Creo en el Espíritu Santo

Creo en el Espíritu Santo

La Trinidad es el dogma central sobre la naturaleza divina en la mayoría de las iglesias cristianas. En ella se afirma que Dios es un ser único, con una existencia simultánea en tres personas distintas:

El Padre,

El Hijo y,

El Espíritu Santo

El Credo de los Apóstoles comienza diciendo: “Creo en Dios Padre Todopoderoso… Creo en su Hijo Jesucristo… Creo en el Espíritu Santo.” Aunque no se sabe quien escribió este antiguo credo, es clara su afirmación de la doctrina de la Trinidad. Esto refleja que la iglesia cristiana desde sus orígenes siempre creyó y enseñó esta verdad.

La doctrina concerniente al Padre siempre ha sido aceptada por la iglesia, tomándola como herencia tal y como fue instituida en el Antiguo Testamento (Éxodo 20:2, 3; Deuteronomio 5:6, 7; Isaías 45:22). Por otro lado, la teología del Hijo fue defendida por los primeros cristianos con tal denuedo y valor que estuvieron dispuestos a sufrir el martirio por su afirmación de que Jesús es Dios manifestado en carne. Juan 1:1, 14; Hechos 7:56–60

Por extraño que parezca la doctrina acerca del Espíritu Santo no recibió mucha atención en los primeros años del cristianismo. La razón es simple, la verdad que se atacaba era sobre la naturaleza de Jesucristo. En el Concilio de Nicea (año 325) se proclamó la relación filial existente entre Padre e Hijo. Sin embargo, no se hace alusión en ello a la tercera persona de la Trinidad. Fue hasta Constantinopla (año 381) que la iglesia afirmó y entendió la doctrina de Jesús cuando pudieron dedicarse a investigar lo que la Biblia enseñaba sobre la persona del Espíritu Santo, indicando en dicha asamblea que éste es adorado y glorificado junto con Dios y Cristo, además de que era también consustancial con ellos.

“Creo en el Espíritu Santo” no como un apéndice doctrinal sino como lo describe el credo apostólico, “Dios de Dios”, la tercera persona de la trina deidad. Es el Espíritu (ruaj) que se movía sobre la faz de las aguas (Génesis 1:2), el que descendió (reposando y revistiéndose) sobre jueces y profetas (Jueces 3:10; 6:34; 13:25; Lucas 1:13–15), que posó sobre Jesús como grácil paloma (Mateo 3:16; Marcos 1:10) y que cayó como viento recio sobre los discípulos en el Aposento Alto. Hechos 2:1–4

“Creo en el Espíritu Santo”, no como fuerza activa o emanación ignota, sino como la amorosa persona divina que ama, guía y enseña (Gálatas 5:18, 22; Juan 16:13; Lucas 12:12). Como aquél que redarguye al mundo de pecado (Juan 16:8), el Maestro Divino que abre las Escrituras al entendimiento del creyente que con devoción las estudia, revelándole la identidad de Jesucristo y la verdad del Evangelio (Juan 15:26; 1 Corintios 12:3; Juan 16:14).

“Creo en el Espíritu Santo” como mi testigo y abogado, que me asegura que soy de Cristo y está a mi lado para ayudarme, apoyarme y defenderme. Romanos 8:16; Efesios 1:13, 14

“Creo en el Espíritu Santo”, no como reliquia doctrinal sino como poder. Él dinamiza y da energía al creyente; da fuerza al hombre para decir no al pecado y vivir una vida santa, pero también hace que la palabra expresada en testimonio, prédica o enseñanza esté saturada de la autoridad celestial. Él es quien nos faculta para vivir y proclamar el Evangelio de Cristo. Hechos 1:8; Romanos 8:2, 4–6

“Creo en el Espíritu Santo” como agente principal en la dispensación de la gracia. La época que vivimos es la era del Espíritu. Desde Pentecostés hasta el Rapto, le toca a él vivificar y dar vigor a la iglesia, pues ésta no existe sin la presencia de aquél, el cual la convierte en una sociedad distinta a las demás habidas dentro del orbe, librándola así de naufragar y perecer ahogada en los mares del mundo y estableciéndola como una institución otorgadora de vida y esperanza, salud y gozo, sanidad y perdón. 1 Corintios 12:5–11; Efesios 4:3–13

“Creo en el Espíritu Santo” como parte indispensable de la iglesia de hoy. No es con programa ni con recursos modernos, sino con el poder antiguo del Espíritu eterno que las puertas del infierno no prevalecerán contra la iglesia.

Si usted quiere vivir de forma abundante, abra su vida al ministerio del Espíritu Santo. No sólo en la fase salvadora o santificadora sino en la dimensión carismática de poder. Déjese revestir por él, que le ayude a descubrir sus dones y usarlos y desarrollarlos para la gloria de Dios y para servir en el lugar que el Señor tiene para usted en su iglesia.

Este es un fragmento del libro Creo en el Espíritu Santo de David Gómez Ruiz (publicación original en la revista Conozca) 


El verdadero sábado del cristiano. 

Dios reposó recién cuando hubo acabado los cielos y la tierra. No halló descanso hasta haber puesto fin a todo su trabajo. El sábado, o reposo de Dios, significa perfecta satisfacción en lo que ha sido realizado. Él solo fue el obrador. Solo el suyo fue el descanso. Notemos:I. El sábado ordenado. El día séptimo fue establecido por Dios como un tiempo de reposo y gozo para sí mismo y para toda la creación.

1. ES UN DÍA DE DESCANSO. No hay más obra que hacer. Él reposó, no porque estaba fatigado, sino porque toda cosa buena que podía ser hecha estaba hecha.

2. ERA UN DÍA DE BENDICIÓN. «Lo bendijo Dios». La especial predilección y deleite de Dios estaban en Él: veracidad y satisfacción.

3. ERA UN DÍA APARTADO. «Lo santificó Dios». Lo separó como su propia posesión y herencia porque mainifestaba los resultados de su propia sabiduría, poder y bondad. Pero nótese más particularmente que:

4. ERA EL DÍA DE GRACIA PARA EL HOMBRE. Dios hizo al hombre en el sexto día, de modo que el primer día que amaneció sobre Adán fue el sábado de Dios, es decir, el hombre entró inmediatamente en el disfrute del reposo de su Creador. Dios acabó la obra; el hombre entra con Él en el descanso y disfrute de todo lo que Dios había hecho. ¡Oh, la gracia lde Dios, al gozarse en introducir al hombre en una tal posesión!

II. El sábado destruido. Parece que el hombre no disfrutó por mucho tiempo del reposo de Dios. El tentador vino, el hombre fracasó, el reposo fue violado, Adán huyó de Dios. El pecado arruinó al hombre de modo que no pudo disfrutar del descanso de Dios. En las edades que siguen el hombre parece haber olvidado que el sábado fue «hecho por causa del hombre», de manera que cuando la ley fue dada (Éx. 20:1–26) la palabra «acuérdate» fue significativamente antepuesta al segundo mandamiento. El sábado del reposo divino, que era un don al hombre, ahora vuelve a Él en la forma de ley; pero todavía le recuerda el descanso de Dios. El maná no cayó en el sábado. Para gozar del reposo ahora tienen que juntar el doble el sexto día: no por gracia ahora, sino por obras.

III. El sábado restaurado. Por medio de Jesucristo el hombre puede ser vuelto al disfrute del reposo de Dios.

1. POR ÉL OTRA OBRA HA SIDO ACABADA. «He acabado la obra» (Jn. 17:4). Quitó el pecado, la obra de la expiación está terminada, y Dios lo ha declarado todo bueno.

2. SE DISFRUTA DE OTRO REPOSO. Como Dios reposó sobre el propiciatorio en el lugar santísimo, así ahora Él descansa satisfecho en la obra de su amado Hijo.

3. OTRO DÍA DE GRACIA ES PROCLAMADO. «Venid a Mí, y Yo os haré descansar» (Mt. 11:28). Como Adán entró en el reposo de Dios, así ahora podemos nosotros hacerlo por fe en Cristo. «Queda un reposo (sábado) para el pueblo de Dios» (He. 4:1–9); «procuremos, pues, entrar en aquel reposo». Este reposo significa para nosotros todo lo que significaba para Adán: 1). Una cesación de las obras. 2). Continua comunión con Dios. 3). Llevar su santa imagen. 4). Hallar nuestro todo en su posesión. 5). Regocijarnos en Dios. «No pudieron entrar a causa de incredulidad» (He. 3:19).

Bendiciones. 


El Espíritu Santo, ¿una persona, o una fuerza?

El Espíritu Santo, ¿una persona, o una fuerza?
AUTOR: Examinando la Watchtower
La Sociedad Watchtower enseña y afirma en sus publicaciones que el Espíritu Santo “nunca” aparece como una persona en la Biblia, y este es visto como una simple “fuerza”, comparado a las “ondas de radio” o la “electricidad”.
Por esta razón, la Traducción del Nuevo Mundo al referirse al Espíritu Santo, lo hace escribiéndolo en minúsculas.
Pero a la luz de las Escrituras, el Espíritu Santo es descrito como una persona, con los atributos de individualidad que un ser personal tiene, independientemente de que posea un cuerpo físico o no, ¿o es que Satanás tampoco es una persona porque nunca se ha aparecido en la forma de un hombre?
La Watchtower lo explica de la siguiente manera:
“EN LA Biblia, el uso de la expresión “espíritu santo” indica que es una fuerza controlada… puede compararse con la electricidad, una fuerza que puede emplearse para una gran variedad de funciones…En una ocasión el espíritu santo apareció en forma de paloma. En otra ocasión se presentó como lenguas de fuego… pero nunca como persona… algunos textos bíblicos dicen que el espíritu habla… La acción del espíritu en esos casos se asemeja a la transmisión de mensajes por ondas de radio…”
—¿Debería creer usted en la Trinidad?, pág. 20-22 (énfasis agregado)
Pero observe que el Espíritu Santo no es una “fuerza controlada”, el actúa por su propia voluntad:
Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. (1 Corintios 12:11; vea también Hechos 8:29; 13:2, 4; 16:6)
Observe ahora ejemplos de atributos calificativos aplicados al Espíritu Santo como una persona individual:
ROMANOS 8:26-27: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu…”

1 CORINTIOS 2:10-11: “… porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios… Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.”

ISAÍAS 63:10: “Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su Santo Espíritu…”

EFESIOS 4:30: “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.”

HEBREOS 10:29: “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que… hiciere afrenta alEspíritu de gracia?”

MIQUEAS 2:7: “…¿se ha acortado el Espíritu de Jehová?…”

HECHOS 5:3-4: “Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para quemintieses al Espíritu Santo…?… No has mentido a los hombres, sino a Dios.”

Ahora bien, si el Espíritu Santo es comparado a la “electricidad” o a las “ondas de radio”, como afirma la Sociedad Watchtower y que es utilizado para “una gran variedad de funciones”, sustituyamos la palabra “Espíritu Santo” por estas palabras en algunos versículos y veamos como queda esta afirmación de la Sociedad:
“Y de igual manera las ondas de radio nos ayuda en nuestra debilidad… pero las ondas de radio mismas interceden por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones [Dios] sabe cuál es la intención de las ondas de radio… porque laelectricidad todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios… Así tampoco nadie conociólas cosas de Dios, sino la electricidad de Dios… Más ellos fueron rebeldes, e hicieronenojar su electricidad… Y no contristéis las ondas de radio de Dios… ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que… hiciere afrenta a las ondas de radio de gracia?… ¿se ha acortado la electricidad de Jehová?… Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses a la electricidad…?”
Así que a la luz de la Palabra de Dios, vale la pena volver a preguntarse: ¿Ve usted al Espíritu Santo, como ¿una persona o una fuerza?

*Este artículo ha sido tomado del blog amigo EXAMINANDO LA WATCHTOWER.

*Este artículo ha sido tomado del blog amigo El Blog del Pastor Daniel


El falso celo por la sana doctrina del los calvinistas del los cinco puntos

El falso celo por la sana doctrina del los calvinistas del los cinco puntos

Por: Damián Ayala

Seguro que todos hemos escuchado el celo que dicen tener por la sana doctrina los amigos calvinistas de los cinco puntos. Este grupo ve a todo predicador o creyente que no concuerde con su teología como un predicador de falsas doctrinas. Cuando usted habla con uno de ellos en su interior dicen, pobre hombre vive engañado en filosofías de hombres. Todo el tiempo los va a ver tratando de evangelizar a los cristianos y de darles de bibliasos por no creer en los cinco puntos.   
Por ejemplo: Ellos predican que Jesucristo murió solo por un grupo determinado de personas y solo ese grupo será salvo esto es lo quiera, o no lo quiera, como fue elegido por Dios soberanamente no hay nada que le impida este privilegio. Para ellos cualquiera que predica lo contrario esta predicando falsa doctrina, herejía!! Todos ellos son falsos, podrán ser sinceros pero no son salvos ya que si fueran salvos tuvieran la revelación del os cinco puntos. 
Me pregunto, ¿tiene razón de ser este falso celo por la sana doctrina? Digo falso no por que sean hipócritas sino por que el celo fundado en una falacia ¿Por que se preocupan tanto por lo que se predique? Para que no me mal entienda deje le explico. 
Si ellos creen y enseñan que Dios selecciono un grupo de personas por las que murió Cristo y que lo quieran o no serán salvos y que los no elegidos serán al final condenados entonces me pregunto ¿Que tiene que se predique falsas doctrinas por que tanto celo? ¿Esto cambia el resultado final? ¿Dejará Dios de salvar a sus elegidos? ¿Dejarán los condenados de ser condenados? 
Un militante de esa teología me dijo un día. Exhortamos que se predique la sana doctrina por que Dios lo exige en la Biblia. 
Aunque el hermano tiene razón en esa afirmación la pregunta que surge es. ¿Por que la escritura advierte de falsas doctrinas? Si advierte es que hay un peligro creo yo, no se que piense usted. Disculpe, pero me nace otra pregunta, ¿cual es el peligro? ¿que los elegidos no se salven? o que los condenados sean condenados. ¿Si me explico? Si ya esta todo determinado en los que serán y no serán salvos cual es el problema. Pero la advertencia esta el la Biblia, ¿no será que si hay un peligro ? ¿No será que si se predica un evangelio falso las personas no puedan creer lo correcto entonces no logren salvarse? No encuentro la pieza del rompecabezas.  
No será que Jesucristo murió por los pecados de todo el mundo, y la salvación está disponible para todas las personas que crean. No será que para que una persona se salve debe ser expuesto a la sana doctrina del evangelio de Jesucristo y tenga la posibilidad de entregar su vida a Cristo. Repito este es el peligro creo yo, que predicando falsas enseñanzas la gente no se salve. 
Si todo aquel que cree será salvo, es de suma importancia que se le predique lo correcto si no como será salvo. Sobre esta verdad veo yo que es que la Escritura nos advierte tener cuidado con predicar falsas doctrinas. la advertencia si me hace sentido y no en la de los calvinistas de los cinco puntos, que su única defensa es, se debe predicar la sana doctrina por que así Dios lo quiere, por que el es soberano. 
El Dios que yo conozco en la Biblia es un Dios de propósitos y cada advertencia que hace no es por que solo el es Dios y se callan, mas bien lo dice por que aparte de ser Dios el tiene propósitos. No cree ?  
Dios los bendiga. 


¿Es la Identidad de Género dañina para niños?

¿Es la Identidad de Género dañina para niños?

illustration with rainbow, happy children and colorful flowers

Con el impresionante avance de la ideología de género y su establecimiento en muchos currículos educativos, es interesante ver cómo esto ha influido en nuestra sociedad. El pasado 21 de marzo de 2016, la American College of Pediatricians publicó un artículo, con referencias, contestando la pregunta: ¿Es la Identidad de Género dañina para niños?

______

Como no la pudimos conseguir en español, a continuación una traducción literal del artículo publicado originalmente en la página del American College of Pediatricians – el artículo original en inglés, con todas las referencias, puede ser visto pulsando aquí.

______

El American College of Pediatricians solicita a los educadores y a los legisladores a rechazar toda política que condiciona a los niños a aceptar que una vida de interpretación química o quirúrgica del sexo opuesto como algo normal. Hechos – no ideología – determinan la realidad.

______

1. La sexualidad humana es un rasgo objetivo, biológico y binario: “XY” y “XX” son los marcadores genéticos de la salud – no marcadores genéticos de un desorden.

Lo normal del diseño humano es ser concebido macho o hembra. La sexualidad humana es binaria por diseño, con el propósito obvio de la reproducción y la propagación de nuestra especie. Este principio es auto-evidente. Los muy pocos frecuentes desórdenes del desarrollo sexual (DDSs), que incluyen pero no se limitan a feminización testicular y hyperplasia adrenal congénita, son todas desviaciones médicamente identificables de la norma sexual binaria, y son correctamente reconocidas como desórdenes del diseño humano. Individuos con DDSs no constituyen un tercer sexo.

______

2. Nadie nace con un género. Todos nacen con un sexo biológico. Género (la conciencia de ser hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico; no uno biológicamente objetivo.

Nadie nace con una conciencia de sí mismos como macho o hembra; esta conciencia se desarrolla a través del tiempo y, como todos los procesos de desarrollo, puede ser descarrilado por percepciones subjetivas, relaciones, y experiencias adversas desde la infancia en adelante. Personas que se identifican como “sintiéndose del sexo opuesto” o “en algún punto medio” no componen un tercer sexo. Ellos se mantienen siento biológicamente hombre o biológicamente mujeres.

______

3. El que una persona crea que es algo diferente a lo que realmente es, en el mejor de los casos, es una señal de pensamiento confundido.

Cuando un niño biológico y saludable cree que es niña o una niña biológica y saludable cree que es un niño, existe un problema objetivo psicológico en la mente y no en el cuerpo, y se debe tratar como tal. Estos niños sufren de disforia de género. Disforia de Género (GD [siglas en inglés]), antes conocido como Desorden de Identidad de Género (GID), es un desorden mental que fue reconocido como tal en la más reciente edición del Manual de Diagnósticos y Estadísticas de la Asociación Americana Psiquiátrica (DSM-V). Las teorías de enseñanza psicodinámicas y sociales de GD/GID nunca han sido desprobadas.

______

4. La pubertad no es una enfermedad y las hormonas que detienen la pubertad son peligrosas.

Reversible o no, las hormonas que detienen la pubertad inducen un estado de enfermedad – la ausencia de pubertad – e inhiben el crecimiento y fertilidad en un niño biológicamente saludable.

______

5. De acuerdo con el DSM-V, tanto como el 98% de los niños confundidos en cuanto a género y el 88% de las niñas confundidas en cuanto a su género eventualmente aceptan su sexo biológico luego de pasar por la pubertad naturalmente.

______

6. Niños que utilizan hormonas que detienen la pubertad para interpretar el sexo opuesto van a requerir hormonas del sexo opuesto tarde en su adolescencia. Éstas hormonas del sexo opuesto (testosterona y estrógeno) son asociadas con peligrosos riesgos de salud, que incluyen pero no se limitan a alta presión, coágulos, infartos y cáncer.

______

7. La taza de suicido es 20 veces mayor entre adultos que utilizan hormonas del sexo opuesto y que pasan por una cirugía de cambio de sexo, aún en Suecia que es uno de los países que más afirma LGBQT.

¿Qué persona sensata y compasiva condenaría a niños este destino sabiendo que, al pasar la pubertad, tanto como 88% de niñas y 98% de niños eventualmente aceptarán la realidad y lograrán un estado de salud mental y física?

______

8. Condicionar a niños a creer que una vida de interpretación química y quirúrgica del sexo opuesto es algo normal y saludable es abuso infantil.

Promoviendo disonancia de género como algo normal via la educación pública y política legal confundirá a niños y a padres, llevando a más niños a presentarse a “clínicas de género” donde se les proveerá con hormonas que detienen la pubertad. Esto, a su vez, asegura que “escogerán” una vida de hormonas del sexo opuesto que son tóxicas y carcinógenas, probablemente escogiendo una innecesaria mutilación quirúrgica de sus partes del cuerpo saludables cuando entren en la adultez.

_______

Nuevamente, pueden buscar todas las referencias y leer el artículo en inglés pulsando aquí.

_______

 

Este post fue copiado del Post amigo https://verdadyfe.com


Cesacionismo y Rebelión

Cesacionismo y Rebelión 

by Alexander Phillips

“No apaguéis al Espíritu; no menospreciéis las profecías.” (1 Tesalonicenses 5: 19-20)
Los versos del 19 al 22 discuten la política apostólica hacia la profecía. Pablo escribe: “No desprecien las profecías,” pero también le dice a los cristianos “Examinadlo todo”.
El cesacionismo es la falsa doctrina que afirma que la manifestación de los dones milagrosos como los presentados en 1 Corintios 12 han cesado desde los días de los apóstoles y la finalización de la Escritura. Aunque no hay evidencia bíblica para esta posición, uno de los motivos principales de esta invención es la de garantizar la suficiencia de la Escritura y la finalización (terminación) de la Escritura. Sin embargo, se ha demostrado que la continuación de las manifestaciones milagrosas de hecho no contradicen estas dos doctrinas ni las ponen en riesgo. Por lo tanto el cesacionismo es a la vez no-bíblico e innecesario.
Más que eso, el cesacionismo es malvado y peligroso. Esto es porque si el cesacionismo es falso, entonces, los que proclaman esta doctrina están predicando rebelión contra el Señor.
La Escritura ordena a los cristianos:
“Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.” (1 Corintios 14: 1).
Si cesacionismo es correcto, pero nosotros no lo sabemos, entonces podríamos todavía obedecer esta instrucción con seguridad, aunque no vayamos a recibir lo que deseamos. Es decir, si la profecía ha cesado pero yo creo que continúa, entonces todavía podría desear el don de profecía, de acuerdo con este mandato, solo que no voy a recibir el don de profecía. No se haría ningún daño.
Por otra parte, como el cesacionista enseña que la profecía ha cesado, entonces, aunque la Biblia diga “procurad los dones espirituales,” él no va a desear los dones espirituales, ya que los dones espirituales no están en funcionamiento, y los dones que las personas piensan que tienen son necesariamente falsos. Esto también se aplica a la profecía en particular. Así que, aunque Pablo dice: “No menospreciéis las profecías,” el cesacionista debe tratar todas las profecías con desprecio, ya que cree que la profecía ha cesado, por lo que todas las profecías hoy son falsas. Su punto de vista hacia la profecía debe ser “rechazadlo todo” en lugar de “Examinadlo todo” Pero, nuevamente, si el cesacionismo es falso, entonces esta persona estaría predicando rebelión contra los mandamientos bíblicos que proponen anhelar y examinar las manifestaciones espirituales.
Dado que los mandamientos “procurad los dones espirituales”, “no menospreciéis las profecías,” y “Examinadlo todo” son reveladas por la autoridad divina e infalible, el cesacionista debe presentar un argumento infalible para que estos resulten inaplicables para hoy. Si no puede proporcionarnos esto pero sigue defendiendo el cesacionismo de cara a estos mandatos bíblicos explícitos, entonces ¿No es obvio que se ha condenado a sí mismo ante Dios, incluso si esta persona estuviera bien afirmando que los dones han cesado? Ningún cristiano debería atreverse a seguir a tal persona o creer en su doctrina. Si una persona predica cesacionismo pero no puede probarlo – si no puede proporcionar un argumento infalible para ello (ya que el mandamiento de desear las manifestaciones espirituales es clara e infalible), entonces esto significa que conscientemente predica rebelión contra algunos de los mandamientos claros de la Escritura. ¿Por qué entonces, no habría de ser retirado del ministerio o incluso excomulgado de la iglesia?
Dado que los argumentos a favor del cesacionismo son forzados y débiles, y puesto que esta doctrina representa un gran peligro, lo mejor es creer en la Escritura tal como está escrita, y obedecer sus órdenes como están expresadas – es decir, “procurad los dones espirituales” y “Examinadlo todo.” Esta posición es fiel a las declaraciones directas de la Escritura, pero requiere valentía resistir a los argumentos falaces, la intimidación académica, y las tradiciones de la iglesia.
Inherente a este enfoque bíblico está la protección contra los fanáticos carismáticos y los falsos milagros. La Biblia nos enseña a “Examinarlo todo”, y puesto que es suficiente, es capaz de exponer milagros falsos y falsas profecías. La respuesta no es afirmar que los dones han cesado, sino seguir las instrucciones que la Biblia ya ha dado sobre el tema. Esta posición, que debemos seguir lo que la Escritura dice, nos ofrece una protección perfecta incluso si el cesacionismo es correcto. Si la profecía ha cesado de hecho, cualquier profecía hoy es falsa. Puesto que la Biblia es una revelación suficiente, la información que contiene, nos permitirá “Examinarlo todo”, de manera que cualquier supuesta profecía será probada hoy en día, y si se comprueba falsa, será condenada, o si el contenido es tal que no es comprobable, será ignorada.
El cesacionismo enseña a abandonar algunos mandatos divinos sin garantía divina, y por lo tanto predica la rebelión, pero la posición de que debemos obedecer tanto “procurad los dones espirituales” y “Examinarlo todo” predica la obediencia al Señor, y es, al mismo tiempo, capaz de protegernos contra todo engaño. No hay peligro en desear dones espirituales, siempre y cuando también lo examinemos todo – si todas las manifestaciones espirituales son falsas, entonces vamos a exponer a los falsos cuando los probamos, y así vamos a considerarlos falsos. Una persona que hace esto está a salvo de juicio.
Autor: Vicent Cheung
Fuente: http://www.vincentcheung.com/2009/03/09/cessationism-and-rebellion/
Traducción: Alexander Phillips para [Espíritu Reformado]

https://teologiayapologetica.wordpress.com/
Este post fue tomado del blog amigo Espíritu Reformado. 


La Verdadera Navidad

La Verdadera Navidad 

por Daniel Brito

Hace ya unos años que estuve leyendo en un blog cuyo nombre no voy a mencionar, donde el autor estaba comparando Halloween con Navidad, a lo que él le llamaba la hipocresía de la Iglesia que no celebra Halloween por sus orígenes paganos, y sin embargo sí celebra Navidad que, según él, también tiene orígenes paganos.

Sin entrar en muchos detalles, no se puede comparar Halloween con Navidad; porque Halloween tuvo orígenes paganos, pero sigue siendo una fiesta pagana. Muy diferente a Navidad, que, aunque la Iglesia escogió una fecha para celebrar la Encarnación del Hijo de Dios en un tiempo que se celebraba una fiesta pagana, no se hizo para celebrar el paganismo, sino para ofrecerle al Cristianismo razón para celebrar y anunciar la Encarnación del Verbo Eterno: JESUCRISTO. Quiero decir con esto que Navidad celebraba la Encarnación del Verbo Eterno, y sigue siendo la celebración de la Encarnación del Verbo Eterno, mientras que Halloween celebraba y celebra lo demoníaco. Comparar Navidad con Halloween no solamente es absurdo, sino que es deshonesto.

Quiero compartir algunos puntos sobre la importancia de lo que la verdadera Navidad es. Navidad en realidad no tiene nada que ver con Santa Claus, o los Reyes Magos del 6 de enero, o cualquier otra celebración. Navidad es el recuerdo de la encarnación del Hijo de Dios. El Evangelio de Juan 1:14 dice:

«Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.»

Navidad es celebrar a Dios con Nosotros. El Evangelio de Mateo citando a Isaías, dice:

«HE AQUI, LA VIRGEN CONCEBIRA Y DARA A LUZ UN HIJO, Y LE PONDRAN POR NOMBRE EMMANUEL, que traducido significa: DIOS CON NOSOTROS.» (Mateo 1:23).

Qué diferencia con otros llamados profetas, o fundadores de religiones, que han sido hombres mortales. JESUCRISTO es Emmanuel, o sea Dios con Nosotros. JESUCRISTO es Dios Manifestado en Carne. 1 Timoteo 3:16 dice:

«E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: El fue manifestado en la carne, vindicado en el Espíritu, contemplado por ángeles, proclamado entre las naciones, creído en el mundo, recibido arriba en gloria.»

JESUCRISTO tuvo un Nacimiento Virginal siendo engendrado del Espíritu Santo. Lucas 1:34-38 dice:

«Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto, puesto que soy virgen? 35Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso lo santo que nacerá será llamado Hijo de Dios.36Y he aquí, tu parienta Elisabet en su vejez también ha concebido un hijo; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril. 37Porque ninguna cosa será imposible para Dios.38Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.»

Esto es muy importante por dos razones:

1. Dios hace milagros y la encarnación del Verbo Eterno fue milagrosa.

2. JESUCRISTO no era un simple hombre, porque siendo el Dios eterno, se hizo hombre. Él no podía ser hijo de un hombre y una mujer como nosotros. Él se hizo hijo del hombre a través de la mujer (María), creando El Espíritu Santo los elementos necesarios para la concepción milagrosa. JESUCRISTO no podía heredar el pecado original que todos nosotros heredamos por medio de nuestros padres. JESUCRISTO vino a ser la Oveja Perfecta para el Sacrificio perfecto. La vida de JESÚS fue una vida inmaculada.

JESUCRISTO vino a salvar al mundo de sus pecados; eso es lo que el nombre de JESÚS quiere decir. Mateo 1:21 dice:

«Y dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados..»

Las palabras tan hermosas de Juan 3:16 nos recuerdan el amor de Dios hacia la humanidad, y la verdadera razón por la encarnación del Hijo de Dios:

«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.»

La Verdadera Navidad es recordar que JESUCRISTO se hizo hombre para salvarnos de nuestros pecados. Juan 8:51 dice:

«Ciertamente les aseguro que el que cumple mi palabra, nunca morirá.»

Eso es una promesa de vida eterna. Es por eso que podemos decir que Navidad es una celebración importante para nosotros. En un mundo donde solamente oímos de calamidades y de tristeza, podemos estar seguros que Navidad nos habla de Redención, vida eterna, y una nueva creación. El Hijo de Dios se hizo carne, llegando a ser el Hijo del Hombre, para salvar nuestras vidas de la condenación del pecado. La esperanza para el Mundo entero es JESUCRISTO el Hijo de Dios; y Él es el único que nos puede dar entrada a las Moradas Celestiales. Recuerden que, sin Navidad, no tenemos el Sacrificio y la Resurrección de JESUCRISTO. Ambos van juntos. Eso estimados hermanos/as, es la razón por qué celebramos Navidad.

Que Dios les Bendiga.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia de las Américas.

por Daniel Brito

Hace ya unos años que estuve leyendo en un blog cuyo nombre no voy a mencionar, donde el autor estaba comparando Halloween con Navidad, a lo que él le llamaba la hipocresía de la Iglesia que no celebra Halloween por sus orígenes paganos, y sin embargo sí celebra Navidad que, según él, también tiene orígenes paganos.

Sin entrar en muchos detalles, no se puede comparar Halloween con Navidad; porque Halloween tuvo orígenes paganos, pero sigue siendo una fiesta pagana. Muy diferente a Navidad, que, aunque la Iglesia escogió una fecha para celebrar la Encarnación del Hijo de Dios en un tiempo que se celebraba una fiesta pagana, no se hizo para celebrar el paganismo, sino para ofrecerle al Cristianismo razón para celebrar y anunciar la Encarnación del Verbo Eterno: JESUCRISTO. Quiero decir con esto que Navidad celebraba la Encarnación del Verbo Eterno, y sigue siendo la celebración de la Encarnación del Verbo Eterno, mientras que Halloween celebraba y celebra lo demoníaco. Comparar Navidad con Halloween no solamente es absurdo, sino que es deshonesto.

Quiero compartir algunos puntos sobre la importancia de lo que la verdadera Navidad es. Navidad en realidad no tiene nada que ver con Santa Claus, o los Reyes Magos del 6 de enero, o cualquier otra celebración. Navidad es el recuerdo de la encarnación del Hijo de Dios. El Evangelio de Juan 1:14 dice:

«Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.»

Navidad es celebrar a Dios con Nosotros. El Evangelio de Mateo citando a Isaías, dice:

«HE AQUI, LA VIRGEN CONCEBIRA Y DARA A LUZ UN HIJO, Y LE PONDRAN POR NOMBRE EMMANUEL, que traducido significa: DIOS CON NOSOTROS.» (Mateo 1:23).

Qué diferencia con otros llamados profetas, o fundadores de religiones, que han sido hombres mortales. JESUCRISTO es Emmanuel, o sea Dios con Nosotros. JESUCRISTO es Dios Manifestado en Carne. 1 Timoteo 3:16 dice:

«E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: El fue manifestado en la carne, vindicado en el Espíritu, contemplado por ángeles, proclamado entre las naciones, creído en el mundo, recibido arriba en gloria.»

JESUCRISTO tuvo un Nacimiento Virginal siendo engendrado del Espíritu Santo. Lucas 1:34-38 dice:

«Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto, puesto que soy virgen? 35Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso lo santo que nacerá será llamado Hijo de Dios.36Y he aquí, tu parienta Elisabet en su vejez también ha concebido un hijo; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril. 37Porque ninguna cosa será imposible para Dios.38Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.»

Esto es muy importante por dos razones:

1. Dios hace milagros y la encarnación del Verbo Eterno fue milagrosa.

2. JESUCRISTO no era un simple hombre, porque siendo el Dios eterno, se hizo hombre. Él no podía ser hijo de un hombre y una mujer como nosotros. Él se hizo hijo del hombre a través de la mujer (María), creando El Espíritu Santo los elementos necesarios para la concepción milagrosa. JESUCRISTO no podía heredar el pecado original que todos nosotros heredamos por medio de nuestros padres. JESUCRISTO vino a ser la Oveja Perfecta para el Sacrificio perfecto. La vida de JESÚS fue una vida inmaculada.

JESUCRISTO vino a salvar al mundo de sus pecados; eso es lo que el nombre de JESÚS quiere decir. Mateo 1:21 dice:

«Y dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados..»

Las palabras tan hermosas de Juan 3:16 nos recuerdan el amor de Dios hacia la humanidad, y la verdadera razón por la encarnación del Hijo de Dios:

«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.»

La Verdadera Navidad es recordar que JESUCRISTO se hizo hombre para salvarnos de nuestros pecados. Juan 8:51 dice:

«Ciertamente les aseguro que el que cumple mi palabra, nunca morirá.»

Eso es una promesa de vida eterna. Es por eso que podemos decir que Navidad es una celebración importante para nosotros. En un mundo donde solamente oímos de calamidades y de tristeza, podemos estar seguros que Navidad nos habla de Redención, vida eterna, y una nueva creación. El Hijo de Dios se hizo carne, llegando a ser el Hijo del Hombre, para salvar nuestras vidas de la condenación del pecado. La esperanza para el Mundo entero es JESUCRISTO el Hijo de Dios; y Él es el único que nos puede dar entrada a las Moradas Celestiales. Recuerden que, sin Navidad, no tenemos el Sacrificio y la Resurrección de JESUCRISTO. Ambos van juntos. Eso estimados hermanos/as, es la razón por qué celebramos Navidad.

Que Dios les Bendiga.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia de las Américas.

Nota del Administrador: Este por´t fue Tomado del blog amigo del Pastor Daniel.