¿Deberían las mujeres servir como pastoras / predicadoras?

¿Deberían las mujeres servir como pastoras / predicadoras?

Posiblemente no hay un tema más discutido en la iglesia de hoy, que el tema de las mujeres que sirven como pastoras / predicadoras en el ministerio. Por consiguiente, es muy importante no mirar este tema como hombres versus mujeres. Hay mujeres que creen que las mujeres no deberían servir como pastoras y que la Biblia coloca restricciones en el ministerio de las mujeres – y hay hombres que creen que las mujeres pueden servir como predicadoras y que no hay restricciones sobre las mujeres en el ministerio. Este no es un asunto de chauvinismo o discriminación. Es un asunto de interpretación bíblica.

1ª Timoteo 2:11-12 proclama, “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”. En la iglesia, Dios asigna diferentes roles a los hombres y a las mujeres. Este es el resultado de la manera en que la humanidad fue creada (1ª Timoteo 2:13) y la manera en la que el pecado entró en el mundo (2ª Timoteo 2:14). Dios, a través de los escritos del Apóstol Pablo, restringe a las mujeres de servir en roles de autoridad de enseñanza espiritual sobre los hombres. Esto impide a las mujeres servir como pastoras, lo cual definitivamente incluye predicar, enseñar y tener autoridad espiritual sobre los hombres.

Hay muchas “objeciones” a este punto de vista de tener a las mujeres en el ministerio / mujeres pastoras. Una objeción común es que Pablo restringe a las mujeres de enseñar porque en el siglo primero, las mujeres por regla general eran incultas. Sin embargo, en ninguna parte de 1ª Timoteo 2:11-14 menciona el nivel de instrucción. Si la educación era un requisito para el ministerio, la mayoría de los discípulos de Jesús probablemente no habrían calificado. Una segunda objeción común era que Pablo solamente restringía enseñar a las mujeres de Efeso (1ª Timoteo fue escrita a Timoteo, un pastor en la iglesia de Efeso). La ciudad de Efeso fue conocida por su templo de Artemisa, una diosa falsa griega/romana. Las mujeres eran la autoridad en la adoración de Artemisa. Sin embargo, en ningún lugar del libro de 1ª Timoteo, Pablo la menciona, tampoco menciona la adoración a Artemisa como una razón para las restricciones en 1ª Timoteo 2:11-12.

Una tercera objeción común es que Pablo solamente se está refiriendo a los esposos y las esposas, no a los hombres y a las mujeres en general. Las palabras en griego en 1ª Timoteo 2:11-14 podrían referirse a esposos y esposas. Sin embargo, el significado básico de las palabras son hombre y mujer. Adicionalmente, las mismas palabras en griego son utilizadas en los versículos 8-10. ¿Solo los esposos deben orar en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda (versículo 8)? ¿Solo las esposas deben vestirse con ropa decorosa, con pudor y modestia; tener buenas obras y adorar a Dios (versículos 9-10)? Por supuesto que no. Los versículos 8 al10 claramente se refieren a los hombres y mujeres en general, no solamente a los esposos y a las esposas. No hay nada en el contexto que debiera indicar un cambio para esposas y esposos en los versículos 11 al 14.

Sin embargo, otra objeción frecuente a esta interpretación de mujeres pastoras / predicadoras, está tiene relación con Miriam, Débora, Hulda, Priscila, Febe, etc. – mujeres que mantuvieron posiciones de liderazgo en la Biblia. Esta objeción falla en considerar algunos factores significativos. En relación con Débora, ella fue la única jueza femenina entre 13 jueces masculinos. En relación con Hulda, fue la única profetiza femenina entre docenas de profetas masculinos mencionados en la Biblia. La única conexión de Miriam hacia el liderazgo fue por haber sido hermana de Moisés y Aarón. Las dos mujeres más prominentes en los tiempos de los reyes fueron Atalía y Jezabel – difíciles ejemplos de liderazgo femenino devoto.

En el libro de los Hechos, el capítulo 18, Priscila y Aquila son presentados como ministros fieles de Cristo. El nombre de Priscila es mencionado primero, indicando probablemente que ella era más “prominente”en el ministerio que su esposo. Sin embargo, en ninguna parte se describe a Priscila participando en una actividad de ministerio que esté en contradicción con 1ª Timoteo 2:11 al 14. Priscila y Aquila llevaron a Apolos a su hogar y fue discipulado por ellos, explicándole la Palabra de Dios con exactitud (Hechos 18:26).

En Romanos 16:1, aún si a Febe se la considera una “diaconiza” en lugar de una sierva – eso no indica que Febe fuera una maestra en la iglesia. “Apto para enseñar” es un calificativo dado para los ancianos, pero no diáconos (1ª Timoteo 3:1-13; Tito 1:6-9). Los ancianos / obispos / diáconos, son descritos como “maridos de una sola mujer”, “un hombre cuyos hijos creen”, y “hombres dignos de respeto”. Además, en 1ª Timoteo 3:1 al 13 y en Tito 1:6 al 9, los pronombres masculinos son utilizados exclusivamente para referirse a ancianos / obispos / diáconos.

La estructura de 1ª Timoteo 2:11 al 14 deja la razón perfectamente establecida. El versículo 13 comienza con “Porque” y da la “causa” de lo que Pablo declara en los versículos 11 y 12. ¿Por qué las mujeres no deberían enseñar o tener autoridad sobre los hombres? Porque – “Adán fue formado primero, luego Eva. Y Adán no fue engañado; sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión”. Esa es la razón. Dios creó a Adán primero y luego creó a Eva a fin de que fuera “ayuda idónea” para Adán. Este orden de la creación tiene una aplicación universal para la humanidad en la familia (Efesios 5:22-23) y en la iglesia. El hecho de que Eva fuera engañada también se da como una razón para que las mujeres no sirvan como pastoras o tengan autoridad espiritual sobre los hombres. Esto guía a algunos a creer que las mujeres no deberían enseñar porque son engañadas más fácilmente. Ese concepto es discutible… pero si las mujeres son engañadas más fácilmente, ¿por qué se les permitiría enseñar a los niños (quienes son fácilmente engañados) y a otras mujeres (quienes supuestamente son más fácilmente engañadas)? Eso no es lo que dice el texto. Las mujeres no deben enseñar o tener autoridad espiritual sobre los hombres porque Eva fue engañada. Como resultado, Dios ha dado a los hombres la autoridad de enseñanza principal en la iglesia.

Las mujeres superan en dones de hospitalidad, misericordia, enseñanza y ayuda. Mucho del ministerio de la iglesia depende de las mujeres. Las mujeres en la iglesia no están restringidas para oración pública o para profetizar (1ª Corintios 11:5), solamente para tener autoridad en las enseñanzas espirituales sobre los hombres. La Biblia en ninguna parte restringe a las mujeres de ejercitar los dones del Espíritu Santo (1ª Corintios capítulo 12). Así como los hombres, las mujeres, están llamadas a ministrar a otros, para mostrar el fruto del Espíritu (Gálatas 5:22-23), y para proclamar el Evangelio a los perdidos (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8; 1ª Pedro 3:15).

Dios ha ordenado que solamente los hombres sirvan en posiciones de autoridad de enseñanza espiritual en la iglesia. Esto no es necesariamente porque son mejores maestros, o porque las mujeres son inferiores o menos inteligentes (tal no es el caso). Es simplemente la manera en que Dios designó la iglesia para que funcione. Los hombres deben ser ejemplo en el liderazgo espiritual – en sus vidas y a través de sus palabras. Las mujeres deben tomar un rol de autoridad menor. Se las anima a enseñar a otras mujeres (Tito 2:3-5). La Biblia tampoco restringe a las mujeres de enseñar a los niños. La única actividad de la que están restringidas es de enseñar o tener autoridad espiritual sobre los hombres. Esto lógicamente debería incluir a las mujeres sirviendo como pastoras / predicadoras. De ninguna manera esto las hace menos importantes, más bien les da un ministerio enfocado más de acuerdo con el talento dado por Dios.

Publicado por Héctor Reséndiz

Tomado de la página web: http://www.gotquestions.org/Espanol/


5 comentarios on “¿Deberían las mujeres servir como pastoras / predicadoras?”

  1. sebastian soto dice:

    las desiciones de Dios son solo para obedecerce ,aun y cuado no sean conprendidas , por el hombre pues quien es el hombre para comprender a Dios sus caminos ,no son nuestros caminos y sus pensamientos no son nuestros pensamientos amen ,
    pero de algo estoy seguro que dios nos ama y no al genero masculino o femenino sino a su creacion sea varon ,o varona amen

  2. ESTELINDA RODRIGUEZ dice:

    Asi es hermanos…SUS PENSAMIENTOS NO SON NUESTROS PENSAMIENTOS, y si de algo estamos seguros es de su amor,,,porque asi como en 1 Tim.2:8 de ninguna manera habla de que solo los hombres se les permitia levantar las manos,,, ni que en 1Tim 2:9 tengamos que ir a” pulguear” para que no parezca que la ropa es cara,,,, sino que deseaban que las mujeres se distinguieran por su servicio y buenas obras antes que por su vestir,,,,aunque hay que tomar en cuenta que el Espiritu Santo habla a traves de Pablo a las iglesias segun lo que se necesitaba en cada una de ellas. ,,,Se lo diria a la iglesia de Efeso solamente, o a todas las iglesias? Porque en Galatas 3:25 -28 nos dice: Pero venida la Fe ya no estamos bajo ayo, pues todos son hijos de Dios por la fe en Cristo, porque todos los que habeis sido bautizados en Cristo, de Cristo estais revestidos,……ya no hay judios ni griegos,, no hay esclavo ni libre, no hay varon ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesus. En Hechos 10:34 dice,,,,Entonces Pedro, abriendo la boca dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepcion de personas. Y en Job 13:10 dice: EL los reprochara de seguro si solapadamente haces acepcion de personas . Y en 1 Pedro 4:10 nos dice: Cada uno segun el don que ha recibido, ministrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Y Hermanos,, la enseñanza tambien es un don que el Espiritu Santo a repartido a muchas mujeres… a las cuales, segun la interpretacion que se le da a la Palabra de Dios, no se les permite ministrar, como buenas administradoras, de la multiforme Gracia de DIOS? Es asi? Saludooosssy besoooss!!!!!

  3. Hola Mamacita Santa:

    Desde luego que este escrito no está sosteniendo una ideología machista, sino confronta las prácticas en la Iglesia de hoy con las instrucciones dadas por el Espíritu Santo a través de las cartas de Pablo. Las instrucciones no pueden ser específicas para cada Iglesia ya que eliminaríamos muchos buenos consejos de la Biblia para tratar con asuntos de dirección y administración del Cuerpo de Cristo, incluso tendríamos que quitar todos porque no pertenecemos a ninguna de ellas, al menos los que vivimos en América.

    La práctica de la autoridad femenina de forma generalizada (pastoras y maestras de doctrina a hombres y mujeres en toda la extensión de la palabra) empezó con los movimientos reformistas feministas de inicios del siglo XX. Poco a poco este espíritu de “rebelión” (mucho de esto necesario y con plena y agradecida justificación, después de abusos espantosos y de menospreciar por completo a la mujer) fue permeando a la doctrina y prácticas dentro de las Iglesias y pasó hasta ahora por muchos desapercibido. Esto no deja de ser un clara y absoluta omisión a la decisión que tomó Dios desde la eternidad. Desde que sólo existe un Dios creador del universo y de todas las cosas, existe también una sola forma de hacer las cosas.

    La universalidad del mandato en cuestión la otorga el por qué de tal mandato según Pablo, y dice que las mujeres no deben de tener autoridad porque «Adán fue formado primero, luego Eva. Y Adán no fue engañado; sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión» (1 Timoteo 2.11-12). Citar la creación del hombre (humanidad), el orden divino definido por Dios y el pecado original, estrictamente coloca como universal la instrucción acerca de la autoridad de la mujer en la iglesia. Dios siempre ha seguido ese modelo; igual nos transmite su voluntad con respecto de quién debe ser la cabeza (autoridad espiritual) en una familia y muchos de los problemas en las familias y matrimonios a lo largo de la historia es por no seguir el amado plan y diseño de nuestro Señor.

    Algunos tachan de legalistas a los que tienen este tipo de pensamiento, pero es Dios quien dio las instrucciones. No tiene absolutamente nada que ver con el tema de la salvación, como muchos grupos aberrantes implantan a los creyentes para poder ser salvos. Eso, sin entrar en detalles, es legalismo: tratar de legislar asuntos en los cuales Dios no lo está haciendo.

    Hay muchas instrucciones detalladas, por ejemplo para poder ser obispo o diácono [Autoridad espiritual general para la Iglesia] (1 Timoteo 3.1-13), entre las cuales encontramos «Hombre de una sola mujer». Si aplicamos la expresión “Dios no tiene acepción de personas” Él estaría siendo inconsistente con la instrucción y también pudo haber dicho “Mujer de un sólo hombre”. El tema que mencionas de la acepción es aplicado directamente y principalmente al perdón y salvación si nos arrepentimos y si creemos en Jesús, y como resultado de esto también al servicio, pero cada quién asumiendo su labor con el propósito y dones otorgados por Dios (1 Corintios 12.11-27).

    Las instrucciones y normas oficiales para tratar los asuntos de la Iglesia están desligados de la Ley de Moisés (el ayo) que nadie pudo cumplir, es por eso que Jesucristo nos liberó haciéndose el único verdadero cumplidor de la Ley y que todos los que tuviesen Fe en Jesús fueran libres de la Ley. Pero aún queda una voluntad escrita que no podemos pasar por alto. Son dos cosas totalmente distintas y no las podemos mezclar. Por la gracia ahora podemos cumplir con los mandamientos de Dios ya que no son gravosos, incluyendo la reglamentación para la dirección del pueblo de Dios. Por eso el Padre entregó a su Hijo, para que reinara a su pueblo y sea glorificado y puso mucho énfasis en cómo quiere Él que se administre y lleve la guía de sus redimidos.

    La Biblia es clara en no menospreciar para nada la función de la bendita mujer y no prohíbe que administre los misterios del Señor a otras mujeres. Sin las mujeres, el trabajo y servicio de la iglesia primitiva no hubiese tenido tanto éxito. El Espíritu Santo se gozó muchísimo con ustedes y lo sigue haciendo. Sin la mujer, el plan para el sacrificio vicario y razón de nuestra existencia (dar la gloria a Dios) no habría podido si quiera comenzar.

    La Palabra hasta ahora nos taladra la mente y confronta con verdades que son dolorosas de aceptar porque hay tanta disposición y tanto amor por el servicio al Señor que olvidamos en instantes los puntos y comas de la voluntad escrita y perfecta. Cada quien, hombres o mujeres tenemos caminos marcados y delimitados en Cristo y la tarea es interminable y además colosal; tenemos tanta responsabilidad por delante que lo mejor es no desviar la atención y esfuerzo en querer que las cosas sean como realmente no lo son. Es una bendición contar con un camino y un patrón por seguir, nosotros terminaríamos destruyéndolo todo, y aquí Dios en definitiva ha mostrado su misericordia.

    ¡Te amo Madre preciosa!

    Héctor Reséndiz

  4. ESTELINDA RODRIGUEZ dice:

    Yo tambien te amo, mi chiquito, y realmente no estoy en contra de todo esto que dices, es cierto, pero tambien es cierto que DIOS hasta la fecha ha usado a muchas mujeres para ministrar ante multitudes, y el Espiritu Santo ha hecho milagros y prodigios a traves de ellas. y por supuesto que respetamos el mandato del Espiritu Santo de el hombre como autoridad y cabeza de la mujer y sus hijos ,,,pero entonces donde queda el mandato divino del SEÑOR, “id y haced discipulos?” solo se lo dijo a los apostoles,, significa esto que las mujeres no pueden cumplir este mandato? de ninguna manera! solo que para hacer discipulos, se necesita “discipular” o sea “enseñar”…. cosa que tendriamos que hacer solo a las mujeres y a los niños, ,,,,asi que si yo quisiera ir a la plaza a gritarle al mundo que se arrepienta ,porque CRISTO ya no tarda,,,tendria que taparles los oidos a los hombres para no influenciarlos? o que se hace en esos casos? mi no entenderrr,,,,,estoy desobedeciendo la palabra de DIOS? la samaritana corrio a decirles a todos que probablemente ese era el mesias!! y la escucharon hombres y mujeres por igual ,tanto que los que acompañaban a JESUS se extrañaron de que EL estubiera hablando con ella,,ahora,, parte de esa FE escrita nos dice que para CRISTO ya no hay varon ni mujer, para EL todos somos iguales habiendo sido salvados y bautizados en esa FE,,,, ,,, , somos iguales solamente en el alma? ya no somos un todo,,, cuerpo, alma, y espiritu? por supuesto que no!! cabria entonces la posibilidad de que esas mujeres en Efeso aun no fueran salvas ni bautizadas en la FE ?? porque si nada de esto es,,,,,vaya que el SEÑOR ha tenido misericordia de nosotras y puedo decir entonces que seguimos siendo engañadas y haciendo cosas que al SEÑOR no le agradan!! Y ,si ,Eva fue engañada,,,pero Adan no, tienes razon,, Adan desobedecio a sabiendas, pudo haber dicho que no queria, ni modo que se estubiera muriendo de hambre,, pero no,, y no solo eso sino que ademas fue con el chizme,,,,”la mujer que me diste” ,,,,que cosa!! por eso el Señor dijo que la salvacion es personal,,, porque ya los veia echandonos la culpa de todo, jajajaja!!! gracias por sacarme de tantas dudas, hijito ,,, i love you!!!!!!! saludos a todos,,,,besoooos!!!!!

  5. Hola Mami:

    La instrucción en particular sólo es dada para el funcionamiento de la Iglesia (porque ahí nos congregamos para aprender), no del trabajo que todos tenemos en Cristo. Una vez que un hombre o mujer haya predicado el evangelio a alguien (hombre o mujer) y Dios lo haya convertido, el siguiente paso debería ser que vaya a congregarse y ahí la autoridad espiritual dará seguimiento del crecimiento en el conocimiento de Dios y enseñará la doctrina de Jesús y los apóstoles.

    La expresión en el v. «estar en silencio» está vinculada sólo a la enseñanza y adoctrinamiento del género masculino en la edad adulta y Pablo aclara el punto «Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre». Fíjate que la enseñanza en este punto controversial está en la forma de hacerlo y creo que tuvo sus razones al ver alguna actitud como esta. La mujer queriendo tener dominio y autoridad y no como una ayuda idónea para servir, orar, ministrar, evangelizar, sanar, enseñar en la Iglesia a grupos de mujeres…

    El artículo y mi comentario para nada se cargan hacia un nivel de machismo y menosprecio al querer forzar que siempre la mujer debe estar calladita (aunque a veces sí jejeje) todo el tiempo y sometida todo el tiempo aunque le enseñen y le ministren mentiras (también hay apoyo Bíblico para que todos, hombres y mujeres no seamos engañados espiritualmente), y mucho menos que Dios no las usa. La voluntad de Dios es que el hombre esté en liderazgo y autoridad en la Iglesia para la enseñanza y adoctrinamiento en general. Tampoco estoy en contra que a las esposas de los pastores se les llame pastoras, pero de eso a que realmente y en toda la extensión de la palabra una mujer sea líder espiritual de hombres, veo en la Escritura que no es voluntad de Dios.

    Las instrucciones son generales para todos los Santos, por lo tanto, son para personas que son salvas. ¿Por qué la aclaración de que la mujer no enseñe al hombre en la Iglesia si no eran salvas? si fuera así, no tenían nada que enseñar, no sabían nada de Dios, pero Dios puso orden y el mensaje es más que claro.

    Siempre hay versículos y temas difíciles de entender o comprender, pero por lo general hay otros versículos dentro de la misma temática que son muy claros y directos o con alguna condición, como el caso de 1 Timoteo 2.11-12 y estos deben ser nuestra luz para sacar conclusiones e interpretar los que son complicados.

    Aunque en el tema de la salvación no hay acepción de personas, Bíblicamente sí hay diferencia entre el hombre y la mujer. Muchos que apoyan a movimientos aberrantes dentro del Cristianismo (como la homosexualidad) usan este caballito de batalla: Para Dios ya no hay diferencia entre el hombre y la mujer. Sí la hay, con sólo leer la Biblia y las instrucciones y los pecados mencionados por desobedecer el orden natural de Dios (en todos los sentidos, incluyendo el de relaciones sexuales), nos damos cuenta que aquí en la Tierra debemos permanecer en los estatutos morales e instrucciones divinas para mantenernos en el camino estrecho porque Dios sí hace diferencia con respecto a cómo vivimos y cómo lo seguimos en obediencia. No para adopción como sus hijos, pero absolutamente sí en todo lo demás.

    Besos Ma,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s