El valor de la obediencia

El valor de la obediencia

“Para ayudarnos a ver el valor de la obediencia supongamos que tu trabajas para mí. De hecho, tú eres mi asistente ejecutivo en una compañía que está creciendo rápidamente. Yo soy el dueño y yo estoy interesado en expandirme en el extranjero. Para sacar esto adelante, hago planes para viajar al extranjero y permanecer allí hasta que una nueva sucursal se establezca. Puedo hacer todos los arreglos para mi familia y trasladarnos a Europa durante seis a ocho meses. Y te dejo a cargo de la organización en Estados Unidos.  Yo te digo que voy a escribir con regularidad y te daré las instrucciones para seguir adelante. 

Pasan los meses. Un flujo de cartas se envían desde Europa y recibidas por ti en la sede nacional. Escribí todas mis expectativas.

Por último, vuelvo. Poco después de mi llegada, voy a la oficina y me sorprende lo que veo. La hierba ha crecido alto. Algunas ventanas frente la calle están rotas. Entro en la habitación de la recepcionista. Ella está haciendo las uñas, mastica chicle y escucha su estación de discoteca favorita. Miro a mi alrededor y observo que las papeleras se desbordan. La alfombra no se ha aspirado durante semanas, y nadie parece preocupado de que el propietario ha vuelto.

Pregunto, “¿Qué santos está pasando aquí?  ¿No tiene alguno de ustedes las cartas que escribí desde Europa?” 

“Cartas? Oh, sí! ¡Claro! Tengo cada una de ellas. Hemos estudiado sus cartas todos los viernes por la noche desde que se fue. Incluso hemos dividido al personal en grupos pequeños para discutir muchas de las cosas que escribió.  Algunas de las cosas eran realmente interesantes.   Usted estará encantado de saber que algunos de nosotros hemos aprendido de memoria algunas de sus frases y párrafos. “

“Pero ¿han hecho lo que pedí en esas cartas?”

“No.  No hemos hecho nada.”

¿Estamos obedeciendo la Palabra de Dios o solamente la conocemos bien?

Publicado por Pastor Damián Ayala

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las hace, será semejante a un hombre prudente que edificó su casa sobre la peña.
– San Mateo 7:24

 



Un Comentario on “El valor de la obediencia”

  1. sebastian soto dice:

    Tenemos al mejor de los maestros, hay que ser el mejor de los alumnos, y entraremos al reino de los cielos, para la eternidad, graduados por el mismo Jesucristo, llenos de su Santo Espíritu, del agrado de Dios conforme al estándar que puso, Amen, Amen y Amen se obediente y has la voluntad del Creador.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 514 seguidores