¿El Evangelio de Judas?

Publicado por Pastor Damián Ayala


“¿Puede un cristiano perder la salvación?”

“¿Puede un cristiano perder la salvación?”

Antes de que esta pregunta sea respondida, debe ser definido el término “cristiano.” Un “cristiano” no es una persona que haya dicho una oración, o pasado al frente, o que haya crecido en una familia cristiana. Mientras que cada una de estas cosas pueden ser parte de la experiencia cristiana, no son éstas las que “hacen” a un cristiano. Un cristiano es una persona que ha recibido por fe a Jesucristo y ha confiado totalmente en Él como su único Salvador (Juan 3:16; Hechos 16:31; Efesios 2:8-9).


Así que, con esta definición en mente, ¿puede un cristiano perder la salvación? Quizá la mejor manera de responder a estar importante y crucial pregunta es examinando lo que la Biblia dice que ocurre en la salvación, y entonces estudiar lo que implicaría perder la salvación. Estos son algunos ejemplos: 

Un cristiano es una nueva criatura. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Estos versos hablan de una persona que se ha convertido enteramente en una nueva criatura, como resultado de estar “en Cristo.” Para que un cristiano perdiera la salvación, la nueva creación tendría que ser revertida y cancelada.

Un cristiano es redimido. “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.” (1 Pedro 1:18-19). La palabra “redimido” se refiere a una compra que ha sido hecha, a un pecio que ha sido pagado. Para que un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que revocar Su compra por la que pagó con la preciosa sangre de Cristo.

Un cristiano es justificado. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (Romanos 5:1). “Justificar” significa “declarar justo.” Todos los que reciben a Jesucristo como Salvador son “declarados justos” por Dios. Para que un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que desdecir lo dicho en Su Palabra y retractarse de lo que Él declaró previamente.

A un cristiano se le promete la vida eterna. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” (Juan 3:16). La vida eterna es una promesa eterna (para siempre) en el Cielo con Dios. Dios promete “cree, y tendrás vida eterna.” Para que un cristiano perdiera la salvación, la vida eterna tendría que ser retirada. Si a un cristiano se le ha prometido vivir para siempre, ¿cómo entonces puede Dios romper esta promesa, quitándole la vida eterna?

A un cristiano se le garantiza la glorificación. “Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” (Romanos 8:30). Como lo aprendemos en Romanos 5:1, la justificación es declarada al momento de la fe. De acuerdo a Romanos 8:30, la glorificación está garantizada para todos aquellos a quienes Dios justifica. La glorificación se refiere a un cristiano recibiendo un perfecto cuerpo resucitado en el Cielo. Si un cristiano pudiera perder la salvación, entonces Romanos 8:30 es un error, porque Dios no puede garantizar la glorificación para todos aquellos a quienes Él predestinó, llamó, y justificó.

Podrían compartirse muchas más ilustraciones de lo que ocurre en la salvación. Sin embargo, aún estas pocas hacen abundantemente claro que un cristiano no puede perder la salvación. La mayor parte, sino todo lo que la Biblia dice que ocurre a una persona cuando recibe a Jesucristo como Salvador, sería invalidado si la salvación pudiera perderse. La salvación no puede ser revertida. Un cristiano no puede ser des-creado como nueva criatura. La redención no puede ser deshecha. La vida eterna no puede perderse y seguirse considerando como eterna. Si un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que retractarse de Su Palabra y cambiar de parecer – dos cosas que la Escritura nos dice que Dios jamás hace.

Las objeciones más frecuentes a la creencia de que un cristiano no puede perder la salvación son; (1) ¿qué hay de aquellos que son cristianos y continuamente viven una vida inmoral? – y – (2) ¿qué pasa con aquellos que son cristianos, pero luego rechazan la fe y niegan a Cristo? El problema con estas dos objeciones es la suposición de que “son cristianos” (1) La Biblia declara que un verdadero cristiano ya no continuará viviendo una vida inmoral (1 Juan 3:6). (2) La Biblia declara que alguien que se separa de la fe, demuestra que realmente nunca fue un cristiano (1 Juan 2:19).

No, un cristiano no puede perder la salvación. Nada puede separar a un cristiano del amor de Dios (Romanos 8:38-39). Nada puede arrebatar a un cristiano de la mano de Dios (Juan 10:28-29). Dios quiere y tiene el poder para garantizar y mantener la salvación que Él nos ha dado. Judas 24-25 dice, “Y Aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros in mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.”

Publicado Por Pastor: Damian Ayala.

 


La verdad detrás del Código Da Vinci

Publicado por Pastor Damián Ayala


MI FRACASO

MI FRACASO

Por: Marcelo Vélez.

Escribo esto porque he fracasado, me paro aquí este día habiendo fracasado en casi todo lo que me había propuesto. Toda mi vida la he vivido con expectativas grandes, expectativas propias, de mis maestros, de mis jefes, de mis padres, de mi familia. Siempre ha habido un plan, una meta, un proyecto de vida, desde pequeños somos enseñados a hacer planes, tener una misión, una visión, un objetivo profesional, un objetivo personal, etc.., nos fijamos metas a corto, mediano y largo plazo y luego trabajamos en torno a ello.

Pasé la vida mirando hacia adentro de mi mismo, buscando como mejorar, como alcanzar mis anhelos, alimentando mis pasiones e incluso concentrándome en esfuerzo y dedicación, con planes detallados y cursos de acción…. Valla que tenía todo considerado. En lo profesional, todo fluía excelente, creciendo, aprendiendo, mejorando, ganando más y más dinero, reconocimientos, poder y trascendencia, etc… en lo familiar, tenía una familia unida y feliz, aun que a veces no tenía el tiempo suficiente para compartir con ellos, tu sabes, el precio por alcanzar esas metas y anhelos, pero todo era comprensión por parte de mi esposa e hijos, al fin y al cabo, íbamos en el mismo rumbo.

En este punto, creo que podía considerar mi vida, una historia de “éxito en construcción”, todo marchaba bien, llenaba mi mente y corazón de pensamientos positivos y ambiciones sanas, cursos, diplomados, estudios, tambien trataba de tener mi cuerpo, mente y alma, al 100 por ciento, dando siempre más de lo que era esperado de mi, ya sabes un valor agregado que me permitiera escalar y llegar más allá en todo lo que hacía.

Eso me trae al punto dónde mi vida estaba en proceso de alcanzar esas metas y objetivos y al llegar a ellos me plantearía más y más metas y ambiciones; el éxito y crecimiento serían abrumadores y podría estar en la cumbre de esa vida que siempre me habían enseñado, desde que estaba en la escuela y que todas esas nuevas tendencias productivas habían afinado! Ahora sí que lo iba a lograr en grande! Tengo grandes planes para mi!

Un día, sin esperarlo, todo esto se colapsó por completo, todo quedo destruido, ese día todo mi esfuerzo, todo mi empeño, todos mis deseos y pasiones, todo lo que había construido, todo mi sudor y trabajo, todo lo que amaba, todo lo que conocía y todo a lo que le había dedicado mi vida! Quedo hecho añicos y todo es culpa de Jesucristo!

En un solo día vino a mi vida y me enseñó que mi vida sin Él no era nada más que vanidad y maldad, me enseñó que todo lo había estado queriendo hacer por mis propias fuerzas, en vano, no tenía valor. Me tomó de la mano y me mostró que mis deseos y mi voluntad eran maldad, que lo había apartado a Él de mi vida, que había decidido formar mi propia vida y mi propio propósito, ignorando lo que Dios quería para mi, su voluntad. Me enseñó que la vida no es para acumular cosas, ni buscar nuestras pasiones, deseos y gloria, sino conformarnos a la imagen de Cristo y vivir para la gloria de Dios!

Jesús Gracias, por haber destruido todo en mi vida y enseñarme que todo te pertenece a ti, que Tú estás en control de todo, que toda la gloria y el poder son tuyos y que tu mi Señor eres el camino, la verdad y la vida, gracias por salvarme de los engaños de este mundo mi Padre, y gracias porque ahora mis metas, mis pasiones, mis anhelos, mis objetivos son eternos y por enseñarme que yo nunca los podré alcanzar solo, pero contigo en mi corazón, todo lo puedo, gracias por enseñarme a morir a mi mismo para poder conocerte, gracias por enseñarme a hacer tu voluntad y no la de mi carne, gracias por quitármelo todo para dármelo, gracias Jesús porque entregaste todo por nosotros, gracias por mi salvación en la cual me gozo en Cristo, gracias por tu amor incondicional, gracias por ser mi Señor, mi Salvador, mi Redentor, mi Escudo, mi Roca, mi Fortaleza, mi Refugio, mi Cimiento, mi Rey, mi Abogado, mi Intercesor, mi Camino, mi Luz y mi Padre!………..honor y gloria ti mi Dios!!!!

Mateo 16:24 Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

2 Corintios 8:9 Porque conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que siendo rico, sin embargo por amor a vosotros se hizo pobre, para que vosotros por medio de su pobreza llegarais a ser ricos

Filipenses 2:3 y 4 Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.

Lucas 14:33 Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncia á todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.

Mateo16:26 Porque, ¿qué aprovechará el hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? O, ¿qué recompensa dará el hombre por su alma?

Mateo 7:13 Entrad por la puerta estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva á perdición, y muchos son los que entran por ella. 14 Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva á la vida, y pocos son los que la hallan.

Santiago 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Mateo 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno, y amará al otro; o apreciará al uno, y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Juan 6:27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a Éste señaló Dios el Padre.

Mateo 16:25 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

Provervios 16:5 Abominación al SEÑOR es todo el que es altivo de corazón; ciertamente no quedará sin castigo.

Provervios 16:18 Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.

Provervios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte.

Jeremias 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Efesios 4:22que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, 23 y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente, 24 y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.

Provervios 28:26  El que confía en su propio corazón es un necio, pero el que anda con sabiduría será librado.

2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Publicado por Pastor: Damián Ayala


¡¡Memorizando la Palabra de Dios!!

Publicado por Pastor Damián Ayala


¿Qué es la Metafísica Cristiana?

¿Qué es la Metafísica Cristiana?

Breve perspectiva

Por Pablo Santomauro

El lector quizá no esté familiarizado con la corriente de pensamiento ocultista llamada Metafísica. Debido a la propagación de esta enseñanza por numerosas páginas de internet, consideramos que es tiempo de alertar al cristiano y al público en general acerca de este gnosticismo esotérico. La Metafísica es una disciplina sincretista que toma ciertos elementos de diferentes filosofías, religiones y corrientes ocúlticas, y que esencialmente es un fraude espiritual más. Formó parte de un movimiento más amplio conocido con el nombre de Nueva Era que en el presente se ha diluído aunque los grupos identificados con ella persisten activos.

La Metafísica reclama ser un camino espiritual para mejorar la calidad de la raza humana, resolver los problemas de la vida y alcanzar la perfección espiritual. En su sistema de creencia podemos encontrar conceptos pertinentes al Budismo, Hinduísmo, Astrología, Alquimia, Cábala, Teosofía, Ciencia Cristiana, Magia, Mentalismo, Nuevo Pensamiento, mitología de varias culturas, etc.

Reclaman que sus enseñanzas han sido reveladas a los “maestros ascendidos” [1] a través de la historia, entre los cuales se encuentran San Germaín, el mayor de todos, Gautama, Confucio, El Morya (originario de Mercurio), Kuthumi, Maitreya, y una lista interminable en la que no podía faltar Jesús.

En este movimiento se manejan términos dignos de cualquier historia de Harry Potter, tales como: Las Siete Esferas, los Siete Rayos, Joya de Luz, Tercer Sol del Universo, la Llama Violeta, Madre Divina Cósmica, Nivel Etéreo, Piedra Filosofal, Rayos de la Divinidad, Planetas Sagrados, Rafael Arcángel (Médico del Cielo), Reina de la Luz (maestra ascendida), la Cruz Cardinal, la Cruz Fija, la de Malta y la Mutable, etc.

La metafísica incluye en su sistema conceptos y personas relacionados con el cristianismo. “Cristo” es el Segundo Aspecto de la Divinidad y tiene tres acepciones, el Cristo Cósmico, el Histórico (Jesús encarnado en sí mismo) y el Cristo Interno (el Ego).  YO SOY es el nombre de Dios. El YO SOY es el ser en todas las cosas, por eso todas las cosas tienen a YO SOY. Todo es YO SOY y YO SOY eres tú. Dios eres tú mismo [2]. El Espíritu Santo es el Tercer aspecto de la Trinidad. Está representado cósmicamente por AEOLUS y en la Tierra por el Maha Chohan que actualmente es Pablo El Veneciano y el 3er. Rayo de Actividad de la Divinidad [3]. El Chohan del  5to. Rayo es un tal HILARION, que en una de sus vidas pasadas fue Pablo de Tarso [4].

Toda esta terminología no deja duda de la naturaleza mística y ocúltica detrás de la Metafísica. Como broche de oro, digamos por ejemplo que Perú, de acuerdo con los diccionarios de Metafísica, es un país sagrado de Sudamérica donde se encuentra el foco Femenino de la Tierra. Su nombre quiere decir, en sánscrito, Fuego [5].

Entre los maestros latinos destacados encontramos a Conny Méndez (1898-1979), fundadora del Movimiento Metafísico hispano más grande hasta el momento. Esta venezolana, veneradora de San Germaín, inicia su movimiento con su primer libro, “Piensa lo bueno y se te dará”, una obra que enseña que los humanos podemos crear nuestra propia realidad. Conny Méndez fue inspirada por el exponente del Nuevo Pensamiento, Emmet Fox [6], del cual ella tradujo varios escritos que culminarían con la publicación del libro de Méndez “Metafísica al Alcance de Todos” [7].

Emmet Fox revistió toda su enseñanza ocúltica con lenguaje bíblico, distorsionando las palabras de la Biblia y adaptándolas a su propio sistema. Para simple muestra, Emmet Fox decía que existe un poder místico que puede transformar vidas, liberar al ser humano de su prisión y encontrar un propósito para la vida del hombre. Le llamaba el Poder del Ser, la Luz Interna, y decía que este poder residía dentro del ser humano en nuestra propia conciencia. Apoyaba esta afirmación con las palabras de Jesucristo, “El reino de Dios está entre vosotros”. Fox utiliza la cita de Lucas 17: 21 de la versión en inglés King James, la cual dice literalmente: “El reino de Dios está EN vosotros.”[8]

Fox retuerce este pasaje para hacerle decir que el reino de Dios está dentro de nosotros. Jesús, por otra parte, usó la declaración para  transmitir un concepto diferente. La palabra griega “entos” se puede traducir literalmente como “entre” o “en medio”, tal como lo hace la versión Reina Valera. Jesús estaba hablando de él mismo estando en medio de o entre aquellos a los que dirigía su palabra. El reino estaba entre ellos en la persona misma de Jesucristo, y ellos no se habían percatado.  El versículo siguiente (v.22) confirma esto mostrando que Cristo habla de días futuros cuando su presencia física sería quitada de en medio de ellos.

Ruben Cedeño, un discípulo de Conny Méndez, escribe en su artículo Breve Historia de la Metafísica, un párrafo que resume las enseñanzas de la Metafísica del movimiento en el mundo hispano:

“La Metafísica se mantiene fiel a los objetivos básicos que Conny Méndez planteó desde un principio: el de despertar el Cristo en la gente, vivir de acuerdo a las Siete Leyes Universales, poner en práctica el conocimiento dado por los Maestros Ascendidos y los Rayos, especialmente el de la Llama Violeta Transmutadora, y con esto hacer feliz a la gente que asiste a nuestras clases”. [9]

Conclusión

Es obvio que esta metafísica “cristiana” es un fraude espiritual que conduce a la gente a la perdición eterna. Por más que hablen de Jesús y de la Biblia, la persona informada fácilmente puede darse cuenta que distorsionan el concepto de ambos, presentando un falso Jesús y un falso mensaje de salvación. Sumado a esto, la doctrina y las prácticas del movimiento son netamente ocúlticas, una mezcla esotérica de superstición, misticismo, fórmulas mágicas y conceptos filosóficos y religiosos del paganismo oriental y el ocultismo occidental. Lamentablemente, este tipo de enseñanza hace presa de gente vulnerable e ignorante de la verdad bíblica. Al igual que los falsos maestros gnósticos que afligían a la iglesia primitiva, hoy estos falsos maestros engañan al mundo en general, y en algunos casos a cristianos mal discipulados. Sigue en vigencia lo que el apóstol Pablo escribió a Timoteo hace veinte siglos:

“Llegará el tiempo en que [la gente] no tolerarán la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de muchísimos maestros que les digan lo que ellos quieran oír. Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los cuentos”. 2 Timoteo 4:3–4 (NVI)  <>

Notas:

1.                  Los Maestros Ascendidos son seres que por medio de reencarnaciones han evolucionado espiritualmente para llegar a un nivel celestial y entrar en contacto mediumísticamente con gente como Conny Méndez (ya desaparecida) y otros. Sus mensajes, supuestamente, nos ayudarán a evolucionar hasta encontrar la salvación.

2.                  Diccionario de Metafísica, pp. 220,221, 1994 Editora y Distribuidora Tomo II, México D.F.).

3.                  Ibid., p. 85.

4.                  Ibid., p. 100

5.                  Ibid., p. 158

6.                  http://www.edaddorada.net/rubencedeno/brevehistoria.htm

7.                  Ibid.

8.                  Emmet Fox, Around the Year with Emmet Fox, p.1, Harper San Francisco.

9.                  Http://www.edaddorada.net/rubencedeno/brevehistoria.htm

Existe otra definición de metafísica no relacionada en absoluto con la metafísica considerada en esta perspectiva, y se trata de una disciplina de la filosofía secular. El diccionario universitario Webster la define así: Metafísica es la rama de la filosofía que investiga sistemáticamente la naturaleza de los primeros principios y problemas de la realidad absoluta, incluyendo ontología y a menudo cosmología.

*Este Artículo ha sido publicado con el permiso de el apologista  Pablo Santomauro*

Este articulo fue tomado del blog amigo del Pastor Daniel.

Publicado por Pastor Damián Ayala.


¿CUMPLIÓ JESÚS LAS PROFECÍAS MESIÁNICAS?

¿CUMPLIÓ JESÚS LAS PROFECÍAS MESIÁNICAS?

POR: LEE STROBEL

En una entrevista, Norman Geisler, de su vasta colección de citas de escépticos, me refirió la respuesta del agnóstico, Bertrand Russell, cuando le preguntaron bajo qué condiciones creería en Dios:

-«Bueno, si oyera una voz desde el cielo que predijera una serie de cosas para las siguientes veinticuatro horas, cosas muy improbables, y llegaran a suceder, creo que tal vez tendría que creer que hay alguna clase de inteligencia supra humana. No puedo concebir otro tipo de evidencia que pudiera convencerme y, en lo que a mí respecta, no existe dicha evidencia»- .

Cuando le preguntaron qué respondería a Russell, Geisler sonrió y dijo: -«Yo le diría: “Sr. Russell, hubo una voz del cielo; esta predijo muchas cosas; y sin duda algunas las hemos visto suceder”».-

Geisler se refería a la manera milagrosa en que los profetas predijeron acontecimientos y circunstancias específicas que culminarían cientos de años después con la llegada del Mesías (el «Ungido») que redimiría a Israel y al mundo. Aun un escéptico recalcitrante como Russell, tuvo que admitir que se requeriría un acto de Dios para que alguien pudiera predecir una serie de sucesos improbables y que estos se cumplieran contra toda probabilidad. Por lo tanto, las profecías mesiánicas, que se cumplieron con Jesús de Nazaret, son una poderosa confirmación de su identidad.

El Antiguo Testamento contiene miles de profecías acerca de la venida del Mesías. Según Barton Payne’s Encyclopedia oi Biblical Prophecy [Enciclopedia de Profecía Bíblica Barton Payne]’ se cumplieron ciento noventa y una profecías, mientras que el académico de Oxford, Alfred Edersheim, cita cuatrocientos casos: «Lo más importante que debemos tener presente es la unidad orgánica del Antiguo Testamento -apunta – . Sus predicciones no están aisladas sino que son parte de un gran cuadro profético».

Es indudable que estas predicciones se escribieran cientos de años antes de que Jesús naciera en Belén. «Aun los críticos más liberales reconocen que los libros proféticos se completaron unos cuatrocientos años a.c. y que el libro de Daniel se terminó alrededor del año 167 a.c.», dice Geisler.

Agregó que hay suficiente evidencia para datar la mayoría de los libros en fechas considerablemente anteriores que esas; hay algunos Salmos y profecías tempranas que datan de los siglos octavo y noveno antes de Cristo.28

Geisler señala que un pasaje solo, Isaías 53:2-12, predice doce aspectos de la pasión de Cristo, todos los cuales se cumplieron: Jesús sería rechazado, sería un varón de dolores, tendría una vida de sufrimiento, los hombres lo despreciarían, llevaría nuestros dolores, sería golpeado y herido por Dios, sería traspasado por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, y sufriría como un cordero, moriría por los malvados, sería sin pecado, y oraría por otros.

La mayoría de los rabinos rechazan la noción de que este pasaje de Isaías sea una figura del Mesías e insisten en que se trata de una referencia a la nación judía. Sin embargo, Geisler dice: «Antes del tiempo de Cristo era común que los intérpretes judíos enseñaran que Isaías estaba hablando del Mesías judío. Solo después que los primitivos cristianos comenzaran a usar el texto apologéticamente y con mucha fuerza, se convirtió en una enseñanza rabíhica del sufrimiento de la nación judía. Esta visión no es plausible en el contexto».

Otras de las principales predicciones acerca del Mesías, que se cumplieron todas en Jesús, fueron: que nació de mujer (Génesis 3:15), que sería una virgen ( Isaías 7:14), de los descendientes de Abraham (cf. Génesis 12:1~3j 22:18), de la tribu de Judá (cf. Génesis 49:10), de la casa de David

(cf. 2 Samuel 7:12~16), que nacería en Belén (cf. Miqueas 5:2), que sería anunciado por el mensajero del Señor (cf. Isaías 40:3); que purificaría el templo (cf. Malaquías 3:1), que se «le quitaría la vida» 483 años después del anuncio de la reconstrucción de Jerusalén en el año 444 a.e. (cf. Daniel 9:24~27), que sería rechazado (cf. Salmo 118:22), que sus manos y sus pies serían horadados (cf. Salmo 22:16), que su costado sería traspasado (cf. Zacarías 12:10), que resucitaría de entre los muertos (cf. Salmo 16:10), que ascendería a los cielos (cf. Salmo 68:18), y que se sentaría a la derecha del estrado de Dios (cf. Salmo 110:1).

El cumplimiento exacto de tantas predicciones específicas es de tal persuasión apologética que los críticos reiteradas veces las han objetado en un intento por negarlas. Las objeciones más comunes son las siguientes:

Jesús cumplió las profecías por casualidad. Las probabilidades de que Jesús cumpliera las profecías por casualidad serían increíblemente ínfimas. En realidad, el profesor Peter Stoner, que fue presidente de la División de Ciencias de Westmont College, a mediados de los cincuenta, trabajó con seiscientos estudiantes para determinar cuál sería la mejor estimación de probabilidades matemáticas de que solo ocho profecías del Nuevo Testamento se cumplieran en una sola persona hasta la fecha. Tomándolas en conjunto, Stoner luego calculó que la probabilidad era una en cien millones de billones. El equivalente de esto sería la cantidad de cuadrados de tres centímetros de lado que se necesitaría para cubrir toda la superficie seca del planeta.

La gente puede discrepar con las estimaciones a las que llegaron estos estudiantes con los cálculos de Stoner. Al fin de cuentas, es difícil cuantificar las profecías, y los criterios de evaluación pueden variar. Stoner retó a los escépticos a producir sus propias estimaciones y hacer ellos los cálculos. Pero cuando examiné las profecías, tuve que concordar con la conclusión suya: la probabilidad de que alguien cumpliera por mera coincidencia estas antiguas predicciones era absolutamente mínima.

«Solamente las probabilidades indican que sería imposible que alguien cumpliera las profecías del Antiguo Testamento. Sin embargo, Jesús y solo él en toda la historia, logró hacerlo», dice Louis Lapides, que se crió en un hogar conservador judío pero que luego se convirtió en cristiano y más adelante en pastor, después de estudiar las profecías.

Jesús cumplió de manera intencionada las profecías. Aunque Jesús podría haber maniobrado su vida para cumplir ciertas profecías, muchas de éstas hubieran estado completamente fuera de su control, como su lugar de nacimiento, sus antepasados, el haber sido traicionado por treinta piezas de plata, la manera en que lo mataron, el que no le hubiesen quebrado las piernas en la cruz o que los soldados apostaran para quedarse con sus prendas.

Los escritores de los Evangelios inventaron los detalles. Algunos críticos sostienen que los Evangelios, simplemente, cambiaron los detalles de su vida para hacer que Jesús cumpliera con las profecías. Louis Lapides ofrece esta defensa: «Cuando los Evangelios comenzaron a circular, había gente que había vivido en el tiempo en que sucedieron estas cosas. Alguien le hubiera dicho a Mateo: “Oye, no sucedió así. Estamos tratando de comunicar una vida de rectitud y verdad, por lo tanto no la manches con una mentira”. Y agregó que, por otro lado:’¿por qué razón Mateo inventaría profecías cumplidas y luego permitiría que lo mataran por seguir a alguien que bien sabía que no era el Mesías? Péro todavía más, aunque el Talmud judío hace referencia a Jesús en términos derogatorios, nunca alega que el cumplimiento de las profecías fuera falso.

Los Evangelios mal interpretaron las profecías. Según Mateo, los padres de Jesús lo llevaron a Egipto y luego regresaron a Nazaret, después de la muerte de Herodes; «De este modo se cumplió lo que el Señor había dicho por medio del profeta: “De Egipto llamé a mi hijo”» (Mateo 2:15). Los críticos, sin embargo, señalan que esta referencia del Antiguo Testamento se refería a los hijos de Israel que habían salido de Egipto con el éxodo. Para ellos es un ejemplo de cómo se interpretan fuera de contexto las profecías, para alegar falsamente que Jesús cumplió lo que los profetas dijeron.

«Es cierto que el Nuevo Testamento aplicó ciertos pasajes del Antiguo Testamento a Jesús que no profetizaban directamente de él -explica Norman Geisler-. Muchos eruditos ven estas referencias cumplidas en Cristo según la “tipología” … En otras palabras, alguna verdad en el pasaje se puede aplica: a Cristo en forma apropiada, a pesar de que no se profetizó específicamente de él. Otros eruditos dicen que hay un

cierto significado genérico en ciertos pasajes del Antiguo Testamento que se ajustan a Israel y Cristo, a los cuales se les llama “hijos” de Dios. A esto, a veces, se le llama “punto de vista de referencia doble” de la profecía».

Muchos psíquicos han adivinado el futuro. Un estudio cuidadoso del historial de los psíquicos, desde Nostradamus a Jeane Dixon, muestra que, a diferencia de las profecías bíblicas, sus predicciones son extremadamente vagas, en ocasiones contradictorias, y muy a menudo resultan falsas. Dixon es recordada por haber predicho la elección de John Kennedy en 1960, pero la gente se olvida que luego predijo ¡que ganaría Richard Nixon! Un análisis de las profecías de veinticinco psíquicos demostró que en el noventa y dos por ciento de los casos estaban totalmente equivocadas, a diferencia de las

profecías bíblicas que invariablemente se cumplían.

El cumplimiento milagroso de Jesús de las profecías de la antigüedad es todavía uno de los argumentos más sólidos para confirmar su identidad. Quienes escudriñan cuidadosa- mente estos antecedentes, encontrarán que no es fácil descartar estas predicciones. Uno de mis ejemplos favoritos lo suministra el Dr. Peter Greenspan, un obstetra y ginecólogo judío que también es profesor en una facultad de medicina, que dice que cuantos más libros leía escritos por críticos que intentaban atacar las profecías, más reconocía las fallas de sus argumentaciones. Irónicamente, concluyó Greenspan,

«Creo que llegué a tener fe en Yshua (Jesús) al leer lo que sus detractores escribieron».

Publicado por Pastor Damián Ayala


“¿Por Qué No Puedo Tenerlo Todo?”

“¿Por Qué No Puedo Tenerlo Todo?”

¡Tú Sabes Cuán Enfocados Estamos en Nuestras Cosas! ¿Hay acaso alguna duda de que nuestra cultura esté obsesionada sobre la colección de posesiones materiales?  Es realmente fácil para nosotros los cristianos, leer las Escrituras y llegar a la conclusión de que la felicidad material es un oxímoron, pero piensa por un minuto acerca de la última Navidad.  ¿Qué tanto de ese día lo pasaste en una celebración a Jesús, y cuánto de él fue invertido en una celebración de dar regalos?  ¡Se honesto!  ¿Qué clase de mensaje le enviamos al mundo cuando nos encontramos entre los más materialistas?  Dios nos está llamando a representarlo a Él en el mundo que nos rodea, y Él sabe que NO vamos a ser rebeldes Santos si simplemente nos vamos a conformar al materialismo del mundo:

Romanos 12:2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Más que predicar aquí los males del materialismo, simplemente leamos un gran artículo escrito por Carla Barnhill.  Ella lo llamó “¿Por Qué No Puedo Tenerlo Todo?”

Es uno de esos días en que me encuentro insatisfecha.  No me gusta como me veo.  No me gustan las cosas en mi cuarto.  No me gusta mi vida aburrida.  Necesito más cosas para sentirme mejor.  Para sentirme nueva.  Voy al centro comercial porque eso promete ayudarme.  El Palacio de Hierro, Liverpool, Deportes Martí, Beneton. No puede fallar.  En la tienda, los carteles en las paredes muestran a chicos impecables, que juegan al balompié de contacto con muchachas de brillantes cabelleras. Están haciendo una jugada en camisas de tela escocesa y pantalones de color caqui. Una muchacha tiene una camiseta grande atada casualmente alrededor de su  fina cintura- una graciosa jugadora.  Ellos están riendo en esa foto, los chicos distinguidamente impecables y las chicas de brillante cabellera.  Se están divirtiendo más en sus ropas de marca de lo que yo lo he hecho en meses.  En la sección de calzado, una foto de Michael Johnson cuelga sobre una pared de tenis para correr.  El mensaje tras la imagen es claro:  No hay nada mejor en la vida que ganar.  Teniendo unos tenis como esos, tal vez me haga sentir menos como una perdedora.  En la otra tienda, el sweater café y verde que tiene la delgada maniquí, promete hacerme ver delgada y a la moda.  Las vendedoras se ven tan modernas, con sus zapatos de plataforma y sus faldas cortas.  Si me viera como ellas, usando ese ajustado sweater café y verde, podría tener más citas.  En la otra tienda, veo a una chica con el cabello blanco y lápiz labial negro.  Ella está vistiendo una minifalda verde cubierta con lentejuelas.  Me pregunto en que gran fiesta la usará.  Me pregunto que se sentirá ser tan moderna.  Pero ella cuelga la falda y sale caminando de la tienda.  Y noto algo que yo no había visto cuando estaba parada tras los anaqueles de ropa.  Noto la voluminosa carriola que empuja, al inquieto bebé que está harto de estar confinado. Noto la cansada expresión en los ojos de la madre, la manera en que anda hacia un banco donde puede descansar por un minuto y calmar a su bebé.  Y me doy cuenta de que probablemente ella no va a ninguna gran fiesta.  Ella puede comprar todas las minifaldas verdes del centro comercial, pero aún así ella irá a casa a su vida como una madre adolescente.  Nada en las tiendas puede cambiar eso.  Y me doy cuenta de que el centro comercial tampoco puede cambiar mi vida.  No me veo a mi misma como una persona materialista.  De hecho, compro mucha de mi ropa en tiendas de descuento.  Manejo un feo auto viejo.  Mis amigos aún me critican por ser tacaña.  Aún así, me encuentro a mí misma queriendo cosas.  No porque las necesite, sino porque parecen como si me pudieran hacer más interesante, más excitante.  Como si de alguna manera, las cosas que poseo puedan cambiar la vida que tengo.  Cuando miro los anuncios en las revistas o en la televisión, eso es lo que me prometen esas cosas:  Una vida mejor, una mejor yo.  Claro, yo se que solo es publicidad, pero una parte de mí no puede evitar creer que esas promesas son verdad – al menos un poquito.  Pero me gustaría pensar que me puedo gustar a mí misma, aunque no tenga lo último de la música o los zapatos más hippies.  Me gustaría pensar que tengo valor porque soy yo, no porque tengo las cosas “adecuadas.”  Cuando me pongo a pensar en ello, se que las promesas del centro comercial son falsas, porque me ha sido dado otro conjunto de promesas:  las promesas de Dios.  El centro comercial me dice que la ropa nueva puede hacerme más atractiva, más aceptable para otros.  Pero Dios me asegura que yo soy Su maravillosa creación:

Salmo 139:14 “?Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras. Estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien.”

Nada de lo que compre puede mejorar lo que Él ha creado.  Las tiendas me dicen que las cosas que compro pueden levantar mi espíritu, hacerme sentir mejor.  Y es cierto, por un ratito. Pero Dios promete consolarme y restaurarme cuando me siento quebrantada.

Salmo 46 “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar. Aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah  Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana. Bramaron las naciones, titubearon los reinos. ?Dio él su voz, se derritió la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros.     Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah Venid, ved las obras de Jehová, que ha puesto asolamientos en la tierra. Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, y quema los carros en el fuego. Estad quietos, y conoced que yo soy Dios. Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros. Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah”

Él promete estar ahí cuando estoy confundida acerca del futuro, cuando mis amigos me fallan, cuando no se a quien voltear para pedirle ayuda.  Las cosas que compro me prometen una vida mejor.  Pero Dios me promete una vida abundante.

Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”

… la mejor vida posible.  La vida eterna.  Así que, ¿dónde pondré mi confianza?  ¿Dónde encontraré mi valor?  ¿Dónde estará mi corazón?  Con Dios, quien guarda Sus promesas.

Algunos Puntos Buenos Carla parece capturar la verdad de nuestra desesperada persecución del materialismo.  Es un esfuerzo inútil buscar satisfacción en otra cosa que no sea Dios.  Esto refleja la verdad de que todos nosotros dirigimos nuestros corazones hacia algo, aunque Dios claramente nos diseñó para dirigir nuestros corazones hacia Él.  Se le llama adoración, y mientras la cultura adora a los íconos e ídolos de su era, nosotros somos llamados a rebelarnos y regresar a nuestra adoración al Dios que nos creó.

¿Qué hay de nosotros? ¿En quién confiamos y a quién adoramos? ¿Estamos llendo tras el materialismo? Aun cuando no tenemos dinero podemos ir tras el materialismo con nuestros corazones deseando lo material. ¿O estamos buscando y confiando en Dios? ¿Qué tanto confiamos en él? Para compartir con nosotros favor

Publicado por Pastor Damián Ayala


El valor de la obediencia

El valor de la obediencia

“Para ayudarnos a ver el valor de la obediencia supongamos que tu trabajas para mí. De hecho, tú eres mi asistente ejecutivo en una compañía que está creciendo rápidamente. Yo soy el dueño y yo estoy interesado en expandirme en el extranjero. Para sacar esto adelante, hago planes para viajar al extranjero y permanecer allí hasta que una nueva sucursal se establezca. Puedo hacer todos los arreglos para mi familia y trasladarnos a Europa durante seis a ocho meses. Y te dejo a cargo de la organización en Estados Unidos.  Yo te digo que voy a escribir con regularidad y te daré las instrucciones para seguir adelante. 

Pasan los meses. Un flujo de cartas se envían desde Europa y recibidas por ti en la sede nacional. Escribí todas mis expectativas.

Por último, vuelvo. Poco después de mi llegada, voy a la oficina y me sorprende lo que veo. La hierba ha crecido alto. Algunas ventanas frente la calle están rotas. Entro en la habitación de la recepcionista. Ella está haciendo las uñas, mastica chicle y escucha su estación de discoteca favorita. Miro a mi alrededor y observo que las papeleras se desbordan. La alfombra no se ha aspirado durante semanas, y nadie parece preocupado de que el propietario ha vuelto.

Pregunto, “¿Qué santos está pasando aquí?  ¿No tiene alguno de ustedes las cartas que escribí desde Europa?” 

“Cartas? Oh, sí! ¡Claro! Tengo cada una de ellas. Hemos estudiado sus cartas todos los viernes por la noche desde que se fue. Incluso hemos dividido al personal en grupos pequeños para discutir muchas de las cosas que escribió.  Algunas de las cosas eran realmente interesantes.   Usted estará encantado de saber que algunos de nosotros hemos aprendido de memoria algunas de sus frases y párrafos. “

“Pero ¿han hecho lo que pedí en esas cartas?”

“No.  No hemos hecho nada.”

¿Estamos obedeciendo la Palabra de Dios o solamente la conocemos bien?

Publicado por Pastor Damián Ayala

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las hace, será semejante a un hombre prudente que edificó su casa sobre la peña.
— San Mateo 7:24

 



Los días de Génesis: ¿Fueron de 24 horas o de millones de años?

Preguntas recibidas

Los días de Génesis:

¿Fueron de 24 horas o de millones de años?

Por Pablo Santomauro

La Biblia dice que Dios creó el universo y todas las cosas en seis días. El lenguaje, la secuencia de los hechos, y la evidencia  presentada por los científicos creacionistas modernos, sugiere firmemente que la tierra es joven y que los días de Génesis fueron de 24 horas como los días de hoy.

Estos días tienen cada uno una “tarde” y una “mañana” (Gn. 1:5,8,13,19,23,31), cosas típicas de un día de 24 horas en la Biblia. Además, Exodo 20:11 compara los seis días de la creación con los seis días de una semana literal de 144 horas.

Siempre que un número sigue a la palabra “día” (yom) en el Antiguo Testamento en literatura no profética como es el caso en Génesis 1, significa un período literal de 24 horas. Sumado a esto, cuando la forma plural de yom (yamim) aparece en la literatura no profética, siempre significa días literales. A decir verdad, las 700 veces que el AT usayamim se refiere a días de 24 horas. Por lo tanto, cuando Exodo 20:11 declara que “en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra”, no puede haber dudas de que el texto habla de días literales. [1]

Si el autor de Génesis hubiera querido indicar que los días de la creación fueron largas eras de millones de años, podría haber usado la palabra hebrea dôr, cuya definición  infiere largos períodos. En lugar de ello, el autor usó el término “día”, lo reafirmó con la frase “Y fue la tarde y la mañana”, puso números a continuación y en Exodo 20:11 y 31:17 usó el plural yamim. En otras palabras, usó todos los medios a su disposición para dejar bien en claro que se trataba de días de 24 horas, no largos períodos. Esto anula la teoría que la creación duró billones de años permitiendo de esa forma la evolución. [2]

¡Pero hermano!, dicen algunos proponentes de la evolución teísta, ¿por qué no puede aceptar la noción de largas eras en Génesis 1, si 2 Pedro 3:8 dice que para con  el Señor un día es como mil años, y mil años como un día”. ¿No enseña este pasaje que para Dios, un día puede ser un largo tiempo? Respuesta: No.  El verso no tiene nada que ver con los días de Génesis. En contexto, Pedro habla de los tiempos finales y la Segunda Venida de Cristo y está respondiendo a los que se burlaban de la demora, y les recuerda que Dios no está sujeto a las limitaciones del tiempo, pero NO dice que un día es mil años o mil años es un día en el calendario humano.

La interpretación de que los días de Génesis fueron de 24 horas es absolutamente necesaria debido a las implicaciones teológicas negativas que se desprenden de la teoría “cristiano-científica” que propone los días de millones de años. Cuando tratamos de ajustar la Biblia para que coincida con los postulados teóricos de la ciencia moderna, ciertamente no estamos trayendo todo pensamiento cautivo a la autoridad de la Palabra.

En el final de cada día de Génesis Dios proclama que el proceso creativo es “bueno”, y al término de los seis días declara: “Y vio Dios TODO lo que había hecho, y he aquí que era BUENO en gran manera. Y fue la tarde y la mañana del día sexto”. (Gn. 1:3).

Teorías tales como la “Teoría de la Brecha” o las “Eras Geológicas” implican que la muerte física se hizo presente en el mundo antes de que el pecado apareciera en Génesis capítulo 3. Este es un error teológico fatal. Si la muerte existía antes del pecado de Adán, Dios, al declarar sobre el término del sexto día que TODO era BUENO, también declaró que la muerte física es buena. Esto contradice el resto de la Escritura que enseña que la muerte es “el postrer enemigo que será destruido” (1 Co. 15:26). La redención incluye la eliminación de la muerte, la cual no existirá en los nuevos cielos y la nueva tierra. De esa forma tendremos un mundo perfecto, como en la creación original, restaurado.

No se puede enseñar que hubo muerte antes del pecado y al mismo tiempo ser consistente con la Biblia.

Corresponde señalar que para nosotros este tema no queda abierto para discusión, así que si usted no está de acuerdo, ni se moleste en escribir, no porque no podamos debatirlo, sino porque es nuestro deber no contender en tópicos que no edifican. <>

Pablo Santomauro

Notas:

1)    The  “Days” of Creation, Kyle Butt, M.A.,http://www.apologeticspress.org/articles/1672

2) Ibid.

*Este Escrito ha sido Publicado en este blog con el Permiso del apologista Pablo Santomauro*

Este articulo a sido tomado del blog amigo El blog del Pastor Daniel

 


El Guerrero Masai

El Guerrero Masai

José es un guerrero Masai alto y delgado que hace algún tiempo se encontró con un hombre cuando caminaba por un sendero polvoriento de África. El hombre le habló de la historia de Cristo y del amor de Dios que hizo posible el perdón de los pecados. José se convirtió en creyente y se gozó en la “historia de Jesús”.

Después de conocer a Jesús, estaba tan emocionado, que sabía que todos en mi aldea estarían también felices de conocerle. Así que fui puerta por puerta, contándoles a todos los que conocía, acerca de la cruz de Jesús y de la salvación que ofrecía. Para mi sorpresa, a mi gente no solo no le importó, sino que se volvieron hostiles. Los hombres me sostuvieron en el suelo mientras que las mujeres me golpeaban con alambre de púas. Fui arrastrado fuera de la aldea y dejado para morir entre la maleza.

José logró, de alguna manera, arrastrarse hasta un abrevadero y allí, después de dos días de estar entre la inconsciencia y la consciencia, recuperó la fuerza suficiente para levantarse. Estaba atónito ante la recepción hostil de su familia y amigos a quienes él había conocido durante toda su vida. “Decidí que habría omitido algo importante de la historia que les hablé acerca de Jesús. Así que practiqué una y otra vez y luego, caminé como pude de regreso para contarles las buenas nuevas”.

Fui de nuevo, choza por choza hablándoles de Jesús, quien había muerto por nosotros para que pudiéramos encontrar el perdón y conocer al Dios vivo y verdadero. Y nuevamente me pusieron en el suelo y fui golpeado y las heridas que me hicieron la primera vez, se abrieron de nueva cuenta. Me arrastraron una vez más, inconsciente, fuera de la aldea y me dejaron allí, dándome por muerto.

Desperté dos días después, herido y amoratado, pero aún vivo. Por tercera vez, regresé a mi aldea para testificar. Pero el pueblo me estaba esperando. Fui sometido e inmovilizado en el piso y como comenzaran a golpearme nuevamente, caí en la inconsciencia. Cuando desperté, estaba en mi propia cama. Los hombres y mujeres que me habían golpeado y flagelado ahora me estaban cuidando. Y es que todos en la aldea, se habían convertido a Cristo.

Publicado por Pastor Damian Ayala

 


De Ateos, Hadas y Unicornios

De Ateos, Hadas y Unicornios

Por Pablo Santomauro

Este escrito es una respuesta a un caballero ateo que escribió al blog del pastor Daniel con el propósito de refutar un artículo nuestro relacionado con el ateísmo. Nuestras respuestas están en azul.

Hola, espero que no eliminen mi mensaje, está escrito en forma respetuosa y con argumentos. Espero que no usen la censura

Es cierto, usted tiene argumentos, pero veamos que tan válidos son.

Para comenzar, ateísmo, es la falta de creencia en dioses, y tanto yo como usted somos ateos. Usted no cree en Brahma, Ganesha, Zeus o Viracocha y una larga lista de dioses, la única diferencia es que yo agrego un dios mas a esa lista: el dios judeo-cristiano.

Su definición de ateísmo es una moderna invención creada por los ateos para esquivar la verdad de que es imposible probar un negativo universal. En las últimas décadas han surgido muchas definiciones de ateísmo con la intención de marear la perdiz, pero básicamente el diccionario de filosofía de Edwards define el ateísmo como la negación de la existencia de Dios. En la práctica, este Dios al que se alude no es Krishna, Brahma ni Alá, sino un referencia al Dios bíblico. Es por demás significativo que cuando los ateos salen de debajo de las piedras lo hacen para escribir en blogs cristianos como éste y no en páginas hindúes, budistas, paganas, etc.

En la primera básicamente usted dice que “como un ateo no posee el conocimiento de todo lo existente, no puede hacer una afirmación categórica como la negación de dios”. Este es un “argumento dirigido a la ignorancia” (como la gente no sabe, no es falso, entonces debe ser cierto). Este criterio también se aplica a variados conceptos abstractos como hadas y unicornios, y no significa que sea un argumento sólido. Ningún hecho científico ha sido aceptado solo porque sus críticos no lo saben todo. El decir que no “poseemos todo el conocimiento”, también te incluye a ti. Reconocer que no posees todo el conocimiento, pero afirmas la existencia de Dios, te convierte en alguien que afirma una contradicción lógica.

Creo que usted se equivoca. El argumento no tiene nada que ver con la ignorancia. Repito que es imposible probar un negativo universal, por lo tanto afirmar que Dios no existe es irracional. ¿Puede la ciencia probar la NO existencia de unicornios? Para nada. Todo lo que la ciencia puede hacer es afirmar que se han buscado unicornios por largo tiempo y hasta ahora no se ha encontrado ninguno. En vista de lo anterior, se animan a deducir que nadie puede afirmar que los unicornios existen, pero la ciencia no puede probar que los unicornios no existen.

La ciencia, por su naturaleza misma, no es capaz de probar la NO EXISTENCIA de ninguna cosa, por lo tanto nadie puede decir que la ciencia ha probado que Dios no existe. La ciencia opera bajo el principio del método inductivo, o sea investigando las cosas en el universo y llegando a conclusiones generalizadas acerca de las cosas observadas. Esas conclusiones están fundadas en lo que los científicos encuentran, no en lo que NO encuentran. La única forma de poder decir que algo no existe, es usando el método deductivo, o sea mostrando que hay algo acerca del concepto mismo que es contradictorio. Me temo que no hay nada contradictorio acerca de la creencia en Dios, pero sí lo hay en su postura, ya que afirmar que Dios no existe requiere el atributo de omnisciencia, cosa que no es necesaria para afirmar que Dios existe.

Usted dice que la “única manera de poseer todo el conocimiento es ser omnisciente y omnipresente, en otras palabras, ser Dios”. El error aquí, es que se esta proponiendo la “definición de algo, para probar ese algo (Dios)”. Ejemplificándolo de otra forma es como que yo le diga a usted “¿Alguna vez has visto a un animal grande que exhala fuego? Si es así, entonces viste a un dragón.” ¿Acaso eso probaría que los dragones existen? Siguiendo esa lógica, muchas cosas inexistentes pueden existir.

Una vez más cae usted en el mismo error. Al decir “muchas cosas inexistentes” afirma algo que ni usted ni la ciencia pueden probar, i.e., la no existencia de algo. Sólo en el caso de conceptos contradictorios podemos decir que algo no es real. Por ejemplo, sabemos que no existen los círculos cuadrados porque la noción contradice la lógica, y no necesitamos recorrer el universo o ser omnipresentes para afirmar eso. Una vez más, decir que Dios no existe es ilógico. Ya ve que el que está peleado con la lógica es usted.

Los creyentes al verse ante “una ausencia de evidencias, que son evidencia de ausencia (de un Dios)”, recurren a las “emociones interiores”, que no prueban nada, porque creyentes de diferentes credos, muchas veces incompatibles, las han sentido. Las mismas sensación de “conexión espiritual” que usted ha sentido, seguramente las tienen también los musulmanes o hinduistas. El otro error, es citar frases de su respectivo libro sagrado, cayendo en un argumento circular (X libro lo dice – X libro es infalible – X libro es la palabra de Dios). Agrego también que “el creer en algo”, no es evidencia a su favor, y tampoco el número de los que creen.

Eso de “ausencia de evidencia” es, en su caso, una afirmación prejuiciada. Deja de lado la consideración de las evidencias por la existencia de Dios, las cuales han sido planteadas a través de los siglos y nunca refutadas fehacientemente por los escépticos. Todo su párrafo es un red herring (falacia de distracción) ya que no hemos recurrido a las “emociones interiores” en el artículo, ni hemos usado ningún argumento circular ni hemos afirmado que “creer en algo” es evidencia a nuestro favor. Dicho sea de paso, se me hace gracioso que usted acuse a los cristianos de tomar ventaja de las emociones interiores cuando el ateo lo hace hasta el cansancio: ¿Si Dios existe porque hay tanta maldad en el mundo? ¿Si Dios es bueno porque no impide el hambre y las guerras? Etc., etc.

Los creyentes honestos intelectualmente, reconocen que la idea de Dios no puede ser probado científica ni racionalmente, eso permite decir que Dios no existe, así como usted y yo lo hacemos con otros conceptos abstractos como las hadas y el Ratón Perez, e incluso como lo dije al principio, usted niega la existencia de otros dioses en los que la humanidad ha creído honesta y devotamente. La única diferencia entre usted y ellos, es el “contexto geografico y cultural” en que nació. Si usted hubiese nacido en la India, seguro seria hinduista, o en Iran, seria Musulmán; si hubiese nacido en la Grecia antigua, seria adorador de Zeus, o si hubiese nacido en el Imperio Inca, adoraría a Viracocha.

En esta última ensalada, estamos de acuerdo en que la existencia de Dios no puede ser probada científicamente. Sin embargo es posible presentar evidencia a través de datos científicos (teoría del diseño) y discutir racionalmente la existencia de Dios. Curiosamente, su argumento es un bumerán porque ya hemos demostrado que la ciencia (su dios) no puede probar la NO existencia de un pepino (ni de hadas ni el Ratón Perez). Más que absurda es, por otra parte, la deducción: “eso permite decir que Dios no existe”. La última parte de su párrafo está totalmente fuera de tema.

Reitero, que todo el conocimiento inductivo (que es el proporcionado por la ciencia) es contingente (que puede ser o suceder). Nada de lo que se deduce inductivamente puede ser conocido con absoluta certeza. La ciencia solamente nos proporciona conocimiento que es probablementeverdad, por lo tanto, la ciencia no puede afirmar nada en un sentido absoluto. Si queremos saber algo con absoluta certeza, lo que en filosofía se llama “certeza apodíctica”, debemos utilizar el método deductivo. En este aspecto, tanto la ciencia como el ateo, están lisiados intelectualmente. ¡Y usted se anima a dudar de la honestidad intelectual del creyente!

Agrego aquí para información del lector unos comentarios tomados de un artículo nuestro:

Sabía usted que el ateísmo tampoco puede explicar la existencia del universo? Las opciones que tiene son:

1. El universo es eterno.

2. El universo es una ilusión.

3. El universo se originó de la nada.

Ninguna de las anteriores es sostenible en el mundo de la ideas y la razón:

1. El universo es eterno — Este punto es negado por la propia ciencia.

2. El universo es una ilusión — Esta opción ha sido invalidada en párrafos anteriores.

3. El universo surgió de la nada — El primer principio de la física es: De la nada, nada deriva.

Un niño entiende esto. La falla del razonamiento es demasiado evidente.

La única opción viable es que el universo fue creado, pero esta opción no está disponible para el ateo, porque aceptarla abre la puerta para discutir la existencia de un ser trascendente, infinito, ultra dimensional y todopoderoso. Pero es la opción más lógica.

El ateo no puede vivir en el universo de su propia imaginación. El ateísmo es ilógico e irracional, se refuta a sí mismo. <>

*Este escrito ha sido publicado en este blog con el permiso del apologista Pablo Santomauro.

Este articulo a sido tomado del blog amigo El blog del Pastor Daniel

Publicado por Pastor Damián Ayala.


¿Cuál es el punto de vista cristiano sobre los psiquícos?

¿Cuál es el punto de vista cristiano sobre los psiquícos?

La Biblia condena fuertemente la práctica del espiritismo, los mediums, el ocultismo, los psíquicos, etc. (Levítico 20:27; Deuteronomio 18:10-13). Los horóscopos, las cartas tarot, la astrología, la adivinación, la quiromancia (lectura de la mano), el espiritismo, etc. entran también dentro de esta categoría. Estas prácticas están basadas en el concepto de que hay dioses, espíritus o seres amados difuntos que pueden brindarte guía y consejo. Estos “dioses” o “espíritus” son demonios (2 Corintios 11:14-15). La Biblia no nos da razón para creer que los seres amados difuntos puedan, o aún quieran comunicarse con nosotros. Si ellos fueron creyentes, están en el cielo, gozando del lugar más imaginablemente maravilloso – en compañía de un Dios amoroso. Si no fueron creyentes, están en el infierno, sufriendo el eterno tormento por haber rechazado el amor de Dios y haberse rebelado contra Él.

Así que, si nuestros seres amados no pueden contactarnos, ¿cómo es que los mediums, espiritistas, psíquicos, etc., obtienen tan acertada información? Se ha “desenmascarado” a muchos psíquicos. Se ha expuesto cómo un psíquico puede obtener gran cantidad de información de una persona a través de métodos ordinarios. Algunas veces solo con utilizar un número telefónico a través de la identificación de la llamada y luego investigando en el internet, un psíquico puede obtener nombres, domicilios, fechas de nacimiento, fechas de matrimonio, miembros de la familia, etc. Sin embargo, es innegable que algunas veces los psíquicos conocen cosas que les sería imposible saber. ¿Dónde consiguen esta información? La respuesta es – Satanás y sus demonios. 2 Corintios 11:14-15 nos dice, “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus miembros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.”

Satanás pretende ser amable y servicial. Él trata de aparecer como algo bueno. Satanás y sus demonios le darán a un psíquico información sobre una persona, a fin de lograr engancharla en el espiritismo; algo que Dios prohíbe. Al principio parece algo inocente, pero pronto las personas se vuelven adictas a lo psíquico, permitiendo que Satanás controle y destruya sus vidas. 1 Pedro 5:8 advierte, “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.” En la mayoría de los casos, parece que los mismos psíquicos son engañados, al desconocer la verdadera fuente de la información que reciben. Cualquiera que sea el caso, y cualquiera que sea la fuente de la información – la voluntad de Dios es que nada que esté conectado con el espiritismo, la brujería, la astrología, etc. sea utilizado por nosotros como medios para descubrir información. ¿Cómo quiere Dios que discernamos Su voluntad para nuestra vida? (1) Estudiando la Biblia (Timoteo 3:16-17) y (2) Orando por sabiduría (Santiago 1:5)

¿Cómo está tu vida espiritual en esta área? ¿Estás confiando solamente en Dios o estás poniendo tu fe en psíquicos, mediums, espiritistas? Para compartir con nosotros su respuesta favor de dejar sus comentarios.

Publicado por Pastor Damián Ayala.


¿Cuál es para mi la religión verdadera?

¿Cuál es para mi la religión verdadera?

Los restaurantes de comida rápida nos tientan, al permitirnos ordenar nuestra comida exactamente como queremos. Algunas cafeterías alardean acerca de cientos de sabores diferentes y variaciones de café. Aún cuando compramos casas y carros, podemos buscar uno con todas las opciones y características deseadas. Ya no vivimos en un mundo de chocolate, vainilla y frutilla. ¡La selección es el rey! Usted puede encontrar casi todo lo que quiera de acuerdo con sus propios gustos y necesidades personales.

Así que, ¿qué le parece una religión que sea justo para usted? ¿Qué le parece una religión libre de culpa, que no haga demandas, y que no esté cargada de un montón de reglas molestas de lo que uno debe o no debe hacer? Está ahí, justo como lo he descrito, pero ¿es la religión algo para ser escogido como un sabor favorito de helado?

Hay un montón de voces compitiendo por nuestra atención, entonces ¿por qué uno debería considerar a Jesús superior a, digamos, Mahoma, Confucio, Buda, Charles Taze Russell, o Joseph Smith? Después de todo, ¿no conducen todos los caminos al cielo? ¿No son todas las religiones básicamente lo mismo? La verdad es que no todas las religiones conducen al cielo, así como no todos los caminos conducen a Roma.

Sólo Jesús habla con la autoridad de Dios, porque sólo Jesús venció la muerte. Mahoma, Confucio, y los otros, se desmoronan en sus tumbas hasta hoy mismo, pero Jesús, por Su propio poder, abandonó la tumba tres días después de morir sobre una cruel cruz romana. Cualquiera que tenga el poder sobre la muerte, merece su atención. Cualquiera que tenga el poder sobre la muerte merece ser escuchado.

La evidencia que acredita la resurrección de Jesús es arrolladora. Primero, ¡Hubo sobre quinientos testigos oculares del Cristo resucitado! Eso es un montón de testigos oculares. Quinientas voces no pueden ser ignoradas. ¡También está el asunto de la tumba vacía; los enemigos de Jesús fácilmente pudieron haber detenido todo lo que se hablaba acerca de la resurrección al presentar su cuerpo muerto y descompuesto, pero no hubo un cuerpo para presentar! ¡La tumba estaba vacía! ¿Pudieron los discípulos haber robado su cuerpo? Difícilmente. Para prevenir tal eventualidad, la tumba de Jesús había estado fuertemente resguardada por soldados armados. Considerando que sus seguidores más cercanos por temor habían huido en Su arresto y crucifixión, es muy poco probable que este pobre conjunto de pescadores atemorizados se hubiera enfrentado mano a mano a entrenados soldados profesionales. ¡El hecho simple es que la resurrección de Jesús no puede dar explicación!

Nuevamente, cualquiera que tiene poder sobre la muerte, merece ser escuchado. Jesús probó Su poder sobre la muerte, por tanto, necesitamos escuchar lo que dice. Jesús afirma ser el único camino hacia la salvación (Juan 14:6). El no es un camino; El no es uno de muchos caminos. Jesús es el camino.

Y este mismo Jesús dice, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28) Este es un mundo fatigoso y la vida es difícil. La mayoría de nosotros estamos bastante sufridos, heridos, y deteriorados. ¿Está de acuerdo? Así que, ¿qué es lo que quiere? ¿Un restablecimiento o una mera religión? ¿Un Salvador viviente o uno de muchos “profetas” muertos? ¿Una relación significativa o rituales vacíos? Jesús no es una elección – ¡Él es la elección!

Si usted está buscando perdón, Jesús es la verdadera “religión” (Hechos 10:43). Jesús es la verdadera religión si usted está buscando una relación significativa con Dios (Juan 10:10). Jesús es la “religión” verdadera si usted está buscando un hogar eterno en el Cielo (Juan 3:16). Ponga su fe en Jesucristo como su Salvador. ¡No lo lamentará! Confíe en Él para el perdón de sus pecados. ¡No quedará decepcionado!

Publicado por Pastor: Damián Ayala



¿Enseña Mateo 5:17-18 que la Ley aun está vigente?

¿Enseña Mateo 5:17-18 que la Ley aun está vigente?

Por Pablo Santomauro

Ultimamente he recibido varios mensajes expresando desacuerdo con lo que digo en el video titulado ¿Es el Sábado el Día de Reposo Cristiano? [1], donde explico que la observancia del Sábado no es para el día de  hoy porque ya no estamos bajo la Ley del Antiguo Testamento. El tema puede encararse desde muchos ángulos, pero deseo concentrarme en uno de los pasajes más usados por las personas que nos escriben, por todas las sectas sabatistas y por aquellos que de  una forma u otra propugnan la adherencia parcial o total a la Ley:

“No penséis que he venido para abrogar (katalusai) la ley o los profetas; no he venido para abrogar (katalusai), sino para cumplir (plarosai). Porque de cierto os digo que hasta que (eos an) pasen (pareltha) el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que (eos an) todo se haya cumplido (genatai)”. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. (Mt. 5:17-19)

Este es un pasaje que en primera instancia parece refutar la idea de que hoy somos libres de adorar a Dios sin las restricciones legales que nos obliguen a observar el Sábado en forma ritualista y específicamente en el séptimo día de la semana, o cualquier otra ley ceremonial del AT.

El significado de las palabras de Jesús descansa sobre dos palabras clave: ley y cumplir. ¿Significa la “ley” los Diez Mandamientos? “Cumplir”, ¿significa “hacer y seguir haciendo”? ¿Significa “hacer”en el sentido de que se hace una vez – se cumple una vez – y no se necesita repetir?

La ley

Veamos primero el significado que Mateo le da a la “ley” a través de su evangelio. Los siguientes pasajes contienen los usos de la palabra “ley” en el libro de Mateo:

Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas. (Mateo 7:12)

En este verso, “ley” se refiere a toda la Toráh (libros de Moisés). Sabemos esto porque está asociada con “los profetas”. Aquí están representadas dos de las tres divisiones del Antiguo Testamento: la ley (torah), los profetas y los escritos.

La triple división del Antiguo Testamento hebreo en el tiempo de Cristo es confirmada por sus propias palabras: “Era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en [1] la ley de Moisés, en [2] los profetas y en [3] los salmos [el primer libro de la tercera división]*” (Lc. 24: 44).

En Mateo 7:12 tenemos una referencia a toda la Escritura, y si bien los Diez Mandamientos están incluidos en la toráh, es obvio que la referencia de Jesucristo no es una lista de mandamientos.

Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan (Mt. 11:13)

En este verso “ley” también es una referencia a toda la torah (el Pentateuco, los cinco libros de Moisés), no a los mandamientos mosaicos ni los Diez Mandamientos. ¿Cómo sabemos? Porque una vez más, “la ley” está asociada con “los profetas”.

O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? (Mt. 12:5)

La porción de la “ley” mencionada aquí no es los Diez Mandamientos sino Levítico 24:5-9, la que describe los deberes de los sacerdotes.

Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo (Mt. 22:36-39)

La primera cita es tomada de Deuteronomio 6:5 y la segunda es de Levítico 19:18. Jesús no citó los Diez Mandamientos en absoluto.

De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas (Mt. 22:40).

Una vez más, la frase “la ley y los profetas” determina que “ley” es una referencia a toda la Toráh. No podemos limitarla a los Diez Mandamientos.

!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello (Mt. 23:23).

Otra vez, el uso de “ley” aquí va más allá de los Diez Mandamientos.

Conclusión: Habiendo visto todos los pasajes de Mateo donde el evangelista hace uso del término “ley” (en adición a Mt. 5:17-18), notamos que Mateo nunca usa “ley” como una referencia específica o restringida a los Diez Mandamientos. Por consiguiente, al no haber razones contextuales de peso que determinen lo contrario, la mención de “ley” por parte de Jesucristo debe interpretarse como una referencia a toda la Toráh, no a los Diez Mandamientos en particular. Es aquí donde comienza a destruirse el argumento sabatista que pretende usar Mateo 5:17-18 para refutar nuestra posición de que somos libres de adorar sin las restricciones legalistas usadas por los Adventistas del Séptimo Día, entre otros.

“Cumplir”

Ahora veamos el uso de “cumplir” en el libro de Mateo. ¿Usa Mateo “cumplir” para señalar un hecho que ocurrió una vez y que no se necesita repetir una o muchas veces? ¿O la idea es “hacer y seguir haciendo”?

Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,
Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros (Mt. 1:22-23).

Aquí  “cumpliese” se utiliza en relación al nacimiento de Jesús. Es obvio que el evento  no se volverá a repetir y el significado de “cumpliese” no tiene nada que ver con algo que los cristianos deben hacer.

y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo (Mt. 2:15).

¿Cuántas veces salió Jesús a Egipto? Sólo una. ¿Tenemos los cristianos alguna participación y obligación de continuar haciendo algo aquí? No.

Entonces se cumplió lo que fue dicho por el profeta Jeremías, cuando dijo: Voz fue oída en Ramá, Grande lamentación, lloro y gemido; Raquel que llora a sus hijos, Y no quiso ser consolada, porque perecieron (Mt. 2:17-18).

Esta  profecía fue cumplida una sola vez. La idea de un cumplimiento continuo está ausente del pasaje.

Debido a que los pasajes son numerosos y el espacio es limitado, solamente listaremos el resto de los versos para que el lector pueda conducir su propio estudio: Mateo 2:23; 3:15 (si bien éste indica que es algo que los cristianos debemos hacer, el contexto no tiene nada que ver con los Diez Mandamientos); 4:14-16; 5:33; 8:17; 12:17-21; 13:14-15; 21:4,5; 26:53,54; 26:56; 27:9,10.

En todos estos pasajes no existe ninguna conexión con los Diez Mandamientos ni encontramos la noción de cumplimiento u observación continua por parte de los creyentes. Es lógico concluir que la palabra “cumplir” usada por Cristo en Mateo 5 es una referencia a algo que él haría con su obra como Mesías. No se trata de algo que los creyentes debemos observar por siempre.

Volvamos ahora a Mateo 5: 17-19:

“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen  el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que  todo se haya cumplido ”. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.(Mt. 5:17-19)

A lo que conocemos hasta ahora, agreguemos otra pieza importante para entender este pasaje. Se encuentra en el Evangelio de Juan:

Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed (Jn. 19: 28).

El texto expresa que “ya todo estaba terminado” pero aun faltaba una de las profecías respecto a la vida y muerte del Mesías, la referencia a “Tengo sed”.

Ahora sigamos el desarrollo del Sermón del monte.  Jesús comienza con las “bienaventuranzas”, sigue con el pasaje que estamos examinando, e immediatamente procede a decir seis veces “Oísteis que fue dicho … pero yo os digo”. Jesús está tomando para sí mismo una autoridad superior a la del antiguo pacto, pero para que sus oyentes no pensaran que él estaba aboliendo la naturaleza obligatoria del antiguo pacto en ese momento, ya había anunciado que eso lo iba a hacer él pero más adelante. ¿Cómo? Cumpliendo al pie de la letra las profecías, tipos y sombras que señalaban hacia su obra como Mesías y Salvador del Mundo, las cuales están registradas en la ley. Por lo tanto, la ley debía continuar hasta que él hubiera cumplido todo. Esto sucedió, según Juan, con la muerte de Jesús.

El error en insistir que Jesús estaba enseñando en Mateo 5:17-19 la naturaleza continua de la ley, es que encierra a los cristianos en un callejón sin salida. Ya que el pasaje dice que ni una jota ni una tilde pasará de la ley, los que lo usan para probar la perpetuidad del antiguo pacto, también deben usarlo para promover la naturaleza obligatoria de toda la ley. Pero Pablo advirtió a sus lectores que no podían tomar sólo una parte de la ley y dejar el resto.

Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley (Gá. 5:3).

Sólo tenemos dos opciones: Jesús cumplió toda la ley por nosotros y así nos liberó del dominio del antiguo pacto, o debemos guardar todos los detalles del antiguo pacto. No hay otras opciones.

¡Pero el verso 19 parece enfocarse en “mandamientos”!

Este versículo ha sido motivo de marchas y contramarchas, y toneladas de tintas has sido empleadas para ofrecer diferentes interpretaciones por grandes eruditos. Personalmente me inclino a pensar que la referencia a mandamientos en Mateo 5:19 tiene que ver con los mandamientos que Cristo nos dejó en sus palabras, y por inferencia podemos decir que es una referencia a Sus Palabras. Es muy factible que los versos anteriores (17-18) contengan una doble connotación – una es la referencia al cumplimiento de la ley por parte de Jesucristo en la cruz, lo que en consecuencia la declara abrogada o abolida, y la otra concerniente a que la Palabra de Dios o de Jesús (la ley  y los profetas) jamás pasará. La frase “hasta que pasen el cielo y la tierra” es equivalente a “jamás pasará”. Consideremos los siguientes pasajes:

Porque de cierto os digo que hasta que pasen  el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que  todo se haya cumplido  (Mt 5:18).

Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley (Lc. 16:17)

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán (Mt. 24:35).

Cuando observamos estos pasajes es obvio que Jesús reclama que Sus palabras durarán más que la Ley (los mandamientos). La Ley pasará ANTES que los cielos  y la tierra (cuando todo sea cumplido) pero las palabras de Jesús NUNCA pasarán y continuarán aun más allá de la disolución del universo.

Repaso y deducciones derivadas

1.     Mateo 5:17-19 enseña que toda la ley, incluyendo lo escritos en la Toráh, permanecería en vigencia hasta que todo se hubiera cumplido. Con su vida, muerte y resurrección, Jesús cumplió toda la ley (y los profetas) del antiguo pacto, por lo que esta ley ya no es obligatoria para los cristianos.

2.     Cada vez que la palabra “ley” se emplea en Mateo, siempre se usa para todo el antiguo pacto o para alguna porción de éste que es más que únicamente los Diez Mandamientos.

3.     Cada vez que la palabra “cumplir” se utiliza en el evangelio de Mateo, siempre se usa en conexión con los eventos relacionados con la vida de Cristo. Nunca se usa en el contexto de alguna práctica u observancia continua en la vida del creyente.

4.     Si alguien usa Mateo 5:17-19 para probar la perpetuidad de la ley del antiguo pacto, entonces debe guardar toda la ley ya que ni una jota ni una tilde debe ser quitada.

5.     El Nuevo Testamento es cristalino en cuanto a que las ceremonias y prácticas de Antiguo Testamento señalaban hacia adelante a algún aspecto de la vida , muerte y resurrección de Cristo.

6.     Con su vida perfecta, muerte sacrificial y resurrección, Jesús cumplió por nosotros las demandas morales de Dios.

7.     La libertad del evangelio NO da a los cristianos la libertad para pecar.

8.     La vida santa del cristiano nunca es la base de su aceptación ante Dios , sino el resultado de ella.

9.     Todos los principios morales sobre los cuales se basan los Diez Mandamientos y otras leyes morales del antiguo pacto, puede resumirse en el solo principio del amor.

10.    La moralidad enseñada en el nuevo pacto reemplaza la moralidad enseñada en el antiguo pacto. <>

———————————

Deseo expresar mi agradecimiento a Dale Ratzlaff, notorio ex-adventista, por la claridad con que analiza el tema del Sábado en su libro Sábado en Cristo, publicado por LAM Publications, LLC, PO Box 11587, Glendale, Arizona 85318. El artículo anterior está basado en su mayor parte en este libro, que está siendo de gran bendición para aquellos que están en un momento de transición desde el legalismo férreo de los Adventistas del Séptimo Día hacia la libertad  que los lleva a los brazos de Cristo.

————

*El Antiguo Testamento hebreo consistía en 24 libros, que eran divididos en las siguientes tres divisiones principales:

  1. La ley (torah) que contiene los cinco libros de Moisés, o Pentateuco.
  2. Los profetas (nebi’im) subdivididos en:
    (a) Cuatro “anteriores”, Josué, Jueces, (1 y 2) Samuel y (1 y 2) Reyes, y
    (b) Cuatro “posteriores”, Isaías, Jeremías, Ezequiel y los doce profetas menores en un solo libro.
  3. Los escritos (ketubim), constituidos por los once libros restantes, de los cuales Esdras, Nehemías y 1 y 2 de Crónicas forman cada uno un solo libro.

Tomado de:

(http://eltextobiblicoat.blogspot.com/2006/10/402-divisin-antigua-y-moderna-del.html)

*Este Artículo ha sido publicado con el permiso del apologista  Pablo Santomauro*

Este artículo fue tomado del blog amigo El Blog del Pastor Daniel