¿El Evangelio de Judas?

Publicado por Pastor Damián Ayala


“¿Puede un cristiano perder la salvación?”

“¿Puede un cristiano perder la salvación?”

Antes de que esta pregunta sea respondida, debe ser definido el término “cristiano.” Un “cristiano” no es una persona que haya dicho una oración, o pasado al frente, o que haya crecido en una familia cristiana. Mientras que cada una de estas cosas pueden ser parte de la experiencia cristiana, no son éstas las que “hacen” a un cristiano. Un cristiano es una persona que ha recibido por fe a Jesucristo y ha confiado totalmente en Él como su único Salvador (Juan 3:16; Hechos 16:31; Efesios 2:8-9).


Así que, con esta definición en mente, ¿puede un cristiano perder la salvación? Quizá la mejor manera de responder a estar importante y crucial pregunta es examinando lo que la Biblia dice que ocurre en la salvación, y entonces estudiar lo que implicaría perder la salvación. Estos son algunos ejemplos: 

Un cristiano es una nueva criatura. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Estos versos hablan de una persona que se ha convertido enteramente en una nueva criatura, como resultado de estar “en Cristo.” Para que un cristiano perdiera la salvación, la nueva creación tendría que ser revertida y cancelada.

Un cristiano es redimido. “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.” (1 Pedro 1:18-19). La palabra “redimido” se refiere a una compra que ha sido hecha, a un pecio que ha sido pagado. Para que un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que revocar Su compra por la que pagó con la preciosa sangre de Cristo.

Un cristiano es justificado. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (Romanos 5:1). “Justificar” significa “declarar justo.” Todos los que reciben a Jesucristo como Salvador son “declarados justos” por Dios. Para que un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que desdecir lo dicho en Su Palabra y retractarse de lo que Él declaró previamente.

A un cristiano se le promete la vida eterna. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” (Juan 3:16). La vida eterna es una promesa eterna (para siempre) en el Cielo con Dios. Dios promete “cree, y tendrás vida eterna.” Para que un cristiano perdiera la salvación, la vida eterna tendría que ser retirada. Si a un cristiano se le ha prometido vivir para siempre, ¿cómo entonces puede Dios romper esta promesa, quitándole la vida eterna?

A un cristiano se le garantiza la glorificación. “Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” (Romanos 8:30). Como lo aprendemos en Romanos 5:1, la justificación es declarada al momento de la fe. De acuerdo a Romanos 8:30, la glorificación está garantizada para todos aquellos a quienes Dios justifica. La glorificación se refiere a un cristiano recibiendo un perfecto cuerpo resucitado en el Cielo. Si un cristiano pudiera perder la salvación, entonces Romanos 8:30 es un error, porque Dios no puede garantizar la glorificación para todos aquellos a quienes Él predestinó, llamó, y justificó.

Podrían compartirse muchas más ilustraciones de lo que ocurre en la salvación. Sin embargo, aún estas pocas hacen abundantemente claro que un cristiano no puede perder la salvación. La mayor parte, sino todo lo que la Biblia dice que ocurre a una persona cuando recibe a Jesucristo como Salvador, sería invalidado si la salvación pudiera perderse. La salvación no puede ser revertida. Un cristiano no puede ser des-creado como nueva criatura. La redención no puede ser deshecha. La vida eterna no puede perderse y seguirse considerando como eterna. Si un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que retractarse de Su Palabra y cambiar de parecer – dos cosas que la Escritura nos dice que Dios jamás hace.

Las objeciones más frecuentes a la creencia de que un cristiano no puede perder la salvación son; (1) ¿qué hay de aquellos que son cristianos y continuamente viven una vida inmoral? – y – (2) ¿qué pasa con aquellos que son cristianos, pero luego rechazan la fe y niegan a Cristo? El problema con estas dos objeciones es la suposición de que “son cristianos” (1) La Biblia declara que un verdadero cristiano ya no continuará viviendo una vida inmoral (1 Juan 3:6). (2) La Biblia declara que alguien que se separa de la fe, demuestra que realmente nunca fue un cristiano (1 Juan 2:19).

No, un cristiano no puede perder la salvación. Nada puede separar a un cristiano del amor de Dios (Romanos 8:38-39). Nada puede arrebatar a un cristiano de la mano de Dios (Juan 10:28-29). Dios quiere y tiene el poder para garantizar y mantener la salvación que Él nos ha dado. Judas 24-25 dice, “Y Aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros in mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.”

Publicado Por Pastor: Damian Ayala.

 


La verdad detrás del Código Da Vinci

Publicado por Pastor Damián Ayala


MI FRACASO

MI FRACASO

Por: Marcelo Vélez.

Escribo esto porque he fracasado, me paro aquí este día habiendo fracasado en casi todo lo que me había propuesto. Toda mi vida la he vivido con expectativas grandes, expectativas propias, de mis maestros, de mis jefes, de mis padres, de mi familia. Siempre ha habido un plan, una meta, un proyecto de vida, desde pequeños somos enseñados a hacer planes, tener una misión, una visión, un objetivo profesional, un objetivo personal, etc.., nos fijamos metas a corto, mediano y largo plazo y luego trabajamos en torno a ello.

Pasé la vida mirando hacia adentro de mi mismo, buscando como mejorar, como alcanzar mis anhelos, alimentando mis pasiones e incluso concentrándome en esfuerzo y dedicación, con planes detallados y cursos de acción…. Valla que tenía todo considerado. En lo profesional, todo fluía excelente, creciendo, aprendiendo, mejorando, ganando más y más dinero, reconocimientos, poder y trascendencia, etc… en lo familiar, tenía una familia unida y feliz, aun que a veces no tenía el tiempo suficiente para compartir con ellos, tu sabes, el precio por alcanzar esas metas y anhelos, pero todo era comprensión por parte de mi esposa e hijos, al fin y al cabo, íbamos en el mismo rumbo.

En este punto, creo que podía considerar mi vida, una historia de “éxito en construcción”, todo marchaba bien, llenaba mi mente y corazón de pensamientos positivos y ambiciones sanas, cursos, diplomados, estudios, tambien trataba de tener mi cuerpo, mente y alma, al 100 por ciento, dando siempre más de lo que era esperado de mi, ya sabes un valor agregado que me permitiera escalar y llegar más allá en todo lo que hacía.

Eso me trae al punto dónde mi vida estaba en proceso de alcanzar esas metas y objetivos y al llegar a ellos me plantearía más y más metas y ambiciones; el éxito y crecimiento serían abrumadores y podría estar en la cumbre de esa vida que siempre me habían enseñado, desde que estaba en la escuela y que todas esas nuevas tendencias productivas habían afinado! Ahora sí que lo iba a lograr en grande! Tengo grandes planes para mi!

Un día, sin esperarlo, todo esto se colapsó por completo, todo quedo destruido, ese día todo mi esfuerzo, todo mi empeño, todos mis deseos y pasiones, todo lo que había construido, todo mi sudor y trabajo, todo lo que amaba, todo lo que conocía y todo a lo que le había dedicado mi vida! Quedo hecho añicos y todo es culpa de Jesucristo!

En un solo día vino a mi vida y me enseñó que mi vida sin Él no era nada más que vanidad y maldad, me enseñó que todo lo había estado queriendo hacer por mis propias fuerzas, en vano, no tenía valor. Me tomó de la mano y me mostró que mis deseos y mi voluntad eran maldad, que lo había apartado a Él de mi vida, que había decidido formar mi propia vida y mi propio propósito, ignorando lo que Dios quería para mi, su voluntad. Me enseñó que la vida no es para acumular cosas, ni buscar nuestras pasiones, deseos y gloria, sino conformarnos a la imagen de Cristo y vivir para la gloria de Dios!

Jesús Gracias, por haber destruido todo en mi vida y enseñarme que todo te pertenece a ti, que Tú estás en control de todo, que toda la gloria y el poder son tuyos y que tu mi Señor eres el camino, la verdad y la vida, gracias por salvarme de los engaños de este mundo mi Padre, y gracias porque ahora mis metas, mis pasiones, mis anhelos, mis objetivos son eternos y por enseñarme que yo nunca los podré alcanzar solo, pero contigo en mi corazón, todo lo puedo, gracias por enseñarme a morir a mi mismo para poder conocerte, gracias por enseñarme a hacer tu voluntad y no la de mi carne, gracias por quitármelo todo para dármelo, gracias Jesús porque entregaste todo por nosotros, gracias por mi salvación en la cual me gozo en Cristo, gracias por tu amor incondicional, gracias por ser mi Señor, mi Salvador, mi Redentor, mi Escudo, mi Roca, mi Fortaleza, mi Refugio, mi Cimiento, mi Rey, mi Abogado, mi Intercesor, mi Camino, mi Luz y mi Padre!………..honor y gloria ti mi Dios!!!!

Mateo 16:24 Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

2 Corintios 8:9 Porque conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que siendo rico, sin embargo por amor a vosotros se hizo pobre, para que vosotros por medio de su pobreza llegarais a ser ricos

Filipenses 2:3 y 4 Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.

Lucas 14:33 Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncia á todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.

Mateo16:26 Porque, ¿qué aprovechará el hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? O, ¿qué recompensa dará el hombre por su alma?

Mateo 7:13 Entrad por la puerta estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva á perdición, y muchos son los que entran por ella. 14 Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva á la vida, y pocos son los que la hallan.

Santiago 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Mateo 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno, y amará al otro; o apreciará al uno, y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Juan 6:27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a Éste señaló Dios el Padre.

Mateo 16:25 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

Provervios 16:5 Abominación al SEÑOR es todo el que es altivo de corazón; ciertamente no quedará sin castigo.

Provervios 16:18 Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.

Provervios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte.

Jeremias 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Efesios 4:22que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, 23 y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente, 24 y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.

Provervios 28:26  El que confía en su propio corazón es un necio, pero el que anda con sabiduría será librado.

2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Publicado por Pastor: Damián Ayala


¡¡Memorizando la Palabra de Dios!!

Publicado por Pastor Damián Ayala


¿Qué es la Metafísica Cristiana?

¿Qué es la Metafísica Cristiana?

Breve perspectiva

Por Pablo Santomauro

El lector quizá no esté familiarizado con la corriente de pensamiento ocultista llamada Metafísica. Debido a la propagación de esta enseñanza por numerosas páginas de internet, consideramos que es tiempo de alertar al cristiano y al público en general acerca de este gnosticismo esotérico. La Metafísica es una disciplina sincretista que toma ciertos elementos de diferentes filosofías, religiones y corrientes ocúlticas, y que esencialmente es un fraude espiritual más. Formó parte de un movimiento más amplio conocido con el nombre de Nueva Era que en el presente se ha diluído aunque los grupos identificados con ella persisten activos.

La Metafísica reclama ser un camino espiritual para mejorar la calidad de la raza humana, resolver los problemas de la vida y alcanzar la perfección espiritual. En su sistema de creencia podemos encontrar conceptos pertinentes al Budismo, Hinduísmo, Astrología, Alquimia, Cábala, Teosofía, Ciencia Cristiana, Magia, Mentalismo, Nuevo Pensamiento, mitología de varias culturas, etc.

Reclaman que sus enseñanzas han sido reveladas a los “maestros ascendidos” [1] a través de la historia, entre los cuales se encuentran San Germaín, el mayor de todos, Gautama, Confucio, El Morya (originario de Mercurio), Kuthumi, Maitreya, y una lista interminable en la que no podía faltar Jesús.

En este movimiento se manejan términos dignos de cualquier historia de Harry Potter, tales como: Las Siete Esferas, los Siete Rayos, Joya de Luz, Tercer Sol del Universo, la Llama Violeta, Madre Divina Cósmica, Nivel Etéreo, Piedra Filosofal, Rayos de la Divinidad, Planetas Sagrados, Rafael Arcángel (Médico del Cielo), Reina de la Luz (maestra ascendida), la Cruz Cardinal, la Cruz Fija, la de Malta y la Mutable, etc.

La metafísica incluye en su sistema conceptos y personas relacionados con el cristianismo. “Cristo” es el Segundo Aspecto de la Divinidad y tiene tres acepciones, el Cristo Cósmico, el Histórico (Jesús encarnado en sí mismo) y el Cristo Interno (el Ego).  YO SOY es el nombre de Dios. El YO SOY es el ser en todas las cosas, por eso todas las cosas tienen a YO SOY. Todo es YO SOY y YO SOY eres tú. Dios eres tú mismo [2]. El Espíritu Santo es el Tercer aspecto de la Trinidad. Está representado cósmicamente por AEOLUS y en la Tierra por el Maha Chohan que actualmente es Pablo El Veneciano y el 3er. Rayo de Actividad de la Divinidad [3]. El Chohan del  5to. Rayo es un tal HILARION, que en una de sus vidas pasadas fue Pablo de Tarso [4].

Toda esta terminología no deja duda de la naturaleza mística y ocúltica detrás de la Metafísica. Como broche de oro, digamos por ejemplo que Perú, de acuerdo con los diccionarios de Metafísica, es un país sagrado de Sudamérica donde se encuentra el foco Femenino de la Tierra. Su nombre quiere decir, en sánscrito, Fuego [5].

Entre los maestros latinos destacados encontramos a Conny Méndez (1898-1979), fundadora del Movimiento Metafísico hispano más grande hasta el momento. Esta venezolana, veneradora de San Germaín, inicia su movimiento con su primer libro, “Piensa lo bueno y se te dará”, una obra que enseña que los humanos podemos crear nuestra propia realidad. Conny Méndez fue inspirada por el exponente del Nuevo Pensamiento, Emmet Fox [6], del cual ella tradujo varios escritos que culminarían con la publicación del libro de Méndez “Metafísica al Alcance de Todos” [7].

Emmet Fox revistió toda su enseñanza ocúltica con lenguaje bíblico, distorsionando las palabras de la Biblia y adaptándolas a su propio sistema. Para simple muestra, Emmet Fox decía que existe un poder místico que puede transformar vidas, liberar al ser humano de su prisión y encontrar un propósito para la vida del hombre. Le llamaba el Poder del Ser, la Luz Interna, y decía que este poder residía dentro del ser humano en nuestra propia conciencia. Apoyaba esta afirmación con las palabras de Jesucristo, “El reino de Dios está entre vosotros”. Fox utiliza la cita de Lucas 17: 21 de la versión en inglés King James, la cual dice literalmente: “El reino de Dios está EN vosotros.”[8]

Fox retuerce este pasaje para hacerle decir que el reino de Dios está dentro de nosotros. Jesús, por otra parte, usó la declaración para  transmitir un concepto diferente. La palabra griega “entos” se puede traducir literalmente como “entre” o “en medio”, tal como lo hace la versión Reina Valera. Jesús estaba hablando de él mismo estando en medio de o entre aquellos a los que dirigía su palabra. El reino estaba entre ellos en la persona misma de Jesucristo, y ellos no se habían percatado.  El versículo siguiente (v.22) confirma esto mostrando que Cristo habla de días futuros cuando su presencia física sería quitada de en medio de ellos.

Ruben Cedeño, un discípulo de Conny Méndez, escribe en su artículo Breve Historia de la Metafísica, un párrafo que resume las enseñanzas de la Metafísica del movimiento en el mundo hispano:

“La Metafísica se mantiene fiel a los objetivos básicos que Conny Méndez planteó desde un principio: el de despertar el Cristo en la gente, vivir de acuerdo a las Siete Leyes Universales, poner en práctica el conocimiento dado por los Maestros Ascendidos y los Rayos, especialmente el de la Llama Violeta Transmutadora, y con esto hacer feliz a la gente que asiste a nuestras clases”. [9]

Conclusión

Es obvio que esta metafísica “cristiana” es un fraude espiritual que conduce a la gente a la perdición eterna. Por más que hablen de Jesús y de la Biblia, la persona informada fácilmente puede darse cuenta que distorsionan el concepto de ambos, presentando un falso Jesús y un falso mensaje de salvación. Sumado a esto, la doctrina y las prácticas del movimiento son netamente ocúlticas, una mezcla esotérica de superstición, misticismo, fórmulas mágicas y conceptos filosóficos y religiosos del paganismo oriental y el ocultismo occidental. Lamentablemente, este tipo de enseñanza hace presa de gente vulnerable e ignorante de la verdad bíblica. Al igual que los falsos maestros gnósticos que afligían a la iglesia primitiva, hoy estos falsos maestros engañan al mundo en general, y en algunos casos a cristianos mal discipulados. Sigue en vigencia lo que el apóstol Pablo escribió a Timoteo hace veinte siglos:

“Llegará el tiempo en que [la gente] no tolerarán la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de muchísimos maestros que les digan lo que ellos quieran oír. Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los cuentos”. 2 Timoteo 4:3–4 (NVI)  <>

Notas:

1.                  Los Maestros Ascendidos son seres que por medio de reencarnaciones han evolucionado espiritualmente para llegar a un nivel celestial y entrar en contacto mediumísticamente con gente como Conny Méndez (ya desaparecida) y otros. Sus mensajes, supuestamente, nos ayudarán a evolucionar hasta encontrar la salvación.

2.                  Diccionario de Metafísica, pp. 220,221, 1994 Editora y Distribuidora Tomo II, México D.F.).

3.                  Ibid., p. 85.

4.                  Ibid., p. 100

5.                  Ibid., p. 158

6.                  http://www.edaddorada.net/rubencedeno/brevehistoria.htm

7.                  Ibid.

8.                  Emmet Fox, Around the Year with Emmet Fox, p.1, Harper San Francisco.

9.                  Http://www.edaddorada.net/rubencedeno/brevehistoria.htm

Existe otra definición de metafísica no relacionada en absoluto con la metafísica considerada en esta perspectiva, y se trata de una disciplina de la filosofía secular. El diccionario universitario Webster la define así: Metafísica es la rama de la filosofía que investiga sistemáticamente la naturaleza de los primeros principios y problemas de la realidad absoluta, incluyendo ontología y a menudo cosmología.

*Este Artículo ha sido publicado con el permiso de el apologista  Pablo Santomauro*

Este articulo fue tomado del blog amigo del Pastor Daniel.

Publicado por Pastor Damián Ayala.


¿CUMPLIÓ JESÚS LAS PROFECÍAS MESIÁNICAS?

¿CUMPLIÓ JESÚS LAS PROFECÍAS MESIÁNICAS?

POR: LEE STROBEL

En una entrevista, Norman Geisler, de su vasta colección de citas de escépticos, me refirió la respuesta del agnóstico, Bertrand Russell, cuando le preguntaron bajo qué condiciones creería en Dios:

-«Bueno, si oyera una voz desde el cielo que predijera una serie de cosas para las siguientes veinticuatro horas, cosas muy improbables, y llegaran a suceder, creo que tal vez tendría que creer que hay alguna clase de inteligencia supra humana. No puedo concebir otro tipo de evidencia que pudiera convencerme y, en lo que a mí respecta, no existe dicha evidencia»- .

Cuando le preguntaron qué respondería a Russell, Geisler sonrió y dijo: -«Yo le diría: “Sr. Russell, hubo una voz del cielo; esta predijo muchas cosas; y sin duda algunas las hemos visto suceder”».-

Geisler se refería a la manera milagrosa en que los profetas predijeron acontecimientos y circunstancias específicas que culminarían cientos de años después con la llegada del Mesías (el «Ungido») que redimiría a Israel y al mundo. Aun un escéptico recalcitrante como Russell, tuvo que admitir que se requeriría un acto de Dios para que alguien pudiera predecir una serie de sucesos improbables y que estos se cumplieran contra toda probabilidad. Por lo tanto, las profecías mesiánicas, que se cumplieron con Jesús de Nazaret, son una poderosa confirmación de su identidad.

El Antiguo Testamento contiene miles de profecías acerca de la venida del Mesías. Según Barton Payne’s Encyclopedia oi Biblical Prophecy [Enciclopedia de Profecía Bíblica Barton Payne]’ se cumplieron ciento noventa y una profecías, mientras que el académico de Oxford, Alfred Edersheim, cita cuatrocientos casos: «Lo más importante que debemos tener presente es la unidad orgánica del Antiguo Testamento -apunta – . Sus predicciones no están aisladas sino que son parte de un gran cuadro profético».

Es indudable que estas predicciones se escribieran cientos de años antes de que Jesús naciera en Belén. «Aun los críticos más liberales reconocen que los libros proféticos se completaron unos cuatrocientos años a.c. y que el libro de Daniel se terminó alrededor del año 167 a.c.», dice Geisler.

Agregó que hay suficiente evidencia para datar la mayoría de los libros en fechas considerablemente anteriores que esas; hay algunos Salmos y profecías tempranas que datan de los siglos octavo y noveno antes de Cristo.28

Geisler señala que un pasaje solo, Isaías 53:2-12, predice doce aspectos de la pasión de Cristo, todos los cuales se cumplieron: Jesús sería rechazado, sería un varón de dolores, tendría una vida de sufrimiento, los hombres lo despreciarían, llevaría nuestros dolores, sería golpeado y herido por Dios, sería traspasado por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, y sufriría como un cordero, moriría por los malvados, sería sin pecado, y oraría por otros.

La mayoría de los rabinos rechazan la noción de que este pasaje de Isaías sea una figura del Mesías e insisten en que se trata de una referencia a la nación judía. Sin embargo, Geisler dice: «Antes del tiempo de Cristo era común que los intérpretes judíos enseñaran que Isaías estaba hablando del Mesías judío. Solo después que los primitivos cristianos comenzaran a usar el texto apologéticamente y con mucha fuerza, se convirtió en una enseñanza rabíhica del sufrimiento de la nación judía. Esta visión no es plausible en el contexto».

Otras de las principales predicciones acerca del Mesías, que se cumplieron todas en Jesús, fueron: que nació de mujer (Génesis 3:15), que sería una virgen ( Isaías 7:14), de los descendientes de Abraham (cf. Génesis 12:1~3j 22:18), de la tribu de Judá (cf. Génesis 49:10), de la casa de David

(cf. 2 Samuel 7:12~16), que nacería en Belén (cf. Miqueas 5:2), que sería anunciado por el mensajero del Señor (cf. Isaías 40:3); que purificaría el templo (cf. Malaquías 3:1), que se «le quitaría la vida» 483 años después del anuncio de la reconstrucción de Jerusalén en el año 444 a.e. (cf. Daniel 9:24~27), que sería rechazado (cf. Salmo 118:22), que sus manos y sus pies serían horadados (cf. Salmo 22:16), que su costado sería traspasado (cf. Zacarías 12:10), que resucitaría de entre los muertos (cf. Salmo 16:10), que ascendería a los cielos (cf. Salmo 68:18), y que se sentaría a la derecha del estrado de Dios (cf. Salmo 110:1).

El cumplimiento exacto de tantas predicciones específicas es de tal persuasión apologética que los críticos reiteradas veces las han objetado en un intento por negarlas. Las objeciones más comunes son las siguientes:

Jesús cumplió las profecías por casualidad. Las probabilidades de que Jesús cumpliera las profecías por casualidad serían increíblemente ínfimas. En realidad, el profesor Peter Stoner, que fue presidente de la División de Ciencias de Westmont College, a mediados de los cincuenta, trabajó con seiscientos estudiantes para determinar cuál sería la mejor estimación de probabilidades matemáticas de que solo ocho profecías del Nuevo Testamento se cumplieran en una sola persona hasta la fecha. Tomándolas en conjunto, Stoner luego calculó que la probabilidad era una en cien millones de billones. El equivalente de esto sería la cantidad de cuadrados de tres centímetros de lado que se necesitaría para cubrir toda la superficie seca del planeta.

La gente puede discrepar con las estimaciones a las que llegaron estos estudiantes con los cálculos de Stoner. Al fin de cuentas, es difícil cuantificar las profecías, y los criterios de evaluación pueden variar. Stoner retó a los escépticos a producir sus propias estimaciones y hacer ellos los cálculos. Pero cuando examiné las profecías, tuve que concordar con la conclusión suya: la probabilidad de que alguien cumpliera por mera coincidencia estas antiguas predicciones era absolutamente mínima.

«Solamente las probabilidades indican que sería imposible que alguien cumpliera las profecías del Antiguo Testamento. Sin embargo, Jesús y solo él en toda la historia, logró hacerlo», dice Louis Lapides, que se crió en un hogar conservador judío pero que luego se convirtió en cristiano y más adelante en pastor, después de estudiar las profecías.

Jesús cumplió de manera intencionada las profecías. Aunque Jesús podría haber maniobrado su vida para cumplir ciertas profecías, muchas de éstas hubieran estado completamente fuera de su control, como su lugar de nacimiento, sus antepasados, el haber sido traicionado por treinta piezas de plata, la manera en que lo mataron, el que no le hubiesen quebrado las piernas en la cruz o que los soldados apostaran para quedarse con sus prendas.

Los escritores de los Evangelios inventaron los detalles. Algunos críticos sostienen que los Evangelios, simplemente, cambiaron los detalles de su vida para hacer que Jesús cumpliera con las profecías. Louis Lapides ofrece esta defensa: «Cuando los Evangelios comenzaron a circular, había gente que había vivido en el tiempo en que sucedieron estas cosas. Alguien le hubiera dicho a Mateo: “Oye, no sucedió así. Estamos tratando de comunicar una vida de rectitud y verdad, por lo tanto no la manches con una mentira”. Y agregó que, por otro lado:’¿por qué razón Mateo inventaría profecías cumplidas y luego permitiría que lo mataran por seguir a alguien que bien sabía que no era el Mesías? Péro todavía más, aunque el Talmud judío hace referencia a Jesús en términos derogatorios, nunca alega que el cumplimiento de las profecías fuera falso.

Los Evangelios mal interpretaron las profecías. Según Mateo, los padres de Jesús lo llevaron a Egipto y luego regresaron a Nazaret, después de la muerte de Herodes; «De este modo se cumplió lo que el Señor había dicho por medio del profeta: “De Egipto llamé a mi hijo”» (Mateo 2:15). Los críticos, sin embargo, señalan que esta referencia del Antiguo Testamento se refería a los hijos de Israel que habían salido de Egipto con el éxodo. Para ellos es un ejemplo de cómo se interpretan fuera de contexto las profecías, para alegar falsamente que Jesús cumplió lo que los profetas dijeron.

«Es cierto que el Nuevo Testamento aplicó ciertos pasajes del Antiguo Testamento a Jesús que no profetizaban directamente de él -explica Norman Geisler-. Muchos eruditos ven estas referencias cumplidas en Cristo según la “tipología” … En otras palabras, alguna verdad en el pasaje se puede aplica: a Cristo en forma apropiada, a pesar de que no se profetizó específicamente de él. Otros eruditos dicen que hay un

cierto significado genérico en ciertos pasajes del Antiguo Testamento que se ajustan a Israel y Cristo, a los cuales se les llama “hijos” de Dios. A esto, a veces, se le llama “punto de vista de referencia doble” de la profecía».

Muchos psíquicos han adivinado el futuro. Un estudio cuidadoso del historial de los psíquicos, desde Nostradamus a Jeane Dixon, muestra que, a diferencia de las profecías bíblicas, sus predicciones son extremadamente vagas, en ocasiones contradictorias, y muy a menudo resultan falsas. Dixon es recordada por haber predicho la elección de John Kennedy en 1960, pero la gente se olvida que luego predijo ¡que ganaría Richard Nixon! Un análisis de las profecías de veinticinco psíquicos demostró que en el noventa y dos por ciento de los casos estaban totalmente equivocadas, a diferencia de las

profecías bíblicas que invariablemente se cumplían.

El cumplimiento milagroso de Jesús de las profecías de la antigüedad es todavía uno de los argumentos más sólidos para confirmar su identidad. Quienes escudriñan cuidadosa- mente estos antecedentes, encontrarán que no es fácil descartar estas predicciones. Uno de mis ejemplos favoritos lo suministra el Dr. Peter Greenspan, un obstetra y ginecólogo judío que también es profesor en una facultad de medicina, que dice que cuantos más libros leía escritos por críticos que intentaban atacar las profecías, más reconocía las fallas de sus argumentaciones. Irónicamente, concluyó Greenspan,

«Creo que llegué a tener fe en Yshua (Jesús) al leer lo que sus detractores escribieron».

Publicado por Pastor Damián Ayala