesto o ignorante.

Mire lo que dice en su libro, acerca de las enseñanzas de la Trinidad, en el punto tres de las mismas:

“Jesucristo es la encarnación de Dios Hijo. Jesús no es ni el Padre ni el Espíritu Santo.” [2]

Esto es un engaño, la Trinidad no enseña que Jesucristo es la encarnación de Dios hijo (mire que él hace énfasis a la encarnación, como descripción de Jesucristo). La trinidad enseña que Jesucristo (así textualmente) fue el que se encarnó (1 Juan 4:2) Jesucristo es otro nombre o título (supone rango, interacción interpersonal) del Hijo de Dios o Dios hijo (nombre convencional, ya que no está en la Biblia). Y Esto lo expliqué en mi artículo:

Por esta razón, por su falacia, Bernard dice:

“Es imposible explicar este versículo de la Escritura si uno piensa de un “Dios Hijo” quien es co-igual y co-eterno con Dios Padre” [3]

Porque es imposible? Dice bernard que el hijo (la carne) no sería igual a Dios ya que le entrega a Dios el reino. David supone que el entregar algo (en este caso un reino sin igual) es ser menor en naturaleza y poder. Entonces ya entiendo porque los ateos que en fin se creen dioses por medio de su relativismo moral, se creen mayor o mejores (moralmente) que Dios: Porque aunque Dios entregó a su hijo por nosotros, entonces debería suponer nosotros según lo que expresa Bernard, que Dios es menor en naturaleza por habernos entregado su único hijo.

O miremos algo bíblico, Jonatan le entrego a David su manto que llevaba, otras ropas, su espada, su arco y su talabarte (1 Samuel 18:4). Supongo que según Bernard entonces David era mayor en poder y naturaleza que Jonatan, que en el momento era linaje real mientras que David era hijo de un campesino.

Puedo usar su mismo argumento en 180 grados en contra de él: ¿Como puedo pensar en un Dios Padre mayor o igual al hijo si sujetó a él todas las cosas (1 Corintios 15:27; Salmo 110:1)?

El punto de Bernad es que el hijo es menor que el Padre y dejará de existir porque al final se sujetará al Padre. Si esto es cierto, entonces pregunto yo: como es que las cosas que están sujetas ahora al hijo (1 Corintios 15:27), no han dejado de existir, ni lo dejarán (Mateo 25:46)? Yo puedo usar el mismo argumento de Bernard para encontrar un error en su posición. La palabra sujetar aquí es jupotásso (g5293.)subordinar; refl. obedecer:—bajo, sometido, sujeto, sumiso. Implica una relación interpersonal y a la vez indica sujeción. No indica en ninguna forma desaparición, aniquilación inexistencia. Y es la misma palabra que usa en el mismo pasaje para indicar que las cosas están sujetas al hijo. SI esta palabra indica que el hijo dejará de existir, entonces como explican que la misma palabra que se usa para las cosas que están sujetas actualmente al hijo no implica que estas hayan dejado de existir?

Los maestros unicitarios no son si no maestros de palabrería sin ciencia (Romanos 10:2)

Si uno establece un patrón textual para hacer una exégesis, debe usar el mismo patrón para los textos cercanos, máxime encontrándose en el mismo pasaje. Esto es ser sincero.

Les dije que no era imposible un hijo co-igual con el Padre, la Biblia habla de alguien igual (co-igual) a Dios (filipenses 2:5-8) que se humilló, en forma de siervo. Bernad no quiere considerar esta opción para entender el texto, de que uno (el hijo) que es Dios, puede ser menor (humillado por su forma humana) e igual (co-igual) a Dios, porque decidió de su propia voluntad hacerlo (Juan 1:14). Esta también es una buena explicación para el texto, porque dice Bernard que es imposible?

Esta claro que hay un cambio de administrador en este reino. El texto no sugiere que el reino va a terminar, y por el contrario expresan los unicitarios, claramente define a dos personas diferentes: porque hay uno exceptuado del que esta reinando actualmente, y luego el hijo se sujetará (relación interpersonal, implica dos voluntades) a aquel que estaba exceptuado de su reino.

Algo que hace el sectario hace es agregar y/o quitar a la escritura bajo el pretexto de la “interpretación”. El sectario siempre dirá: “allí no dice que…”, “allí lo que quiere decir es… porque…” La Biblia para el sectario no habla por si misma, si no que dice un código que solo él puede descifrar. Y establece reglas de interpretación que cambian cuando les conviene, convirtiéndose así en maestros de engaño.

Igual que la serpiente en el edén le dijo a la mujer: “no moriréis; sino que…(empieza a dar interpretaciones)” (Génesis 3:4) cuando Dios le había dicho textualmente a Adán: “ciertamente morirás” (Gen. 2:17). ¿Ven? estos falsos maestros no son mas que fieles copiadores de Satanás.

Siempre le dirán: “allí no dice que esta hablando una persona con otra, para entender este pasaje, usted necesita entender el misterio de la piedad…” O sea, según el sectario la Biblia no fue escrita para dar un mensaje claro y convencional para nuestro lenguaje (humano), si no que fue escrita en pasajes confusos para que sólo uno con la “revelación” la pueda interpretar.

Pobres náufragos que se encuentran una Biblia en la soledad, si un sectario que les dé la “interpretación” de los textos. Pobres almas que durante 15 siglos (suponiendo que los primeros cinco siglos la iglesia fue unicitaria), no recibieron la “revelación” que sólo hasta 1914 recibieron los primeros pastores pentecostales unidos por allá en un lugar del estado de California.

Dios les bendiga. Espero seguir edificándoles.

Notas: Todas las definiciones de Palabras en hebreo y griego son tomadas de la concordancia exhaustiva James Strong. Todas las citas son tomadas de la Biblia Reina Valera 1960. A menos que se indique lo contrario.

1. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 280. Impreso por WORD AFLAME PRESS Edición del 2000.

Carlos Leandro Ramírez.2. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 283

3. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 106

Publicado Por Pastor Damián Ayala

Este artículo fue tomado del blog amigo El blog del Pastor Daniel


EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD VI

EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD VI

por Carlos Leandro Ramírez

Seguimos enumerando una por una, tal cual como aparecen en el libro “La unicidad de Dios”. Las supuestas contradicciones que encuentra David K. Bernard a la doctrina de la trinidad. Las cuales resaltamos en verde, dándole nuestra respectiva explicación:

9. Si el Hijo es eterno y si El existía cuando se hizo la creación, ¿quién era Su madre entonces? Sabemos que el Hijo nació de una mujer (Gálatas 4:4). [1]

Dice Galatas 4:4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley”. Pudiendo cualquiera interpretar así que el hijo de Dios se refiere a quien (o lo que) nació de la mujer (Maria) y que nació sujeto a la ley, incluyendo que un ser preexistente (Dios el hijo) no estaría sujeto en su preexistencia a la ley. Por eso el argumento de Bernard: “Sabemos que el Hijo nació de una mujer”

Esto si es el colmo de la falsedad, el engaño y la mentira. Cuando les conviene los falsos maestros son expertos en griego, pero cuando no les conviene, la Reina Valera 1960 es una traducción confiable y fidedigna.

Veamos que dice Galatas 4:4 en griego: “Cuando pero vino la plenitud del tiempo, envió a afuera el Dios a el hijo de él,habiendo llegado a ser fuera de la mujer, habiendo llegado a ser bajo la ley” Para que lo entiendan: “Pero cuando se completó el tiempo, Dios envió a su hijo, para que fuera nacido de la mujer, para que fuera nacido bajo la ley”

Podemos ver una traducción muy buena del texto original en griego en la versión Traducción Lenguaje Actual: “Pero, cuando llegó el día señalado por Dios, él envió a su Hijo, que nació de una mujer y se sometió a la ley de los judíos”.

El griego es claro: “envió a afuera”, exapostélo (G1821): enviar, i.e. (en una misión) despachar, o (perentoriamente) despedir:- enviar. Indica que el hijo estaba con el Padre y fue despachado; que está a mi lado y yo lo envío lejos –quiere decir el texto-, “a el hijo de él” ya era hijo cuando fue despachado, concuerda con Proverbios 30:4 (¿Cuál es su nombre, y el nombre de su hijo, si sabes?); Isaías 9:6 (hijo no es dado, ya había hijo en el nacimiento [niño nos es nacido]). habiendo llegado a ser: gínomai (G1096) hacer que sea («gen» -erar), i.e. (reflexivamente) llegar (llegar a ser), fuera ex (G1537) Preposición denotando origen (punto de donde procede el movimiento o acción). de la mujer.

El griego es hermoso, dice que la transformación de el hijo tuvo lugar (ex, origen) en la mujer (en su concepción) allí en el vientre de María ocurre esa transformación gínomai de Dios glorioso a Dios hombre (filipenses 2:7). Pero como dice el texto anterior, el hijo es el que tiene esa transformación. No que el hijo es el resultado de la transformación, eso no lo dice el texto griego original.

Si yo fuera a hacer una traducción fiel al griego y al contexto con su implicación teológica, la haría así: “Pero cuando llegó el tiempo indicado, Dios despachó a su hijo, que llegó a ser nacido de una mujer, y llegó a ser nacido sujeto a la ley”.

El siguiente versículo confirma mi “traducción”: “para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos” (Galatas 4:5).

El hijo tuvo que ser transformado en [un humano] nacido de mujer y nacido bajo la ley para reunir los requisitos de nuestra redención (Hebreos 2:14-17)

La Biblia concuerda en que Jesús siendo Dios, tenía que ser participante de nuestra naturaleza para poder cumplir varias promesas y condiciones dadas por Dios como he explicado en otros artículos. Pero la Biblia es clara que antes de participar de esa transformación, Jesús hacía compañía con Dios, siendo él mismo Dios (Juan 1:1; 17:5; Salmo 110:1, confirmando como real la conversación en Mateo 22:41, era profecía, pero a la vez ocurrió el anuncio de un Señor [de David] a su Señor [de David]).

10. ¿Renunció “Dios Hijo” Su omnipresencia mientras que estaba en la tierra? Si es así, ¿cómo podría ser El Dios todavía? [1]

Esta pregunta es una sorpresa para mí. ¿Porque ve Bernard aquí una contradicción? Es irónico que si esto representara una contradicción para la doctrina de la Trinidad también lo representaría para la doctrina de la unicidad de Dios, ya que ambas exponen que Dios se manifestó en carne (o encarnó, como dicen ellos). La diferencia es que en la Trinidad tenemos una pluralidad de personas y una de esas personas divinas fue la que sufrió la humillación en carne, mientras que en la unicidad fue el “Dios único” que hizo esto. Si esta proposición representa problema para la Trinidad, entonces también lo representa para la unicidad.

¿Porque pregunta Bernard sobre la omnipresencia del Dios hijo en su estadía aquí en la tierra? Esa es la verdadera pregunta aquí, les voy a dar la respuesta.

Una vez mas vemos como esta doctrina de la unicidad de Dios, es una preconcepción “a prueba de razonamientos”. Bernard cree que “Dios el hijo” se refiere a la carne de Jesucristo. Esa es una concepción la cual Bernard no debería invocar en la doctrina de la Trinidad para encontrar una contradicción en la doctrina, ya que la doctrina de la Trinidad no reclama que la carne de Jesús es “Dios el hijo”.

Podemos ver que Bernard tiene esta idea tan metida en la cabeza que no se da cuenta del error que comete aquí al proponer algo que chocaría en su doctrina pero no en la Trinidad. Es una proposición ridícula la que hace Bernard, pero igual vamos a tratarla.

Primero ¿que es omnipresencia? Bueno según el Diccionario Bíblico Mundo Hispano la omnipresencia es: “Atributo de Dios en virtud del cual él llena el universo en todas sus partes y está presente en todos los lugares al mismo tiempo. No parte, sino la totalidad de Dios, está presente en todo lugar”. Pag. 60.

Sabemos que Jesucristo es Dios, los trinitarios lo llamamos “Dios hijo” (es un término convencional) identificándolo como la segunda persona de la Trinidad. No obstante sea el “Dios único” (doctrina de la Unicidad) o sea la segunda Persona de la trinidad (Cristo, Dios hijo) ambos tendrían que haber pasado bajo las mismas circunstancias en el momento de “encarnarse” como dicen los unicitarios.

Para que les “duela” voy a hacer algo de “guerra de guerrilla”, voy a dar la respuesta a esta pregunta de Bernard con su mismo libro:

Un versículo clave de la Escritura implica que, por lo ordinario, Dios no es visible aun a seres espirituales si El no escoge manifestarse en alguna manera: “Dios fue manifestado en carne. . . visto de los ángeles” (I Timoteo 3:16). Por lo mínimo, si Dios tenía algún tipo de cuerpo espiritual El ciertamente no se hallaba confinado a él como otros seres espirituales son confinados a sus cuerpos; pues entonces El no sería verdaderamente omnipresente. Por ejemplo, la omnipresencia de Dios significa que El podría haberse aparecido a los hombres en la tierra y a los ángeles en el cielo simultáneamente. También, tenemos que darnos cuenta de que en los tiempos neotestamentarios Dios ha escogido revelarse plenamente mediante Jesucristo (Colosenses 2:9). No hay posibilidad de separar a Dios y a Jesús, y no hay un Dios visible fuera de Jesús” [2].

Bernard explica correctamente que la omnipresencia es un atributo sólo de Dios y que no esta sujeta a la vista de los seres creados (génesis 28:16; Números 22:30) incluyendo los ángeles que pecaron (Judas 6; Hebreos 13), aunque mal interpreta la referencia a los ángeles en 1 Timoteo 3:16 porque no acepta la pluralidad de personas en Dios, ya que este verso se refiere a la humillación de Cristo (1 Juan 4:2).

La respuesta si usted la quiere así, consiste en reemplazar el escrito de Bernard y reemplazar “Dios”, por la expresión “Dios hijo” y listo!

Apoyo a Bernard pero con una diferencia: “Dios hijo” al cual llamaré ahora “ungido” (cristo), ese es el término Bíblico, se manifestó en carne (1 Juan 4:2) y el cuerpo sólo era un templo o contenedor de su Espíritu Eterno (Juan 2:19-21) y aunque el ungido (Dios) no habita en templos (Hechos 7:48,50) incluyendo los de carne (todas las cosas creadas o edificadas Hechos 7:50; 17:25), no implica esto que no decida o pueda habitar en algún templo o casa (sea de piedra o de carne, esto es hecho, parte de su creación [1 Reyes 6:13]),para derramar su gracia delante de los hombres (Hechos 7:46). Si bien aunque Dios está en su templo (sea de carne, o de piedra) no deja de estar presente en todo lugar y momento porque no puede ser contenido, sin que esto a la vez perjudique su presencia en el templo (1 Reyes 8:27-28). El Ungido (Cristo) podía estar en su cuerpo (el humano estaba vivo: santiago 2:26) pero el ungido aún era omnipresente.

La ridícula propuesta de Bernard (ojo, digo que lo ridículo aquí es la propuesta, no este señor) se puede resolver con su misma posición del “Dios único encarnado”. Sólo que como para Bernard, hijo se refiere a la carne y para él la carne no era (o no es) Dios, piensa que el Trinitarismo vé a la carne (el hijo de Dios, según la unicidad) como “la carne Dios” o “Dios la carne”. Sabemos que la carne no es omnipresente, por eso Bernard cree que la trinidad tiene una contradicción aquí.

Ni siquiera para pensar diferente en busca de contradicciones en la posición opuesta, Bernard se desprende de sus conceptos prejuiciados. ¿Y si yo encuentro textos bíblicos que hablen de la omnipresencia del hijo de Dios, eliminando así la opción de que hijo de Dios se refiera a la encarnación (humanidad) de Dios Padre, Jesús según la unicidad? ¿Que pensaría sobre esto?

Pues veamos: Juan 1:18 “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”. Si bien, en el seno indica una comunión única entre el Padre y el hijo, también el texto indica que sólo el hijo tiene acceso a esa posición del Padre (omnipresente): “nadie le vio jamás” esto excluye toda humanidad (la carne, el hijo unicitario, también), este texto se resuelve si el hijo no se refiere a un velo de carne si no a un ser igual a Dios, existiendo desde la eternidad con Dios (Juan 1:1; 17:5), ya que el texto es claro, habla de ver, no de manifestaciones ni revelaciones. Será que la carne de Jesús estaba en todo el universo? No lo creo

Juan 3:13: “Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.” El texto habla por sí mismo, habla de la omnipresencia del hijo, serio problema que tienen los unicitarios aquí, el hijo de Dios no se refiere a una cosa (carne) creada o limitada al espacio-tiempo. Este tipo de pasajes los unicitarios lo resuelven: “este pasaje claramente se refiere a la deidad en el Hijo” [3].

Un abuso que cometen los unicitarios es pensar que la Biblia es un tipo de libro lleno de jeroglíficos con interpretaciones subjetivas, de la cual ellos son los únicos con inspiración del Espíritu capaces de interpretarlas, porque tienen “revelación” y han comprendido el “misterio de la piedad”, esto va en contra lo que dice la palabra de Dios en (2 Pedro 1:20).

Si Bernard escribe su libro en español (en realidad fue en ingles), lo hará de manera clara y cuidando que su mensaje concuerde totalmente con el lenguaje que utilice (mas bien viceversa) para ser recibido sin distorsiones. Si alguien lee en el libro de Bernard: “sólo hay un Dios” e interpreta y enseña que según este libro “sólo hay un Dios pero de manera simbólica” Bernard se disgustará mucho y pensará que esa persona no tiene sentido común ni comprensión de lectura.

Pasa lo mismo con el Nuevo Testamento. Fue escrito para cristianos verdaderos, del primer siglo, discípulos de los apóstoles de Cristo. Con el fin de instruirlos, en un idioma claro y con valores de verdad asignados a cada palabra y proposición. No fue escrito para que sólo los cristianos con “la revelación” lo entendieran, no! Fue escrito para que escucharan (Mateo 11:15) y nadie tuviera excusa. Si Juan dice que “el hijo está en el seno del Padre”, quiere decir “el hijo está en el seno del Padre”. Si hubiera querido decir “la deidad en el Hijo está en el seno del Padre” (como explica Bernard), hubiera escrito “la deidad en el Hijo está en el seno del Padre”. De resto es agregación a la escritura bajo la figura de “interpretación” y si no sabe que acarrea esto, entonces le recomiendo que lea Apocalipsis 22:18.

La Biblia tiene toda la autoridad como la palabra de Dios, así que no se trata de lo que usted o su maestro “entienda” de la Biblia, si no de lo que diga la Biblia. Porque toda palabra de Dios es limpia (Salmo 12:6; 119:140; Proverbios 30:5), viva, eficaz y permanece (inmutabilidad, recta, Salmo 33:4) para siempre (hebreos 4:12; 1 Pedro 1:23) y sobre todas las cosas que existen (Salmo 138:2; Mateo 24:35). Así que mire si lo que usted cree concuerda con lo que DICE la palabra de Dios, porque esta le juzgará en el día del juicio (Juan 12:48).

Le agradecería que leyera Proverbios 14:12; 21:2 y Hebreos 4:12e.

Dios les bendiga. Espero seguir edificándoles.

Carlos Leandro Ramírez.

Notas: Todas las definiciones de Palabras en hebreo y griego son tomadas de la concordancia exhaustiva James Strong. Los textos que se toman del griego pertenecen al Interlineal Griego-Español del Texto Maestro WESTCOTT Y HORT. Todas las citas son tomadas de la Biblia Reina Valera 1960. A menos que se indique lo contrario.

1. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 280. Impreso por WORD AFLAME PRESS Edición del 2000.

2. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 34

3. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 120

Publicado por Pastor Damián Ayala.


EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD V

EVALUANDO LAS SUPUESTAS CONTRADICCIONES DE LA TRINIDAD V

por Carlos Leandro Ramírez

Seguimos enumerando una por una, tal cual como aparecen en el libro “La unicidad de Dios”. Las supuestas contradicciones que encuentra David K. Bernard a la doctrina de la trinidad. Las cuales resaltamos en verde, dándole nuestra respectiva explicación:

7. ¿Murió “Dios Hijo”? La Biblia dice el Hijo murió (Romanos 5:10). Si es así, ¿puede morir Dios? ¿Puede morir una parte de Dios? [1]

¿Que significa morir que Dios no pueda hacerlo? La Biblia dice que cuando una persona muere, solamente es arrancada de este mundo, el mundo de los vivientes, pero no significa dejar de existir que es lo que propone Bernard. Vaya! Hasta a las enseñanzas de los Testigos de Jehová recurre Bernard con tal de sostener su doctrina de mentiras y engaños.

Cuando una persona muere solo de desprende de su cuerpo carnal (salmo 52:5; Juan 2:19; 2 Corintios 5:1,8,9) y deja el contacto con los seres de este mundo (Eclesiastés 9:9; Job 14:21; Isaías 63:16), pero no dejan de existir: (Lucas 20:37,38).

Cristo era Dios-hombre, por lo tanto cuando muere, solo se desprende de su cuerpo carnal. Ahora veamos que dice la Biblia acerca de la muerte de Cristo en 2 Pedro 3:18: “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu” Cuando una persona “muere”, en realidad muere su carne, pero el espíritu sigue en vida y consciente (Lucas 16:22,23).

Entonces “Dios el hijo” como dice Bernard si murió, porque ya explicamos que significa morir y como la Biblia describe la muerte de Cristo (el ungido [de Dios]). Pero si esto no es suficiente para este falso maestro, veamos lo que dice el antiguo testamento:

El antiguo testamento muestra la pluralidad en Jehová: Jehová quebrantará, herirá y someterá a sufrimiento (Isaías 53:3-12) a su ungido que también es Jehová (Zacarías 12:10) y es eterno (primero y postrero Apocalipsis 1:17,18), atributo sólo de Dios. El unicitario puede argumentar que Jehová (Jesús en su teología) es el mismo en el papel de Padre y en el Papel de hijo, pero si yo tomo como pruebas gramaticales irrefutables que identifican a los dos con Jehová, también tengo que tomar seriamente como irrefutables las pruebas gramaticales que demuestran que son distintos (no diferentes) y tienen (Padre y Jesús) su voluntad propia y consciente de la del otro. Cambiar la interpretación gramatical y su valor de verdad según me convenga para sostener mi posición, sería deshonesto y engañoso, y sabemos de quien son hijos los mentirosos.

Este es el misterio de la Trinidad, la Biblia describe a Dios como uno, pero el Padre es Dios y el Hijo (Jesús) es Dios, existiendo como personas diferentes pero sin haber Dioses si no un Dios. No lo entiendo, pero lo dice la Biblia. Por lo tanto lo creo así como creo que Dios es sin principio y sin final, que existe en el pasado, presente y el futuro (era, es y ha de venir) aunque mi mente no pueda entenderlo.

8. ¿Cómo puede haber un Hijo eterno cuando la Biblia habla del Hijo engendrado, así claramente indicando que el Hijo tuvo un comienzo? (Juan 3:16; Hebreos 1:5-6). [2]

No sé que clase de teología estudian los sectarios. Pero algo que se yo, sin ser teólogo es que Dios para comunicarse con nosotros usa nuestro idioma, nuestra, cultura y nuestras creencias. Como cuando usted para decirle a un niño, le dice “pam, pam” y le hace la señal con la mano indicando que si lo hace vendrá como consecuencia un castigo. Usted no le va a dar una cátedra sobre “conductas punibles” al niño porque no va a entenderle, tiene que comunicarse con términos cercanos a su entendimiento.

Si usted quiere hablar con un árabe y entenderse bien con él, tiene que hablarle en su idioma y estudiar su cultura y costumbres para el mismo fin.

Bueno, Dios se ve en la misma situación, debe hablarnos con nuestros términos para que podamos entender su voluntad, un ejemplo: Apocalipsis 19:15 “de su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones,…” Esta visión se la dio el Señor a Juan (Apocalipsis 1:1). El señor no da a entender que él es un “engendro humanoide” del cual sale literalmente por su boca una espada metálica filosa. En la época de la visión, la espada era un arma, por lo tanto, el mensaje indica que la palabra de Jesús (lo que sale de la boca) es un arma para destrucción, y la siguiente parte lo corrobora “para herir con ella a las naciones”.

Si la visión el Señor la hubiera dado a Juan en pleno siglo XXI, Juan probablemente hubiera escrito algo como “de su boca sale una ametralladora en ráfaga (disparando), para herir con ella a los estados,…”.

Dios tiene que escoger los términos que nosotros usamos para comunicarse con nosotros de manera que captemos el mensaje.

Que implica la relación Padre e hijo en la época Judía (o humana) antigua? Implica que el Padre es de igual naturaleza que su hijo (ambos son humanos) y viceversa, un gran amor inmenso, el hijo heredará todo lo del Padre, el hijo se sujetará en todo a su Padre por ser mayor (en el caso de Cristo, el tuvo que humillarse para convivir con el pecado, por eso el Padre es mayor), el hijo tendrá una relación especial e intima con su Padre, diferente a la que tendrán los adoptados, los siervos, esclavos y aún los enemigos con el Padre. Esto lo vemos en la expresión de Jesús a María “subo a mi Padre y a vuestro Padre” (Juan 20:17).

¿Que otra expresión o situación humana podría reflejar mejor la relación entre Dios y Jesucristo que la de un Padre y su hijo?  Es más hay otras relaciones entre ellos que la Biblia las describe con situaciones humanas particulares como por ejemplo: Juez y abogado (1 Juan 2:1; Isaías 51:22; Jeremías 50:34; Lamentaciones 3:58); la de Dios y sacerdote o ministro como los del antiguo pacto (Hebreos 2:17; 3:1;  4:14; 5:5,6,10).

Entonces cuando la Biblia habla del Padre y el hijo como dos personas que siempre han coexistido en la eternidad, no se refiere a que el Dios eterno tuvo sexo eterno con una madre eterna y la llevaron eternamente a una sala de partos eterna y la partera eterna le dijo eternamente: “nació (engendrado eternamente) un varón (hijo eterno), felicitaciones Dios eterno, es ahora usted Padre eterno”. A esta posición ridícula es a la que llegan los sectarios con fin de sostener sus doctrinas y sus injusticias (Romanos 1:18). Según ellos, esta es la posición trinitaria y eso es una calumnia cínica.

Personalmente yo como trinitario no tengo esa concepción de la relación (y coexistencia) eterna entre el Padre y el hijo. Les acabé de explicar porque el Espíritu Santo expresa esa relación Padre e hijo,  para la relación de Dios con Cristo. Y les voy a mostrar que implica o significa “el hijo engendrado”(“Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy”).

Ya lo había explicado antes, pero “la práctica hace al maestro”:

La Biblia dice que el hijo fue engendrado por el Padre en  dos ocasiones, sin contar la profecía en los salmos: cuando fue levantado de entre los muertos (Hechos 13:33) y cuando subió a los cielos luego de resucitar (Hebreos 1:3,5) para  tomar posición como sacerdote (Hebreos 4:14; 5:5).

Algo para observar, es que los humanos también somos engendrados por Dios y esto no es el vientre de nuestras queridas madres (como lo entendió nicodemo, Juan 3:3-6), donde inicia nuestra nueva existencia como hijos de Dios:

Juan 1:13  “los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”.

1Juan 5:1   “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido (nosotros) de Dios; y todo aquel que ama al que engendró (a nosotros), ama también al que ha sido engendrado (nuestros hermanos en cristo) por él”. Leer el versículo anterior para entender mejor (1 Juan 4:21). Dice que yo, que soy engendrado por Dios debo amar a mi hermano que también es engendrado por Dios.

Por lo tanto el hecho de ser engendrado por Dios no marca el inicio de la existencia, marca el inicio de una nueva existencia como enseña la Biblia. Nosotros de pecadores a justos (justificados) y Cristo de humillado a glorificado.

Para confirmar esto miremos lo que dice el diccionario strong acerca de la palabra engendrar que en griego es gennáo (G1080) procrear (prop. del padre. pero por extens. de la madre); fig. regenerar: —engendrar, dar a luz, nacer, nacimiento, concebir.

En un sentido literal, engendrar es procrear o por injerencia engendrar, dar a luz, etc. Pero en un sentido figurado es regenerar. Es cierto que los trinitarios (sobre todo los católicos) han argumentado un “hijo eternamente engendrado”, pero este argumento es sólo una falta de estudio y análisis que trata de no tocar por ser innecesario un tema que era considerado un “dogma”, cuando en realidad la Trinidad es una enseñanza bíblica de la cual me convenzo cada vez más, a medida que estudio. Cuando la Biblia dice que Dios ha engendrado a su hijo, se refiere a una regeneración espiritual por el sentido figurado que se aplica a esa palabra (gennáo), no necesariamente indica que tuvo un inicio.

Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.  La palabra unigénito en griego monogenés significa único en su género, no único engendrado y viene de las raíces griegas mónos (uno) y génos (clase, género, familia, linaje). Y creo que he sido claro argumentando que Jesús es único en su relación con Dios Padre.

Hebreos 1:5-6 “Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez:  Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?.
Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios”.

En el verso cuatro de este capítulo, dice que el hijo fue hecho (G 1096 gínomai hacer que sea, convertir; no crear o formar) superior a los ángeles. Contradice a Bernard porque según su teología el hijo era un ser humano ordinario e inició con su nacimiento en la entonces virgen María, acá la Biblia dice que el hijo era superior a los ángeles y explica: porque “por cuanto” se le dio “heredó” mayor autoridad “mas excelente nombre”.

Luego en nuestros textos citados en verde, la Biblia habla de que a los ángeles nunca se les dio esa posición como la que recibió el hijo (lo vimos en el verso anterior), y describe como a Cristo (que era humano Filipenses 2:5-8; Hebreos 2:17) se le hace partícipe de la misma naturaleza de Dios Padre: “Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo” Dios lo describe como partícipe de su naturaleza así como en un Padre humano su hijo también es humano. Al decir usted que “Sol” es su hijo, está diciendo que “Sol” es humano.

Si el hecho que Dios lo declara hijo se refiriera a su inicio o nacimiento, entonces la Biblia no diría que eso fue luego de la resurrección de Cristo (Hechos 13:13) luego de que Cristo venciera al imperio de Satanás (Colosenses 2:15), después de haber sido vituperado y que los príncipes se reunieran en su contra (salmo 2:2-7) y esto sabemos no pasó en el nacimiento de Cristo si no en su cruxificción y posterior resurrección: “Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios” que concuerda exactamente con 1 Timoteo 3:16 “Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria”. Es irónico que los Unicitarios utilicen este verso para referirse a la “encarnación” de Dios Padre a través de la virgen (en ese entonces) María.

Cuando el texto habla claramente que esto fue después de la resurrección de Cristo: Visto por los ángeles, los ángeles deseaban ver la proeza que de antemano (profecía) realizaría Cristo, como vencería a través del sufrimiento y la muerte, y sería coronado de Gloria (1 pedro 1:11,12); predicado a los gentiles (luego de su resurrección y ascensión, libro de los Hechos), Creído en el mundo (Hechos 17:6), recibido  arriba en gloria, Cristo siendo el primogénito de entre los muertos (o las primicias) (1 Corintios 15:20,23) fue el primero en resucitar en gloria (1 Corintios 15:43), ascendiendo (Hechos 1:9; Hebreos 1:3) para hacernos copartícipes de lo mismo ( Romanos 8:29,30; Colosenses 1:18; Santiago 1:18; Apocalipsis 1:5) el evangelio: su muerte y resurrección por nuestros pecados(1 Corintios 15:3,4) se refiere a la gloria de Cristo (2 Corintios 4:4).

Precioso Señor Jesucristo! Aún a los ángeles que son mayores en fuerza y poder que nosotros, él los deslumbra con su gloria y con su majestad, con sus prodigios y maravillas.

Vemos como los falsos maestros utilizan el engaño y el juego de palabras para confundir a sus adeptos y seguidores. El hombre que realmente tiene temor de Dios, escudriña las escrituras hasta encontrar la verdad (Mateo 7:8). Por eso el cristiano debe “comer” (Mateo 4:4) la palabra de Dios, si realmente es salvo y ha gustado de la bondad del Señor (1 Pedro 2:2,3). Si no, es probable que sea solo un religioso independientemente de que doctrina profese (Mateo 7:21-23).

Es triste ver que los hermanos escuchan todo y cuanto se les ocurran a los pastores y los predicadores decir. Se lo tragan todo, sin escudriñar en las escrituras y sin confrontar esa enseñanza con otros textos para ver si es bíblica. Manifestación de un buen cristiano: anotar en la prédica los textos y la enseñanza, indica que los estudiará en su casa más a fondo.

Cuando me encontré por primera vez con esta doctrina casi me “convierten”. Pero dado el temor a Dios y el testimonio del perdón de mis pecados sólo por la fe en la crucifixión de Cristo (1 Corintios 1:18; 2:2; 15:3,4) que había recibido en mi iglesia Trinitaria, contraria a la enseñanza de un bautismo “ritualista” necesario para la salvación (Mateo 7:16); me dediqué a estudiar profundamente los textos bíblicos utilizados por los unicitarios y realmente encontré que son sacados de su contexto para enseñar algo que la Biblia no dice.

Dios les bendiga.

Carlos Leandro Ramírez.

Notas: Todas las definiciones de Palabras en hebreo y griego son tomadas de la concordancia exhaustiva James Strong. Todas las citas son tomadas de la Biblia Reina Valera 1960 a menos que se indique lo contrario.

  1. La unicidad de Dios, David K. Bernard Pág. 280. Impreso por WORD AFLAME PRESS Edición del 2000.

    Publicado por Pastor Damián Ayala

    Este articulo fue tomado del blog amigo El blog del Pastor Daniel


LA VOLUNTAD DE DIOS

Publicado por Pastor Damián Ayala