¡¡Sermones cuernos-largos!!

¡¡Sermones cuernos-largos!!

Existen diferentes tipos de sermones: sermones temáticos, sermones biográficos, sermones expositivos, y sermones cuernos-largos, un punto por aquí, y un punto por allá, ¡y mucho de nada en medio!  Es muy fácil predicar ese tipo de sermones ¿verdad?

Un amigo mío me contó acerca del tiempo que trabajó para un pastor anciano quien llegaba al púlpito sin prepararse.  Entonces intentaba prepararse durante los cantos.  “Señor, dame algo” oraba.  “Dame tu mensaje.” Después de otro canto pedía de nuevo, “Señor, dame tu mensaje.” Cada domingo pasaba lo mismo. “Un día,” dijo el pastor, “el Señor finalmente me dio su mensaje.  Dios me dijo: ‘Rafael, tú eres un flojo. Ese es mi mensaje.’” Francamente, el asunto de pereza pastoral es algo con lo que debemos luchar como pastores.  La pereza pastoral engendra sermones cuernos-largos.

Cuando me encuentro sentado un domingo por la mañana durante el himno número 275 y estoy tratando de recordar el segundo punto de mi mensaje, hay un sudor silencioso que ocurre en ese momento.  Porque, siendo completamente honesto, me siento infiel. Pienso, estas personas necesitan ser alimentados, y yo me siento como sí el Espíritu Santo me dice: “No te has preparado lo suficientemente para este momento”

Así que, esto es lo que me ha ayudado a mí para presentarme a mí mismo “a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).

En primer lugar, se honesto contigo mismo. Si estás fingiendo, lo estás fingiendo. (La mayoría de la gente lo sabe, ya sea que lo admitamos o no.) Después, siéntate con tu calendario y agenda.  A no ser por circunstancias de vida o muerte, deja que tu asistente u otro hermano te cubra.  O que tu esposa te cubra en el hogar, pero tienes que ser celoso con tu tiempo de estudio.

Luego, cuando tengas tiempo a solas, ¡quédate allí! Es increíble cómo uno puede pasar las horas, desempolvando libros, yendo a tomar agua, yendo al baño, leyendo un artículo en una revista.  ¡No te lo permitas!  Ponte en tu lugar, prende la luz, y haz mover tu lapicero (o teclado), y empieza a poner algo en la hoja.  Hazlo a fuerzas al principio. Yo  lo hago a fuerzas a veces al principio. Dile al Señor que necesitas hacerlo. Dile que te ponga los pensamientos. Cuando lo hagas, estarás muy emocionado al ver cómo todo fluye y se concreta. Yo siempre me quedo asombrado de cómo Dios multiplica los “peces y panes” cuando oro.

Finalmente, después de formar el hábito, explícales a los líderes de la iglesia o a otros hermanos el valor que pones sobre esos tiempos de estudio.  No es que no quieras estar con ellos, pero cuando estás con ellos los domingos, quieres estar con ellos con una mente preparada y un corazón preparado.  Muy pocas veces los líderes de la iglesia dirán: “No creemos en eso.”  En lugar de eso te dirán: “Gracias por preocuparte lo suficiente.”

Publicado por Pastor Damián Ayala.

Este articulo fue tomado de http://www.obrerofiel.com


 


One Comment on “¡¡Sermones cuernos-largos!!”

  1. sebastian soto dice:

    ES UNA GRAN RESPONSAVILIDAD EL HABLAR DE LA PALABRA DE DIOS
    ES MEJOR NO DESIR NADA, SI LO QUE SE DISE NO ES LA VERDAD CON
    RESPONSAVILIDAD, DE QUE ES ALIMENTO ESPIRITUAL,
    SI NO EDIFICA NO AY VERDAD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s